El juanete o hallux valgus: causas y consecuencias para la salud

¿Cuáles son las causas?

El factor hereditario es innegable en lo que se refiere a la orientación patológica del hueso situado justo detrás del dedo gordo del pie (primer metatarso). La orientación invertida de ese hueso es responsable de la protuberancia que llamamos juanete. El halluxvalgus es una patología común y el hecho de que la madre o una tía lo padezcan no significa necesariamente que sea una deformidad hereditaria.

Las mujeres son las que más sufren de juanetes. La articulación de la base del dedo gordo del pie no es anatómicamente muy estable y las mujeres tienden a la laxitud ligamentosa, lo que promueve su desviación. Los zapatos en punta estrecha amontonan los dedos y los tacones hacen deslizar los pies hacia delante, precisamente donde el calzado es más estrecho.

Consecuencias dolorosas y estéticas cotidianas

El dolor es el síntoma principal del hallux valgus. Además del sufrimiento que este ocasiona, la deformidad hace difícil encontrar calzado adecuado y puede acabar con todo deseo de mostrar los pies desnudos o en sandalias. Los dolores son resultado del roce de la deformidad ósea con el zapato, pueden estar generados por la articulación en sí y por la repercusión de la deformidad en el resto de los dedos. Estos sufren un exceso de carga, lo que puede crear dolor en la parte anterior del pie y retracciones en los dedos que asumen la forma de garras.

La dificultad para calzarse está directamente relacionada con el dolor, la forma triangular que toma la parte delantera del pie y la excesiva proyección del juanete. Por último, hay que tener en cuenta el aspecto estético, el cual nunca debería ser la razón principal para recurrir a la cirugía.

¿Cómo evitar o retrasar la cirugía?

Algunas medidas simples pueden retrasar o incluso evitar la cirugía:

  • La elección de los zapatos es importante para no agravar la situación. Hay que evitar las puntas afiladas y si se elige este diseño de zapato, cuidar que la punta comience donde termina el dedo gordo. Un tacón de tres centímetros es el máximo. El zapato debe ser de materiales blandos para que no irriten el juanete o presionen los dedos en garra.
  • El exceso de peso debe evitarse para no exacerbar el colapso del arco plantar y el ensanchamiento de la parte delantera del pie como consecuencia.
  • El pie plano siempre debe ser corregido con plantillas ortopédicas confeccionadas a medida en una ortopedia. El pie plano hace que el peso del cuerpo recaiga en la punta con lo que se agrava la desviación.
  • Los separadores de silicona para usar por la noche no son especialmente eficaces, pero en juanetes incipientes pueden ayudar. También pueden usarse con el calzado.

A pesar de todas estas medidas, a veces la cirugía es inevitable. La cirugía preventiva, en cambio, no está indicada.

Dr. C. Cazeau

Otros contenidos del dosier: Ortopedia

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test