Intoxicación por el mercurio de los termómetros

Tres son las formas en que podemos encontrar en la naturaleza el mercurio:

  • En forma elemental
  • En forma de sales de mercurio inorgánico (en las pilas, por ejemplo)
  • En forma de mercurio orgánico (lo encontrábamos, antiguamente, en la mercromina, por ejemplo, antes de su retirada).

De las tres formas vamos a centrarnos en el mercurio en su forma elemental, dado que es como se encuentra en los termómetros de este material.

¿Qué sucede si lo tocamos?

Dada su densidad, encuentra muy dificultada su absorción a través de la piel; por lo que no nos resulta tóxico si lo tocamos, siempre que no exista alguna herida a través de la que pueda entrar al organismo.

¿Y si lo ingerimos?

Si es en poca cantidad, tampoco hemos de preocuparnos, dado que su absorción, por el motivo antes referido, es mínima.

Si la cantidad ingerida es mayor, hemos de vigilar las constantes vitales de la persona.

El mercurio puede irritar la mucosa digestiva, a su contacto. Si la irritación es lo suficientemente importante, ésta puede llegar a sangrar. Y un sangrado intenso suele generar una bajada importante de la presión arterial, añadida a un aumento de la frecuencia cardíaca. De ahí que, una de las maneras de constatar los efectos de la intoxicación por mercurio, sea controlar que no exista ninguna de estas dos situaciones (bajada intensa de la tensión arterial, y aumento mantenido de la frecuencia cardíaca, junto a palidez de la piel, sensación de mareo, sudoración profusa...)

Pero, insistimos, si es una cantidad pequeña, apenas tendremos problemas. Quizás algún vómito (por la misma irritación), o la sensación de sabor metálico en la cavidad oral.

Pero si lo inhalamos…

Aquí la cosa cambia: por vía inhalada sí que el mercurio en su forma elemental genera más problemas:

  • Si es una cantidad pequeña (la que encontramos en un termómetro, por ejemplo), y puntual, además de los referidos vómitos y sabor metálico, puede aparecer cierta dificultad respiratoria, y algo de tos. Y poco más.
  • Si la cantidad es puntual, pero grande, el pulmón sí que puede quedar dañado de forma más o menos permanente, e incluso puede absorberse cierta cantidad, que vaya al sistema nervioso central, y dañe determinadas funciones (la ocular es muy típica).
  • Si la cantidad es pequeña, pero constante, el peligro de aparición de sintomatología respiratoria y neurológica se multiplica de forma importante. No nos encontraremos, quizás, con un cuadro de insuficiencia respiratoria de aparición brusca; pero sí que un cuadro más solapado y prolongado en el tiempo.

¿Qué nos harán en el centro de salud?

- Si lo hemos tocado, en principio, no hemos de preocuparnos.

- Si lo hemos ingerido en poca cantidad, tampoco requeriremos ningún tratamiento agresivo.

- Si la inhalación ha sido de gran cantidad, o de poca cantidad, pero de forma mantenida, y se desencadena una insuficiencia respiratoria, varias son las medidas a aplicar:

  • Oxígeno en mascarilla, añadido a cierta humidificación, mediante sueros fisiológicos.
  • En casos rebeldes, puede ser necesaria la intubación.
  • Se puede intentar, si la cantidad es elevada, aspirar el mercurio sito en los alvéolos pulmonares.
  • También se pueden administrar los denominados medicamentos quelantes del mercurio (esto es, que se unen a él, y permiten su eliminación del organismo).

En cualquier caso, esta última situación relatada suele ir asociada a la necesidad de un ingreso más o menos prolongado. Y no son raras las secuelas, tanto a nivel respiratorio, como neurológicas.

Para más información, o en caso de intoxicación accidental: 

Administración de justicia

O al teléfono: 91-562-04-20 (24 horas al día).

Fuente:

MedlinePlus

Otros contenidos del dosier: Urgencias y primeros auxilios

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test