Los riesgos de las dietas restrictivas para la fertilidad de la mujer

Los ginecólogos ven llegar a su consulta a cada vez más chicas o mujeres jóvenes que se quejan de reglas irregulares o ausencia de las mismas. Estas anomalías en el ciclo menstrual son, a menudo, una de las consecuencias de una dieta excesivamente restrictiva o, simplemente, de una alimentación demasiado baja en grasas.

Impacto de las dietas en la fertilidad

El profesor Jacques Bringer, jefe del departamento de endocrinología del Hospital Universitario de Montpellier, advierte:"Al imponerse inútilmente restricciones alimentarias, las mujeres alteran su ciclo menstrual y corren el riesgo que su fertilidad disminuya". Destaca que "el peso, la forma de alimentarse y la frecuencia de las comidas afectan en gran medida a la regulación hormonal ovárica. "Y al querer mantenerse de forma permanente por debajo de su peso fisiológico, las mujeres jóvenes pueden poner en riesgo sus posibilidades de tener un bebé...".

Las dietas desorganizan el ciclo menstrual

La menstruación sólo puede aparecer en una adolescente cuando su "grasa corporal" es suficiente (es por eso que las deportistas jóvenes, que entrenan mucho, tienen más músculo y menos grasa que otras adolescentes y, por tanto, una pubertad más tardía). Pero para que los ciclos menstruales se sucedan con normalidad, estas reservas de grasa corporal deben mantenerse a niveles adecuados. Si las jóvenes se imponen restricciones alimentarias excesivas y pierden demasiado peso, su menstruación se vuelve irregular y finalmente puede acabar por detenerse. El Dr. Bringer precisa que tres días de régimen estricto pueden ser suficientes para interrumpir el ciclo menstrual.

Problemas de ovulación: cuidado con la supresión de lípidos

Los trastornos de ovulación también pueden aparecer como resultado de la disminución demasiado marcada de lípidos alimentarios. Por lo tanto, incluso si conserva un peso normal, la mujer que reduce excesivamente su consumo de grasa (cuerpos grasos y grasas de constitución en los alimentos) puede ver como su regla se interrumpe. Esto se debe a la activación de mecanismos hormonales que hacen intervenir la leptina, la insulina y la hormona de crecimiento.

Por lo tanto, en ausencia de una anomalía hormonal (que es algo bastante infrecuente) y, por supuesto salvando el periodo de embarazo, la interrupción de la menstruación en una mujer joven o una adolescente debe considerarse como una importante señal de alarma que debe incitar a la revisión de todo el comportamiento y, en particular, de la dieta.

A. Laurent

Fuente:

Coloquio Europeo "Mujeres y nutrición" organizado en Paris por el CERIN, 26 y 27 de octubre 2000.

Otros contenidos del dosier: Peligros de las dietas

Comentarios

Artículos destacados

Los beneficios del té de kombucha
Los beneficios del té de kombucha

Popular, sana y adictiva por su agradable sabor. Así es la kombucha, la bebida de la que todo el mundo habla. ¿Todavía no...

Leche de búlgaros: beneficios y preparación
Cómo adelgazar sin privarse
Peligros de las dietas en la fertilidad femenina
Propiedades benéficas del diente de león
Vegetariano: ¿Sabes elegir las proteínas?

Ser vegetariano o vegano es una tendencia que gana adeptos día a día, pero ¿sabes cómo elaborar menús vegetarianos...

Hacer otros Test