Agar-agar y espirulina: dos algas para cuidar la línea y la salud

Las algas poseen numerosas cualidades. Las más conocidas hoy en día son el agar-agar y la espirulina.

El agar-agar: un alga para controlar tu apetito

El agar-agar es una gelatina 100% vegetal extraída de una pequeña alga roja que se comercializa en forma de polvo blanco. Constituida en un 80% por fibras solubles, se hincha en el estómago y controla el apetito. Además, crea una especie de gel que “engañaría” al colesterol. Utilizada tradicionalmente en la alimentación japonesa, este extracto de alga posee numerosos beneficios para perder peso. En cuanto a su aporte calórico, es casi inexistente.
“Al igual que las demás fibras solubles (presentes en las mayor parte de las frutas y verduras en dosis bastante más bajas), las del agar-agar absorben una parte de las grasas y de los azúcares de la comida, reduciendo así la asimilación de calorías por nuestro organismo, explica Anne Dufour en su libro ‘Agar-Agar, la nueva arma anti-kilos’. De media se presencia una reducción de cerca de 300 calorías consumidas al día”.

Cómo usar el agar-agar

Puedes consumir agar-agar de múltiples maneras: antes de comer, por ejemplo, un minuto antes de que se terminen de cocinar tus platos o en recetas adelgazantes como gelatina de fruta, flan, etc. Si escoges tomarla antes de la comida, añade un gramo de agar-agar a una bebida caliente (té, caldo, sopa) y deja hervir un minuto. Después mézclalo bien y bébetelo rápidamente. El color y el sabor no sufrirán ningún cambio. Otro truco es añadir el extracto de alga a tus platos calientes un minuto antes de que acaben de cocinarse mezclándolo bien. Este “aditivo” te llenará antes y así consumirás menos calorías. Por último, también puedes sustituir la gelatina alimentaria por el agar-agar en todas las recetas clásicas.
“Un gramo de agar-agar al día es una media adecuada, apunta Anne Dufour. Tres gramos, sea cual sea su forma de utilización, es la dosis máxima diaria”. De hecho, si se consume en dosis muy elevadas tendrá un efecto laxante. Puedes comprar el agar-agar en bolsas predosificadas en las tiendas dietéticas pero también por encargo en las farmacias.

La espirulina, ¿la aliada antidiabetes?

La espirulina es una cianobacteria también llamada “alga azul” que existe desde hace más de tres mil millones de años y que contiene un porcentaje elevado de proteínas y de nutrientes. A menudo considerada como un “súperalimento”, se le atribuyen numerosas propiedades (anticáncer, antiedad, refuerzo del sistema inmunitario...). Sin embargo, los estudios referidos al hombre a veces se contradicen. En lo que respecta a la reducción de la diabetes, algunos estudios muestran que consumir espirulina puede mejorar el control de la glucemia en personas diabéticas aunque las alegaciones relativas a la pérdida de peso todavía no han sido probadas. “Los beneficios de la espirulina se basan, a menudo, en testimonios contradictorios y pocos estudios confirman sus beneficios”, explica Loïc Charpy, director de estudios al IRD (Instituto Francés de Investigación para el Desarrollo).
Resumiendo, las algas están ganando terreno en nuestras dietas alimentarias pero su eficacia dependerá siempre de una alimentación equilibrada.

D. Tordjman

Otros contenidos del dosier: Todo lo que necesitas saber sobre la fitoterapia

Comentarios

Artículos destacados

Blue Majik: el superalimento que debes probar
Blue Majik: el superalimento que debes probar

¿Un superalimento? ¿Un colorante? ¿Una especia? Si estás en las redes seguro que ya has visto platos de comida de color...

Todo sobre el té matcha
Vegetarianos: ¿viven más?
Nitratos y nitritos en alimentos
Café: alternativas sin cafeína
Vegetariano: ¿Sabes elegir las proteínas?

Ser vegetariano o vegano es una tendencia que gana adeptos día a día, pero ¿sabes cómo elaborar menús vegetarianos...

Hacer otros Test