Fitoterapia y embarazo: plantas para tratar pequeñas dolencias

Durante el embarazo es posible curarse con plantas, pero siempre y cuando se sigan algunas reglas. ¿La primera de todas? No automedicarse.

Hierbas medicinales durante el embarazo: ¡prudencia!

La medicina herbaria es el arte de curarse por medio de las plantas en diferentes formas: tisanas, polvos, extractos secos, tinturas madre, extractos de glicerina o extractos de alcohol. Hay pocos estudios sobre la seguridad de utilizar plantas durante el embarazo. "Nos guiamos por el empirismo: recomendamos las plantas que sabemos no han tenido un impacto negativo en las mujeres embarazadas", señala Caroline Gayet. (3)

La práctica herbaria también se basa en estudios con animales sobre los efectos de las plantas en el embarazo y el feto. "Somos muy cautelosos cuando recomendamos hierbas durante los nueve meses de embarazo: evitamos las mezclas de más de cuatro plantas y en cambio nos limitamos a una o dos, y los tratamientos suelen ser de corta duración", explica la especialista en dietética y herboristería.
La tisana es la forma preferida durante este período. "Hace beber más a la mujer embarazada y no es demasiado cara", añade la doctora Arnal. (4) Los especialistas también recomiendan cápsulas con extractos de plantas. La tintura madre y los jarabes están contraindicados por su contenido en alcohol.

¿Podemos tratarnos sólo con plantas durante el embarazo?

No es recomendable. "Hay que evitar la automedicación, aunque se trate de medicina herbal, especialmente durante el embarazo", advierte la doctora Arnal. La fitoterapia, al igual que los medicamentos alopáticos, pueden tener efectos secundarios o interacciones con otros tratamientos.

La aspérula, por ejemplo, interactúa con los anticoagulantes que a veces se prescriben durante el embarazo para prevenir y tratar las complicaciones tromboembólicas venosas. Además, algunas plantas están totalmente contraindicadas durante el embarazo, especialmente las que tienen un efecto estrógenico, o las útero-tónicas, porque aumentan el riesgo de contracciones.

Otras plantas son tóxicas para la mujer embarazada o el feto. "Las flores del tusilago o uña de caballo, que se preparan en forma de tisana contra la tos, contienen alcaloides tóxicos para el hígado de la mujer embarazada y del bebé por nacer", señala la doctora Arnal.
Por lo tanto, hay que seguir los consejos médicos antes de hacer un tratamiento a base de hierbas. Y también hay que prestar atención a la procedencia de los productos. Comprar en internet no es aconsejable, salvo que sean sitios conocidos, ya que algunas plantas pueden contener productos químicos tóxicos como metales pesados o pesticidas. "Es mejor ir directamente a herbolarios que trabajan con productos biológicos y que venden lo suficiente como para que los productos no envejezcan en las estanterías", aconseja la especialista.

Embarazo: las plantas para aliviar dolores menores

Hay un cierto número de plantas que son seguras y pueden utilizarse durante todo el embarazo. Algunas de estas, sin embargo, sólo deberían utilizarse en el último mes debido a su acción tónica en el útero: las hojas de frambuesa o de zarza, por ejemplo, deben reservarse para tres o cuatro semanas antes de la fecha del parto.

  • Náuseas: el jengibre. Podemos hacer infusiones de jengibre fresco rallado o liofilizado o tomarlo en cápsulas. La mejorana y la melisa también alivian las náuseas.
  • Estreñimiento: semillas de psyllium (dejarlas en agua hirviendo durante 10 minutos y beber la mezcla de agua y semillas antes de acostarse), raíz de malvavisco y flores de malva (en tisana o cápsula). Se toman preferiblemente antes de acostarse. "Normalizan el tránsito intestinal durante la noche", precisa Caroline Gayet.
  • Hemorroides: infusión de hamamelis. El castaño de indias está contraindicado en las mujeres embarazadas.
  • Infecciones del tracto urinario o cistitis: infusiones o cápsulas de brezo.
  • Acidez gástrica: un alga marina, la lithotame. Se toma al comienzo de las comidas tanto en polvo como en cápsula.
  • Acné del embarazo: raíz de bardana, pensamiento y ortiga (no la raíz). "Se puede hacer una mezcla de los tres", sugiere Caroline Gayet.
  • Angina, gripe, resfriados: infusión de tomillo. Ayuda a prevenir las infecciones y es antiséptico. El serpol, de la misma familia, también se puede tomar como tisana. "En caso de fiebre está indicada la flor de saúco", añade Caroline Gayet.
  • Piernas pesadas: la vid roja y el hamamelis, ayudan a la circulación.
  • Dolores en general, dolor de espalda: manzanilla alemana (matricaria) combinada con ulmaria y lavanda, en forma de infusión o cápsulas.
  • Ansiedad, angustia, insomnio: particularmente cuando se acerca la fecha del parto, se puede tomar lavanda, flor de naranjo, melisa o tila. En caso de problemas para conciliar el sueño se puede recurrir a la pasiflora.

Plantas prohibidas en el embarazo

Algunas plantas están contraindicadas en el embarazo. "Simplificando, hay cuatro grupos de plantas que se deben evitar: las que tonifican el útero, las que tienen un efecto hormonal, las plantas que interfieren con la coagulación de la sangre y las que irritan los intestinos", informa la doctora Arnal. 

  • Plantas útero-tónicas (semillas de alholva, hojas de zarza, hojas de menta-poleo, flores de gayuba, hojas de artemisa). Pueden producir contracciones y un aborto involuntario.
  • Plantas irritantes para los intestinos (corteza de cáscara sagrada, hojas de sen o senna, corteza de arracián o frángula, raíz de ruibarbo de China). Pueden causar espasmos que a su vez desencadenen contracciones.
  • Plantas que entorpecen la coagulación sanguínea: raíz de ginseng y angélica china o dong quai. Los factores de coagulación ya son altos en las mujeres embarazadas y suponen un riesgo de coágulos de sangre y por lo tanto, de flebitis.
  • "También se desaconseja la equinácea, para prevenir el riesgo de alergia en el feto", explica Caroline Gayet. Otras plantas  prohibidas en el embarazo son la valeriana, la hierba de San Juan, el propóleo y la cúrcuma.
  • Si estás embarazada y deseas utilizar las hierbas medicinales, habla con tu médico primero y luego busca el asesoramiento de un farmacéutico o un herborista. Solo ellos podrán decirte qué llantas utilizar y cuáles evitar durante los meses de gestación.
  • Plantas de acción hormonal (hojas de salvia, rizoma de cimicifuga, soja, lúpulo, estevia, raíz de ginseng y eleuthero). No se recomiendan durante el embarazo ya que el aporte de estrógenos puede dificultar que el óvulo fecundado se fije a la mucosa del útero durante el primer trimestre del embarazo.

A. S. Glover-Bondeau

Fuentes:

1 - Krystel Moussally, L'utilisation des plantes médicinales en grossesse: prévalence, déterminants et risque de prématurité, (El uso de hierbas medicinales en el embarazo: prevalencia, factores determinantes y riesgo de prematuridad). Documento presentado en la Facultad de Estudios de Posgrado con el fin de obtener el grado de Maestría en Ciencias Farmacéuticas rama Medicación y salud de la población, Facultad de Farmacia, Montreal, 2009.
2 - "- "9 mois sans médicaments" (Nueve meses sin medicamentos), Delphine Mosca, Hachette pratique, 2010
3 - Entrevista con la doctora Bérengère Arnal, ginecóloga-obstetra y fitoterapeuta, exresponsable del diploma universitario de fitoterapia de la Facultad de Medicina París 13. 28 abril 2014. Autora de Syndrome prémenstruel : 4 programmes naturels selon vos symptômes (Síndrome premenstrual, cuatro programas naturales de acuerdo a sus síntomas), Ediciones Thierry Souccar, 2014.
4 - Entrevista con Caroline Gayet, nutricionista y fitoterapeuta.

Otros contenidos del dosier: Todo lo que necesitas saber sobre la fitoterapia

Comentarios

Artículos destacados

Blue Majik: el superalimento que debes probar
Blue Majik: el superalimento que debes probar

¿Un superalimento? ¿Un colorante? ¿Una especia? Si estás en las redes seguro que ya has visto platos de comida de color...

Todo sobre el té matcha
Vegetarianos: ¿viven más?
Nitratos y nitritos en alimentos
Café: alternativas sin cafeína
Vegetariano: ¿Sabes elegir las proteínas?

Ser vegetariano o vegano es una tendencia que gana adeptos día a día, pero ¿sabes cómo elaborar menús vegetarianos...

Hacer otros Test