Biopsia

Las biopsias son útiles para diagnosticar con certeza numerosas enfermedades, particularmente el cáncer.

Indicaciones

El análisis microscópico de tejidos o células permite, casi siempre, establecer un diagnóstico preciso. Mediante la biopsia también puede determinarse la naturaleza de un tumor, ya que éste suele presentar características diferentes si es benigno o canceroso. En el caso de un tumor canceroso, la biopsia de los tejidos vecinos permite saber si se ha extendido a otros órganos (metástasis). También puede recurrirse a esta técnica para determinar la causa de una infección o de una inflamación inexplicable.
En algunas ocasiones, se practican varias biopsias sucesivas para comprobar la evolución de la enfermedad durante el tratamiento. El desarrollo del examen es muy variable: depende de la localización de la lesión y también de la técnica utilizada. La mayor parte de las biopsias son intervenciones poco dolorosas, pero algunas requieren anestesia local (biopsia transcutánea de la mama o de la piel) o general (biopsia quirúrgica de un órgano profundo). Hasta hace pocos años, si el órgano afectado no podía localizarse con el tacto ni era accesible por medio de endoscopia, el médico debía proceder a ciegas para obtener la muestra. Actualmente, los métodos de guía
basados en el escáner o la ecografía permiten realizar biopsias con mucha más precisión y seguridad. Por otra parte, la fabricación reciente de agujas muy finas permite la biopsia de órganos como las glándulas salivales y el páncreas; en estos casos, el empleo de agujas más gruesas resultaba peligroso.

Técnicas

Punción-biopsia. Permite alcanzar un órgano o una lesión, pinchando a través de la piel. Se utiliza una aguja de punta cortante, con la cual se obtiene una muestra de tejido. La biopsia por aspiración se practica con ayuda de una sonda. Suele precisar anestesia local.
Biopsia endoscópica. La endoscopia se practica con la ayuda de un tubo óptico dotado de un sistema de iluminación (endoscopio), el cual se introduce en el órgano que hay que explorar. Generalmente, esta técnica requiere el uso de sedantes para insensibilizar al paciente. Se utiliza para las biopsias de las paredes de los órganos huecos, como los bronquios, la vejiga, el esófago, el estómago y el colon.
Biopsia quirúrgica. Se efectúa sobre un órgano o tumor, en relación a una intervención quirúrgica, normalmente con anestesia general. Se recurre a este tipo de biopsia cuando no es posible emplear otras técnicas (por punción, aspiración o endoscopia) o cuando se sospecha la necesidad de proceder a una extirpación.
El análisis microscópico puede efectuarse inmediatamente. El cirujano espera el resultado para proceder eventualmente a la eliminación de las zonas enfermas, con el objetivo de no tener que intervenir en una segunda ocasión. En este caso, la biopsia se denomina peroperatoria.
Biopsia-exéresis. Consiste en extirpar en una sola vez la totalidad de la parte dañada que se desea analizar en el laboratorio. Se emplea, habitualmente, en los tumores de piel y de mama, y sólo precisa anestesia local.
Biopsia por trepanopunción. Se realiza, generalmente, en la unión entre el hueso de la pelvis y la columna vertebral (cresta iliaca). Se efectúa por medio de una aguja gruesa que se introduce en la médula ósea, de la que se obtiene una muestra. Esta técnica se utiliza cuando un tumor es demasiado grande para permitir una aspiración o cuando hay que examinar la médula ósea.
La obtención de los resulta-dos varía desde sólo unos minutos (biopsia peroperatoria) hasta unos 10 días después.

Efectos secundarios

La biopsia no siempre carece de peligro, ya que puede lesionar un órgano, provocar una hemorragia por traumatismo de un vaso sanguíneo o introducir microorganismos
en el cuerpo. Por ello, sólo se indica su empleo cuando las ventajas superan los inconvenientes.
En la actualidad, la experiencia del cirujano, el empleo de los instrumentos bajo control radiográfico y el uso de una esterilización rigurosa han disminuido considerablemente los riesgos que entraña esta técnica. Quizá su mayor efecto secundario es que en ocasiones la biopsia es una auténtica intervención, que suele requerir anestesia general.

Biopsia de la médula ósea

En la médula ósea se produce la mayoría de los componentes sanguíneos (glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas). La obtención de una muestra de células de la médula ósea (biopsia por aspiración) o de un fragmento de hueso con una porción de médula (biopsia por trepanopunción) puede proporcionar información sobre el desarrollo de los componentes sanguíneos.
La biopsia permite diagnosticar enfermedades de la sangre, especialmente anemia, leucemia, insuficiencia global de producción de glóbulos rojos (insuficiencia medular) y algunas infecciones.

Biopsia de la piel

El objetivo de este examen es obtener una muestra de piel para observarla al microscopio y establecer el diagnóstico de algunas enfermedades de la piel.
El médico aplica anestesia local mediante una inyección subcutánea, que produce la sensación de pequeñas picaduras. Con ayuda de un bisturí, corta un fragmento de piel en todo su espesor (hasta el tejido subcutáneo) y cierra la pequeña incisión con uno o dos puntos de sutura, que se retirarán al cabo de 5 a 8 días. Los resultados se conocen a los 8 días.

Resultados

Los resultados de una biopsia se obtienen en un margen de tiempo muy variable: pueden tardar algunos minutos, en el contexto de una biopsia quirúrgica peroperatoria (el cirujano espera el resultado para determinar la importancia de la operación), o un máximo de 10 días.
El informe de los resultados se envía al médico que ha prescrito el examen.

Otros contenidos del dosier: Diagnosis

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test