La dieta de fibras del doctor Siegal

Recordatorio: las tres fuentes alimenticias fundamentales para el organismo son los glúcidos, los lípidos y las proteínas. Estas sustancias forman parte de los alimentos que ingerimos diariamente.

Las fibras no pueden considerarse como alimentos: son células filamentosas que conforman los tejidos animales o vegetales. No tienen valor calórico pero facilitan el tránsito intestinal. Las fibras disminuyen los riesgos de la diabetes, la arterioesclerosis, la gota y protegen contra las afecciones relacionadas con la circulación sanguínea.

El principio del régimen de fibra del doctor Siegal

Está basado en una ingesta cotidiana de fibras, lo que provoca tres consecuencias:

  • El volumen de fibras y su capacidad de absorber los líquidos provocan sensación de saciedad y atenúan el apetito.
  • Las fibras aceleran el proceso intestinal, disminuyendo el aporte calórico de los otros alimentos.
  • Al reestablecer el equilibrio entre sustancias nutritivas y fibras, el aparato digestivo se encuentra menos expuesto a los riesgos de un intestino cansado o débil.

Las etapas del régimen del doctor Siegal

El doctor Siegal propone seguir las etapas siguientes:

  • Consultar con un médico antes de comenzar el régimen
  • Incluir en la alimentación cotidiana al menos siete gramos de fibras bajo la forma de cereales puros (unas nueve cucharadas de salvado natural, en grano o en polvo)
  • Consumir un tercio de la cantidad total de fibras durante las tres comidas principales. No añadir azúcar ni miel, eventualmente, un edulcorante de síntesis (sin calorías). Por el contario, se puede recurrir libremente a las especias, los condimentos y las salsas, pero ojo con que éstas últimas no sean muy calóricas.

Sólo utilizar harina completa

Aumentar gradualmente la cantidad de salvado antes de alcanzar la dosis óptima correspondiente a las nueve cucharadas al cabo de varias comidas.

Para evitar eventuales carencias de vitaminas, sería aconsejable consumir todos los días comprimidos multivitamínicos.

¿Qué alimentos utilizar?

Se puede comer pollo o pavo libremente, con la condición de quitarle la piel, donde se encuentra la mayoría de las grasas.

La carne magra está permitida pero en cantidades limitadas: las porciones no deben exceder los 60 o 70 gramos.

El cerdo, los sesos, las salchichas y la morcilla quedan totalmente prohibidos.

Se aconseja consumir hígado una vez a la semana y pescado dos veces a la semana.

Evitar al máximo el aceite y la mantequilla.

Si fuera posible, acompañar cada comida de una ensalada.

Beber únicamente leche desnatada.

Prohibir el alcohol, ejemplo de un alimento rico en calorías y exento de fibras.

Beber mucho líquido sin azúcar, en particular cinco minutos después de cada comida y antes de acostarse.

M. Fabrizio

Otros contenidos del dosier: Dieta de la fibra

Comentarios

Artículos destacados

Blue Majik: el superalimento que debes probar
Blue Majik: el superalimento que debes probar

¿Un superalimento? ¿Un colorante? ¿Una especia? Si estás en las redes seguro que ya has visto platos de comida de color...

Todo sobre el té matcha
Vegetarianos: ¿viven más?
Nitratos y nitritos en alimentos
Café: alternativas sin cafeína
Vegetariano: ¿Sabes elegir las proteínas?

Ser vegetariano o vegano es una tendencia que gana adeptos día a día, pero ¿sabes cómo elaborar menús vegetarianos...

Hacer otros Test