Sangre en las heces, ¿qué hago?

Hemorroides, estreñimiento, enfermedades inflamatorias de los intestinos, cáncer… Doctissimo te da las claves sobre este síntoma que en ningún caso debe tomarse a la ligera.

Sangre en las heces: hemorroides

Sufrir hemorroides es algo muy habitual. Es la dilatación de las venas de la zona anal. Pueden ser dolorosas y pueden provocar sangrados, aunque eso no significa que sea una enfermedad de riesgo. “Los sangrados pueden ser abundantes, pero no hay que alarmarse porque la cantidad de sangre no significa que la enfermedad sea grave”, asegura el doctor Jean François Rey, presidente de la asociación de enfermedades del aparato digestivo.

En caso de hemorroides, lo primero que debes hacer es consultar con tu médico de cabecera. Él realizará un examen local, denominado anoscopia, y, en caso de que sea necesario, te recetará un tratamiento medicamentoso. Como norma general, el sangrado desaparece en 48 horas.

Estreñimiento y sangrado

El estreñimiento puede desgarrar la mucosa y causar fisuras anales, de ahí la sangre en las heces. “Normalmente el médico receta una crema que se aplica de forma local además de analgésicos”, explica Jean-François Rey.

En este caso también hay que tratar el estreñimiento, siguiendo una alimentación rica en fruta y verdura y sin olvidarse de hidratarse bien. En caso de que sea necesario, también se puede seguir un tratamiento específico.

Las enfermedades digestivas, otra posible causa

La rectocolitis hemorrágica, la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa también pueden ir acompañadas de heces viscosas y sangrantes. Tras confirmar el diagnóstico de una de estas enfermedades inflamatorias, el seguimiento médico es fundamental.

Por último, una persona que sufra diverticulosis cólica, una enfermedad benigna y muy frecuente pasados los 60 años de edad, también puede ir acompañada de sangre en las heces. En este caso, se aconseja seguir una dieta rica en fibras y en salvado.

Cáncer colorrectal: sangrado invisible al ojo humano

En España, cada año se diagnostican más de 25.000 casos de cáncer colorrectal (colon y/o recto), siendo así la segunda causa de muerte por cáncer. Como siempre la detección a tiempo es fundamental y, para ello, hay que someterse a una revisión (cada dos años más o menos para las personas de entre 50 y 74 años).

En un primer momento, el diagnóstico se realiza con la ayuda de una prueba (Hemoccult) que consiste en detectar sangrados en las heces invisibles al ojo humano. El paciente debe aplicar algunos fragmentos de heces en una plaqueta que posteriormente se analiza en un laboratorio. Si la prueba sale positiva, es decir, si se confirma la presencia de sangre, el médico de cabecera enviará al paciente al gastroenterólogo, que realizará una colonoscopia para verificar si existen pólipos o células cancerígenas.

A tener en cuenta: los pacientes considerados de alto riesgo (antecedentes familiares con cáncer colorrectal) se someten a la colonoscopia directamente.  

En cualquier caso, acude al médico

Hemorroides, fisuras anales, enfermedades del aparato digestivo o incluso cáncer colorrectal… sea cual sea la causa del sangrado, lo cierto es que son difíciles de diagnosticar (salvo que sean hemorroides o estreñimiento) y pueden ser más o menos graves. Solo el médico podrá establecer un diagnóstico preciso y fiable, además de recetar el tratamiento más adecuado. Así pues, si observas sangre en las heces, ya sabes: ¡pide hora con tu médico de cabecera!

D. Tordjman

Fuentes:

Entrevista con el doctor Jean-François Rey, presidente de la asociación de enfermedades del aparato digestivo, febrero de 2009

Otros contenidos del dosier: Heces, orina y salud

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test