El chequeo general

En un chequeo general se controlan el peso y la talla, la tensión arterial, la visión y la audición. Además, se realizan análisis de sangre y de orina y, según la edad, también se revisan los huesos y el corazón. En el caso de las mujeres, se recomienda no sólo la visita a un profesional de la ginecología sino una autoexploración de las mamas que deben llevar a cabo ellas mismas en casa.

Control del peso y la talla

El índice de masa corporal (IMC) es un valor que indica si el peso es el adecuado o si resulta deficitario o excesivo. Este índice se calcula a partir del peso y la talla mediante la siguiente fórmula:
IMC = peso / talla2
Por ejemplo, si alguien pesa 75 kg y mide 1,70 m, su IMC será de 26 (75 / 1,70 2 = 25,95).
Este resultado se relaciona con la clasificación del IMC en peso bajo, normal, sobrepeso, obesidad y gran obesidad, cuyos parámetros se recogen en el cuadro de la página siguiente.
Se recomienda la valoración anual del IMC para evaluar los riesgos que un IMC alterado puede tener sobre la salud. Cuando el IMC se encuentra en el rango de normalidad, entre 20 y 25, hay que intentar mantener el peso. Adoptar hábitos saludables como una alimentación sana, equilibrada y variada, la práctica regular de ejercicio y evitar el consumo de tabaco es lo más recomendable.
Generalmente, con un IMC entre 25 y 30 ya suele aconsejarse la pérdida de peso mediante dieta y ejercicio. Ante IMC superiores a 40, ya se plantean tratamientos más agresivos para conseguir reducir el peso.
La talla puede verse afectada con los años debido, por ejemplo, a la presencia de osteoporosis en la columna vertebral. Las vértebras osteoporóticas son más susceptibles a fracturarse o aplastarse y esas fracturas o aplastamientos vertebrales pueden manifestarse con una pérdida de altura.

Tensión arterial

La tensión arterial alta o hipertensión es un factor de riesgo para la salud, factor que no es posible eliminar pero sí controlar. La hipertensión afecta a personas de todas las edades, aunque es más común entre las que tienen más de 40 años, y está claramente asociada a las enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares. Debido a que puede no dar síntomas en sus primeras fases, también es conocida
como el «asesino silencioso». Por consiguiente, es fundamental el control periódico de la tensión arterial.
La tensión arterial es la presión con la que fluye la sangre a través de las arterias.
Cuando se mide, se registran dos valores:
El primer valor (presión sistólica) mide la presión generada por el latido del corazón.
El segundo valor (presión diastólica) mide la presión que existe entre dos latidos del corazón.
Los valores de la presión arterial en adultos deberían situarse por debajo de 140 mm/Hg para la presión sistólica y por debajo de 90 mm/Hg para la presión diastólica.
La tensión debe tomarse en un ambiente tranquilo, sin ruido y a una temperatura adecuada. El paciente tiene que permanecer en reposo durante cinco minutos antes de efectuar la toma de presión, sentado cómodamente. El brazo en el que se colocará el manguito del esfigmomanómetro (aparato para tomar la tensión) debe estar relajado y apoyado sobre algo. Es recomendable que el paciente no haya ingerido café o bebidas alcohólicas ni fumado al menos desde una hora antes de tomarle la tensión.

Audición

La audiometría es la prueba que se practica para medir el nivel de audición. Es un tipo de exploración que no tiene contraindicación ni riesgo algunos y que sólo requiere un ambiente insonorizado y la colaboración del paciente.
La principal utilidad de la audiometría es la evaluación de la pérdida auditiva, la hipoacusia.
Ante problemas para oír, es importante consultar al personal médico, pues a menudo la pérdida de audición tiene fácil tratamiento si se corrige a tiempo.
El control periódico anual es especialmente importante en las personas que por su trabajo están sometidas a un alto nivel de ruido durante largos períodos de tiempo y en aquellas que siguen un tratamiento a base de fármacos con efectos tóxicos sobre el oído para comprobar si existen lesiones que puedan causar sordera progresiva.
Antes de iniciar la audiometría se procede a la exploración física del oído para descartar la presencia de tapones de cerumen o de otitis, entre otros, que al ser procesos reversibles pueden causar una disminución transitoria de la audición. También se explica al paciente la técnica de manera que entienda que su colaboración es la base de esta prueba diagnóstica.

Agudeza visual

La agudeza visual se define como la capacidad para diferenciar dos puntos u objetos próximos entre sí.
Para determinar la agudeza visual de una persona se le hace leer o decir filas de letras, números o figuras que aparecen en unas pantallas iluminadas denominadas optotipos.
La agudeza visual corresponde a la fila de caracteres más pequeños que cada persona es capaz de leer.
Suele expresarse como la unidad, aunque hay quienes pueden mostrar una capacidad visual superior (como 1,5) o inferior (como 0,5).

Análisis de sangre

Los análisis de sangre son una de las principales herramientas diagnósticas para establecer un pronóstico clínico. Con frecuencia representan la primera exploración que se solicita para diagnosticar una enfermedad y forman parte del seguimiento de la evolución de la misma y del efecto que tiene el tratamiento sobre ella.
Aunque el análisis de sangre también se puede incluir en la revisión médica anual, una analítica de chequeo dentro de los límites de la normalidad no es garantía de buena salud ni de ausencia de alguna enfermedad no detectable con el análisis.
El análisis de sangre se realiza tras un ayuno de al menos seis horas, puesto que la ingesta de alimentos altera numerosos parámetros bioquímicos. La técnica consiste en extraer sangre de una vena (por lo general del brazo) con una aguja e introducirla en unos tubos para evaluar los resultados de los
diferentes grupos de parámetros que se hayan solicitado. Suelen extraerse unos diez mililitros de sangre venosa para cada uno de los tubos.
Entre los parámetros más habitualmente solicitados dentro de un análisis de sangre rutinario se encuentran los que se detallan a continuación.

Hemograma

Mide la hemoglobina (informa sobre la capacidad de la sangre para transportar el oxígeno), el hematocrito (porcentaje del volumen de sangre formado por hematíes o glóbulos rojos), los glóbulos blancos o leucocitos (su número y tipo) y las plaquetas (su número).

Bioquímica sanguínea

Mide sustancias como sodio, potasio, calcio, fósforo, azúcar, enzimas hepáticas, bilirrubina y creatinina.
Proporciona información sobre si órganos como el hígado y el riñón funcionan correctamente. También contribuye a detectar la diabetes (niveles altos de azúcar en la sangre).

Colesterol

Se mide el colesterol total, colesterol LDL (colesterol malo) y colesterol HDL (colesterol bueno).
Cantidades elevadas de colesterol total y colesterol LDL incrementan el riesgo de depósitos de grasa en los vasos sanguíneos. El colesterol HDL contribuye a prevenir y eliminar esos depósitos.

Electrocardiograma

Las revisiones médicas de las personas mayores de 45 o 50 años suelen incluir un electrocardiograma.
El electrocardiograma es el registro gráfico de la actividad eléctrica producida por el corazón mediante unos electrodos que se colocan sobre la piel del paciente, repartidos de la siguiente manera: seis sobre la piel del tórax (en la zona del corazón) y cuatro más en las extremidades, uno en cada muñeca y cada tobillo. Los electrodos combinados así captan las señales eléctricas del corazón y las convierten en un registro gráfico, desde doce puntos de observación, que informan del buen estado del corazón o de la existencia de determinadas alteraciones del mismo, como ritmos anormales, engrosamiento del músculo cardíaco o lesión en dicho músculo.
El electrocardiograma es una exploración que dura unos quince minutos, totalmente inofensiva, no invasiva y que no provoca molestias al paciente. Durante la exploración, el paciente debe estar tumbado en la camilla, relajado y desnudo de cintura para arriba, de manera que se le puedan colocar los electrodos correctamente. Asimismo, tiene que despojarse de joyas y objetos que lleve para eliminar las interferencias que se producirían con el registro de la actividad eléctrica del corazón.

Análisis de orina

Analiza la presencia de sustancias que normalmente no se hallan en la orina. Para realizar un análisis de orina correcto, la muestra debe proceder de la primera orina de la mañana, que representa la orina de toda la noche. Después de lavar los genitales externos se recoge la mitad de la orina del chorro (despreciándose la primera que sale) en un recipiente estéril.
La presencia de leucocitos o glóbulos blancos en la orina significa la existencia de enfermedades infecciosas o inflamatorias en las vías urinarias.

Densitometría ósea

La densitometría ósea es una técnica diagnóstica no invasiva que explora y mide la masa ósea por medio de los rayos X con elevada precisión. En la actualidad constituye la principal herramienta diagnóstica para la osteoporosis (pérdida de masa ósea que incrementa el riesgo de fracturas). Para valorar la densidad mineral ósea en la osteoporosis se mide el contenido mineral óseo de la segunda, tercera y cuarta vértebras lumbares y el cuello del fémur. La realización de la prueba dura unos diez o quince minutos por cada zona que se explora.
Para la prueba, la paciente suele colocarse tumbada boca arriba en una camilla y debe permanecer quieta, relajada y tranquila durante toda la exploración, a fin de que ésta sea lo más útil y fiable posible.
Para explorar la columna lumbar, la paciente debe elevar las piernas y para explorar el fémur, debe permanecer de pie.
Se recomienda la práctica de una densitometría ósea en la menopausia y, en función de los resultados, repetirla periódicamente.

Otros contenidos del dosier: Diagnosis

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test