¿Cómo curar una ampolla?

Una ampolla, a pesar de ser dolorosa y molesta, no es grave. Una vez la tratamos, y si evitamos cualquier roce, desaparecerá en cuestión de días.

El origen de la ampolla

La ampolla, también denominada flictena en el campo médico, es una herida ocasionada por un roce repetitivo, intenso y rápido provocado, en general, por una actividad física o por un calzado nuevo o poco adaptado. “La ampolla es una agresión cutánea”, explica el podólogo Claude Huertas. “Cuando el roce es lento, la piel se defiende y se dilata. En cambio, cuando el roce es rápido, la reacción de defensa es un desprendimiento de la epidermis con la formación de una pequeña ampolla en cuyo interior almacena un líquido. La ampolla, entonces, actúa como un “sello” entre la dermis y la epidermis”.

Aunque la ampolla suele estar asociada a una actividad deportiva, Claude Huertas nos recuerda que “una piel muy seca también favorece la aparición de ampollas, ya que obliga que la piel reaccione de una forma más inmediata. Sin embargo, es cierto que la hiperhidrosis (exceso de sudación) es más habitual en personas deportistas, pero cabe resaltar que eso no favorece la formación de flictenas”.

¿Zonas propensas a ampollas?

Las zonas predilectas de las ampollas a nivel del pie son “sobre todo, la parte posterior del talón, donde el contrafuerte del calzado roza la piel, pero también bajo la parte delantera del pie, donde hay zonas de presión importantes”, explica el podólogo.

Además de estas zonas más propensas a sufrir ampollas, también hay otros puntos sensibles a un roce continuo, como la parte exterior del dedo pequeño o la punta del dedo gordo del pie.

¿Cómo evitar las ampollas?

La buena noticia es que hoy en día existen productos que permiten evitar la aparición de ampollas. “Para prevenirlas, podemos poner tiritas hidrocoloides sobre las zonas susceptibles a sufrir ampollas o aplicar tópicos anti-roce que retrasarán su aparición. Las personas que padecen hiperhidrosis también pueden tratar su problema de transpiración para evitar la aparición regular de ampollas”.

Claude Huertas también aconseja estar atento a la formación de ampollas si son repetitivas, especialmente en el caso de deportistas. “Cuando uno practica una actividad deportiva regular, suele darse cuenta de que, en general, la ampolla siempre aparece en el mismo punto y después de cierto número de kilómetros, lo que significa que la presión se ejerce sobre ese punto en concreto. Así pues, uno puede corregir el problema estático natural si lleva una ortesis plantar o incluso un talonera, por ejemplo”.

¿Cómo curar una ampolla?

Y, cuando los tratamientos preventivos no son suficientes, conviene tratar la ampolla que ha aparecido para evitar que se vuelva demasiado dolorosa o duradera. Claude Huertas asegura que se puede “agujerear la ampolla, pero desinfectando antes la aguja que se pretende utilizar. Y después, se protege con la ayuda de una tirita”. Pero cuidado, el podólogo también desaconseja retirar la piel superficial que recubre la ampolla, ya que “se trata de una protección, así que no la quitamos porque corremos el riesgo de dejar la piel en carne viva”, lo que será todavía más doloroso.  

Después, no quedará otra que tener paciencia. “La ampolla seguirá siendo dolorosa durante al menos una semana. El tiempo que tarda la dermis en recubrir la epidermis".

¿Y qué pasa con las ampollas de las manos?

"Se seguiría el mismo mecanismo”, explica el profesional. Misma causa, mismo tratamiento. Hacemos una pequeña incisión en la ampolla, siempre después de desinfectarla, y la protegemos. ¿La diferencia? “Una ampolla en la mano cicatriza más rápido que en el pie”, concluye el podólogo.

J. Xavier

Fuentes:

Agradecimiento a Claude Huertas, Presidente de la Asociación para el Desarrollo de la Podología (ADP) y Asesor para los Laboratorios Pierre Fabre.

Otros contenidos del dosier: Urgencias y primeros auxilios

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test