Corrige tus pequeños defectos

Si practicas un deporte regularmente, no solo te sentirás bien contigo mismo, ¡además ejercitarás los músculos allí donde lo necesites!

Ancho de hombros

Nada a crol, monta a caballo, juega a voleibol, e incluso a baloncesto. Estos deportes ayudan a desarrollar la musculatura posterior y parece que la silueta se estiliza gracias a los estiramientos que requieren.

¿Qué debes evitar? El balonmano: que actúa demasiado sobre los pectorales; y lo mismo sucede si nadas a braza o trabajas la musculatura pectoral con ayuda de aparatos.

Espalda ancha

Para recuperar una silueta armoniosa, decántate por los deportes que trabajan la musculatura de las piernas: esquiar, patinar, bailar.

¿Qué debes evitar? El tenis y la natación, que desarrollan fundamentalmente la musculatura de los hombros.

Vientre flácido

Si no te apetece encerrarte en una sala de gimnasio para encadenar series de abdominales o ejercicios de remo, lánzate al agua y nada a crol. El estilo crol te permite trabajar los músculos del abdomen. Si disfrutas con la música latina, no lo pienses más y empieza a bailar salsa. Requiere mucha resistencia, lo que de vez en cuando no hace daño, e igualmente trabaja los abdominales. Ideal para volver a sonreír. ¿Ganas de aire libre? Apúntate en un club de remo.

¿Qué debes evitar? El estilo braza, así como la bicicleta, que no trabaja los abdominales y puede acentuar el aspecto «vientre flácido» con las sacudidas.

Trasero flácido

Lo mejor para trabajar el trasero es ponerse las zapatillas de deporte para practicar un poco de footing. También puedes variar un poco; lánzate y coge el patinete del más pequeño de la familia. En este nuevo deporte, un tanto atípico, los músculos que más trabajan son el tendón de la corva y los cuádriceps hasta los glúteos. Si a tus vecinos de abajo no les importa, salta a la comba, también puede ser muy ventajoso.

Piernas gruesas

Apúntate en clases de Modern Jazz (para evitar los saltos característicos de los demás tipos de danza, que musculan demasiado las pantorrillas). Y también puedes practicar natación o stretching.

¿Qué debes evitar? El step, que sin duda alguna hace que trabajes demasiado las pantorrillas, así como la bicicleta.

Muslos gruesos

Sal a correr –te estilizará las piernas– o esquía. Y si te gusta deslizarte, también puedes patinar. Busca un grupo con el que divertirte, los hay en casi todas las ciudades. Se suda mucho, pero te lo pasarás en grande y te relajarás.  

¿Qué debes evitar? Los deportes en los que no participan mucho las piernas: karting, motocross y cualquier deporte mecánico, así como el golf.

G. Pons

Otros contenidos del dosier: Salud y deporte

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test