Radiografías

La radiología ha revolucionado el diagnóstico médico y ha hecho posible la visualización de los huesos, los órganos y otros tejidos internos del organismo, sin tener que practicar una incisión en el cuerpo.

Principios

La radiología utiliza los rayos X, radiaciones electromagnéticas, de longitud de onda extremadamente corta, que pueden atravesar el cuerpo. Estos rayos son absorbidos por las estructuras densas, como los huesos, antes que por los tejidos blandos o los pulmones. Cuando un haz de rayos X se enfoca sobre una película fotográfica, se proyectan sombras de tonalidades diferentes, que producen una imagen radiográfica.

Radiografías con medios de contraste

En las radiografías clásicas, los huesos aparecen claramente, pero los tejidos blandos son menos visibles. Por ello, hacia 1920, los radiólogos empezaron a utilizar
sustancias opacas a los rayos X. Cuando estas sustancias, denominadas medios de contraste, se introducen en los órganos internos, los vasos sanguíneos o los órganos huecos, permiten que aparezca (sobre una pantalla o una placa radiográfica) el contorno de las cavidades que rellenan.

Escáner de rayos x

La radiografía simple superpone y mezcla los diferentes planos del cuerpo. La informática permite resolver este problema, al proporcionar imágenes en corte de los tejidos examinados. La técnica que combina la utilización de la informática y los rayos X es el escáner de rayos X (tomodensitometría), que se inventó en 1970.
Cuando una persona se somete a un escáner, se coloca en un aparato en el que el haz de rayos X recorre, plano por plano, la parte de su organismo que hay que examinar.
El haz es móvil y gira alrededor del cuerpo en un mismo plano. Los detectores miden la cantidad de rayos absorbidos por los tejidos y transmiten la información a un ordenador, que construye una imagen en corte de la zona estudiada. Ésta se visualiza en una pantalla.

Otras técnicas radiológicas

La mamografía es la radiografía de las mamas.
La histerosalpingografía es la radiografía del útero y de las trompas de Falopio.
La urografía y la uretrocistografía son radiografías del aparato urinario.
La arteriografía es la radiografía de las arterias y la flebografía, la de las venas; ambas se agrupan bajo el término de angiografía; la linfografía es la radiografía de las vías y los ganglios linfáticos del abdomen; la angiocardiografía, la de las válvulas y las cavidades cardíacas; la coronariografía, la de las arterias coronarias.
La mielografía es la radiografía de la médula espinal, las raíces de los nervios y las meninges. La saculorradiculografía, un tipo de mielografía, explora el contenido del canal raquídeo.

Otros contenidos del dosier: Diagnosis

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test