Fitoterapia: la solución contra las enfermedades del invierno

Conocida desde hace milenios, la fitoterapia utiliza plantas medicinales con finalidades terapéuticas y estos remedios se pueden presentar en varias formas (en infusión, cápsulas, aceites esenciales para inhalar, para desprender en el aire o para aplicar durante un masaje...) facilitando así su uso en la vida cotidiana.

Prevención: estimula tus defensas inmunitarias

Cuando el termómetro cae, el organismo tiende a debilitarse; por ello, es importante reforzar el sistema inmunitario y acabar con los microbios presentes en el ambiente. "Para cuidar el ambiente de tu hogar, puedes difundir aceites esenciales como el pino, el eucalipto, la malaleuca o alcanforero" propone Isabelle Pacchioni, coautora de una guía de aromaterapia. Otro truco: utiliza un spray que contenga una mezcla de aceites esenciales con virtudes antibacterianas.

A tope de energía gracias al ginseng

Te cuesta despertarte, concentrarte... En caso de fatiga pasajera, puedes recurrir al ginseng, una planta que contiene activos revitalizantes. La raíz, rica en principios activos, se recoge después de cuatro o seis años de cultivo. Puede consumirse en infusión (cuando se hierve se vuelve roja) y también en cápsulas (una por la mañana y otra por la noche) con un vaso grande de agua.

Si te encuentras totalmente exhausta, también puedes encontrar cápsulas compuestas de raíz de ginseng y semillas de cola, un árbol cultivado en varios países de África ecuatorial con propiedades estimulantes.

Prevenir el estado gripal con el quino

¿Tienes frío, luego calor y sientes agujetas o punzadas por todo el cuerpo? ¡No dejes que la gripe siga avanzando! Vete a casa, descansa y toma una infusión de corteza de quino (también puedes encontrar extracto de quino en comprimidos). Para las fans de las infusiones, basta con verter agua hirviendo en, aproximadamente, un gramo de raíz de quino, dejar reposar durante 10 minutos y colar.

Su principal activo, la quinina, fue aislado en 1820 por los farmacéuticos franceses Pelletier y Caventou y se recomienda en caso de fiebre pasajera.

Esta planta se utiliza también en caso de pérdida de apetito pero, en general, ¡el frío da más ganas de comer!

Sauce contra la fiebre y el dolor de cabeza

Es bastante desagradable tener fiebre o dolor de cabeza. Si estos malestares no son demasiado fuertes, la corteza de sauce (en cápsulas o decocción) puede dar buenos resultados ya que posee derivados salicílicos, con las mismas propiedades que la aspirina. Sin embargo, debes recordar que la fiebre es sólo un síntoma así que hacer que baje no basta. "La fiebre no es una enfermedad, sino la defensa del organismo contra una infección" explica Christopher Vasey, naturópata y autor de La fiebre, tu gran aliada  ediciones Obelisco.

Y recuerda: ¡reposo y una vida sana son dos factores necesarios para mantenerse en forma!

D. Bourdet

Otros contenidos del dosier: Todo lo que necesitas saber sobre la fitoterapia

Comentarios

Artículos destacados

Blue Majik: el superalimento que debes probar
Blue Majik: el superalimento que debes probar

¿Un superalimento? ¿Un colorante? ¿Una especia? Si estás en las redes seguro que ya has visto platos de comida de color...

Todo sobre el té matcha
Vegetarianos: ¿viven más?
Nitratos y nitritos en alimentos
Café: alternativas sin cafeína
Vegetariano: ¿Sabes elegir las proteínas?

Ser vegetariano o vegano es una tendencia que gana adeptos día a día, pero ¿sabes cómo elaborar menús vegetarianos...

Hacer otros Test