Dolor en el pecho: ¡llama enseguida al 112!

El infarto de miocardio es un coágulo que se forma en las arterias que transportan el oxígeno al corazón. Ello acarrea falta de oxígeno en las células cardiacas y unos síntomas ampliamente conocidos: dolor torácico que se irradia hacia el brazo izquierdo. Con el tiempo, el fenómeno da lugar a lesiones definitivas en una parte de la pared del músculo cardiaco, el miocardio. Si la lesión es muy extensa, el corazón dejará de bombear sangre. Además, el corazón puede acelerarse, lo que puede provocar la muerte por arritmia.

Tratamiento del infarto: desobstruir la arteria

Tratar el infarto es similar a tratar un problema de fontanería: lo principal es desatascar la arteria. A tal fin, contamos con dos medios:

  • La fibrinólisis, que consiste en inyectar un producto para «disolver» el coágulo, y que solo resulta eficaz cuando empiezan a manifestarse los primeros síntomas. En la actualidad, el médico de emergencias puede realizarla en la misma cama del enfermo;
  • La angioplastia, que es una técnica quirúrgica realizada en centros especializados y consiste en dilatar la arteria ocluida con ayuda de un catéter.

Si llegamos muy tarde (más de 6 horas en la práctica), ya no será posible restaurar el flujo y lo único que podremos hacer es intentar prevenir las complicaciones derivadas.

Asistencia inmediata

Por eso es importante asistir de inmediato a un paciente que sufre un infarto. Desde hace unos años, los profesionales —cardiólogos y médicos de urgencias y de cabecera— hacen todo lo que está en su mano para prestar la asistencia debida lo antes posible. Al respecto ha habido grandes progresos y se ha reducido de forma significativa la tasa de mortalidad durante y después de la hospitalización.

Por desgracia, el número de defunciones antes de la llegada al hospital sigue siendo elevado. ¿Por qué? Es posible que se deba, en parte, a que los pacientes no llaman a tiempo al servicio de emergencias, por miedo a molestar "sin motivo" al médico o los enfermeros.

Sujeto con dolor torácico y riesgo: llama de inmediato al 112

Recuerda lo siguiente antes que cualquier otra cosa. Hay personas que tienen mayor riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular:

  • Porque ha habido infartos en su familia;
  • Porque fuman mucho;
  • Porque tienen mucho colesterol;
  • Porque sufren angina de pecho...

Las estadísticas revelan que se producen más accidentes cardiovasculares al amanecer y que también es el momento del día en el que las personas tardan más en llamar al 112.

El dolor torácico puede ser típico, manifestarse en el pecho con irradiación hacia el cuello y el brazo izquierdo, pero también puede localizarse en el estómago. Asimismo, suele ir acompañado de sofocos, náuseas, sudores y angustia.

Por último, las mujeres deben tener todos estos datos muy en cuenta, porque en su caso, aunque estadísticamente sufren menos infartos, la tasa de mortalidad es más alta.

Dra. M. Olivier

Otros contenidos del dosier: Urgencias y primeros auxilios

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test