¿Verdad o mito? El frío ayuda a recuperarse de una lesión

¿El frío ayuda a recuperarse de una lesión?

La respuesta es NO, el frío ayuda a ser más tolerable un traumatismo reduciendo el dolor y ayudando a que la inflamación no se salga de control en las primeras horas de ocurrida la lesión.

Durante años los médicos, entrenadores, fisioterapeutas y el público en general han usado el frío como la primera herramienta para tratar una lesión (Crioterapia) volviéndose casi un dogma la idea de que el frío facilita la curación del tejido. La principal función del frío en un tejido vivo, es la disminución de los procesos metabólicos y bioquímicos del mismo, así como la disminución de la transmisión nerviosa, sin embargo la función de la inflamación es la reparación del tejido mediante una serie de fases que con la aplicación excesiva de frío vamos a detener. 

Para entender esto, primero debemos saber sobre el proceso inflamatorio, que consiste en una serie de eventos vasculares, bioquímicos y celulares que culminan en la reparación, regeneración o la formación de tejido cicatrizal y se divide en 3 fases:

  1. Fase Inflamatoria: Se liberan componentes en la sangre que ayudan a su coagulación y detener la hemorragia, así como la activación de células inmunes que se encargaran de limpiar la zona, esta dura pocos días.
  2. Fase proliferativa: Se crean nuevos capilares y se empieza a formar una nueva estructura celular que suplantara a la dañada, el coagulo empieza a ser digerido, ésta dura un par de semanas.
  3. Fase de Maduración: Aquí se establece la estructura tisular definitiva y puede durar varios meses.

Para sanar es necesaria la inflamación, cuando tu cuerpo recibe un daño o detecta un agente nocivo el sistema inmune activa la inflamación como una medida para protegernos y promover la recuperación, activando un tipo de células especiales llamadas macrófagos, y una de sus muchas funciones es la de liberar hormonas en el área afectada, como la IGF-1 para ayudarla sanar, pero al aplicar hielo reducimos la actividad de estas células, evitando que se libere esta hormona.

El frío también genera la dilatación de los vasos sanguíneos, reduciendo el flujo sanguíneo en el área, y dentro de este flujo se encuentran las células que repararan la lesión, en pocas palabras cualquier cosa que reduzca la inflamación también retrasará la curación.

En el mundo deportivo se usa el frío como una medida de tratamiento temporal para lesiones en los atletas y que éstos vuelvan rápidamente a la actividad física, pero el frío puede interferir con la fuerza, resistencia, velocidad y coordinación de los mismos. Los expertos recomiendan que si se realizaba un enfriamiento para limitar la inflamación esta se debe realizar por menos de cinco minutos, seguida de un calentamiento progresivo para volver a la actividad.

La recomendación es que, si te lesionaste, pares de inmediato el ejercicio, si el dolor es muy severo y no puedes moverte o te encuentras confuso, debes solicitar ayuda médica de inmediato. Las heridas abiertas deben ser limpiadas y revisadas, si es posible eleva la parte afectada para que por efecto de gravedad disminuir la hinchazón.

Una persona con experiencia en tratar heridas deportivas debe determinar si no hay fractura y si el movimiento no incrementará el daño.

Si la herida se limita a los músculos y tejidos blandos, es aceptable usar hielo para reducir el dolor en la zona lesionada por cortos períodos de tiempo, justo después de que ocurrió el incidente. Puedes aplicar hielo por 10 minutos, removerlo por 20 minutos y volver a aplicarlo por diez minutos, una o dos veces, no hay razón para aplicar el hielo más de seis horas después de que te lesionaste, esto sólo se realiza para evitar una inflamación excesiva y disminuir el dolor.

Si la lesión es severa, sigue las instrucciones de tu fisioterapeuta, cuando las lesiones son menores, al siguiente día es posible iniciar la rehabilitación, el reposo absoluto no está indicado a menos que así lo crea el médico, lo conveniente es mover la parte lesionada siempre y cuando este movimiento no incremente el dolor o la incomodidad.

Por lo tanto, no existe evidencia que nos indique que el frío facilite la curación del tejido,  la American Journal of Sports Medicine en su edición de enero del 2004, realizó un meta análisis donde concluye que el frío sólo retrasa la inflamación y no acelera la recuperación del músculo, además no se encontraron diferencias significativas durante el tiempo de recuperación de una lesión entre la aplicación de frío y vendaje de compresión en comparación con la aplicación de únicamente vendaje de compresión.

FUENTES:

  • Lesiones Deportivas: Diagnostico, tratamiento y rehabilitación. Bahr, Maehlum Ed. Panamericana
  • The American Journal of Sports Medicine, January, 2004;32(1):251-261
  • Journal of American Academy of Orthopedic Surgeons, Vol. 7, No 5, 1999
  • Sports Med, Nov 28, 2011
  • Kaminski TW, Hertel J, Amendola N, et al. National Athletic Trainers’ Association position statement: conservative management and preventing of ankle sprains in athletes. J Athl Train. 2013;48:528-545

TE RECOMENDAMOS:

¿Cómo actuar si nos clavamos una astilla?

¿Cómo curar una ampolla?

Curar las heridas superficiales en niños

Curar las heridas superficiales en personas mayores

¿Cómo curar un hematoma?

Otros contenidos del dosier: Urgencias y primeros auxilios

Comentarios

Artículos destacados

Cómo prevenir la muerte súbita del lactante
Cómo prevenir la muerte súbita del lactante

El síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) es la muerte repentina e inesperada de un niño menor de un año de edad....

¿Cómo se hace una ergometría o prueba de esfuerzo?
Aftas: 10 remedios naturales
Síntomas del cáncer de colon
Cáncer colorrectal: síntomas y tratamiento
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test