La alegría de cocinar junto a los nietos

Los privilegiados vínculos entre abuelos y nietos suelen basarse en el  intercambio, la afabilidad, la dulzura y el placer. Entre ellos, la complicidad es a menudo una buena manera de transmitir valores. Y en los momentos que se comparten con los abuelos, la alimentación juega un papel clave: ir al mercado, coger verduras en la huerta, pelar patatas, preparar mayonesa, batir huevos, hornear galletas… Los niños convertirán estos momentos en hermosos e imborrables recuerdos.

Los lazos familiares

A medida que los niños crecen, estos momentos se transformarán en transmisión de conocimientos culinarios. Algo que resulta esencial en una época en el que cada vez hay menos tiempo para cocinar y se recurre más y más a las comidas preparadas o rápidas. Los platos que se transmiten de generación en generación y cuyos secretos están bien guardados, son realmente parte de la identidad familiar. Las comidas que hemos saboreado en familia desde pequeños son una parte integral de los lazos que nos unen a ella. Este patrimonio se debe transmitir a diferentes miembros de la familia para preservarlo. De otra manera, al no estar registrado en ningún sitio, se perderá. ¿Quién no ha probado el bizcocho de un amigo y trató sin éxito de conseguir la receta secreta de su abuela? A menudo, para ver los ojos de los niños brillar, basta con nombrar sus platos familiares favoritos.

Los platos y postres obligados

Cada familia tiene sus recetas y platos favoritos. Pero existen también existen recetas obligadas para compartir entre niños y adultos. Estas son, por ejemplo, las mermeladas, un momento gourmet que a los niños les encanta compartir con sus abuelos. Los postres son también una apuesta segura, especialmente los pasteles, pero también el arroz con leche o el flan de huevo acompañado de nata.

Para las comidas, siempre encontraremos algunas recetas de familia ligadas a una región o a generaciones anteriores pero adaptadas al gusto de hoy o de los nuevos miembros.

Volver a las tradiciones

Este conocimiento culinario va más allá de las recetas. También se trata de transmitir las destrezas y los consejos que permitirán personalizar los platos y garantizar su éxito. Por no hablar del legado de otra sabiduría que no se puede aprender en la escuela: cómo elegir las frutas y verduras o cómo armar un ramito de hierbas aromáticas. Y en un mundo que tiende a ser cada vez más diverso, es probable que los abuelos hayan nacido en otros países o culturas y aporten sus propias tradiciones culinarias. Encontrar sus raíces en la cocina es también una manera de crear fuertes vínculos con los abuelos.

A. Sousa

A-A. Epis de Fleurian

Otros contenidos del dosier: En la cocina

Comentarios

Artículos destacados

Blue Majik: el superalimento que debes probar
Blue Majik: el superalimento que debes probar

¿Un superalimento? ¿Un colorante? ¿Una especia? Si estás en las redes seguro que ya has visto platos de comida de color...

Todo sobre el té matcha
Vegetarianos: ¿viven más?
Nitratos y nitritos en alimentos
Café: alternativas sin cafeína
Vegetariano: ¿Sabes elegir las proteínas?

Ser vegetariano o vegano es una tendencia que gana adeptos día a día, pero ¿sabes cómo elaborar menús vegetarianos...

Hacer otros Test