Deporte: ¡basta de ideas preconcebidas!

1) El hombre es naturalmente más rápido que la mujer en los deportes de velocidad.

VERDADERO. Y esta desigualdad se debe a una diferencia en la masa muscular de hombres y mujeres. Mientras que los resultados son prácticamente iguales en el caso de los niños de sexos opuestos, la diferencia se hace patente durante la pubertad. Los músculos de los chicos se desarrollan, mientras que en las chicas se impone la masa grasa. Por desgracia, resulta complicado aumentar la fuerza muscular en las mujeres. ¡Nos va a costar un poco alcanzar a los hombres!

2) Correr en la ciudad es malo para la salud.

FALSO. Es preferible practicar una actividad física, aun cuando sea en la ciudad, a no realizar ningún tipo de actividad. Sin embargo, lo mejor es no correr durante el momento en el que se alcanzan los niveles máximos de contaminación, que pueden (en muy pocos casos) causar graves problemas respiratorios. Y no olvidemos que el cuerpo es una máquina bien hecha: los pulmones y el sector otorrinolaringológico filtran la mayor parte de los agentes contaminantes.

3) El deporte contribuye a limpiar los pulmones de los fumadores.

FALSO. Ningún deporte puede eliminar la capa de alquitrán que se forma en los pulmones de un fumador. La única salida es dejar de fumar definitivamente. La sensación de apertura pulmonar y bienestar que conlleva el deporte no actúa de ningún modo sobre el carácter irreversible de las lesiones causadas por el tabaco.

4) Cuando un deportista deja de practicar deporte, corre el riesgo de engordar.

VERDADERO. Los deportistas profesionales y de alto nivel se someten a un entrenamiento diario que puede hacer que pierdan entre 2000 y 5000 calorías por día (por ejemplo los ciclistas). Ello requiere un aporte calórico importante, que se eliminará durante el entrenamiento. Cuando el atleta deja de competir, el número de calorías que quema al día disminuye considerablemente y, además, ya no tiene que cuidar de forma tan estricta su alimentación. Por consiguiente, hay que volver a acostumbrar al organismo a una ración diaria calculada en función del gasto energético. Cuando se deja de practicar un deporte de alto nivel, los deportistas suelen subir unos 5 kilos en unos años.

5) El deporte adelgaza.

FALSO. Y no, el deporte no hará que pierdas un montón de peso. Porque el gasto calórico diario se reparte de la siguiente manera: un 75 % se consume en los periodos de reposo y de un 15 a un 20 % se consume con el deporte. Por tanto, si practicas más ejercicio, la variación de la pérdida calórica en un día será muy poca y la pérdida de peso bastante lenta. Lo que hay que hacer para perder peso es, por supuesto, practicar una actividad física, pero sobre todo cambiar nuestra alimentación. Con este cóctel aumentarás la masa muscular en detrimento de la masa grasa. En reposo, los músculos consumen más calorías que la grasa, con lo que los beneficios continuarán incluso sin esfuerzo. Aunque el deporte no te haga perder peso considerablemente, estilizará tu silueta, ¡lo que ya es un muy buen comienzo!

6) En la piscina cogemos verrugas.

VERDADERO. En la piscina, la planta del pie está más frágil como consecuencia de la humedad, pero también por los microcortes que podemos hacernos al caminar descalzos. El entorno húmedo de la piscina es un lugar propicio para que se desarrolle el germen responsable de las verrugas. Por ello aumenta un 5 % el riesgo de que aparezcan verrugas por el simple hecho de ir a dar unas cuantas brazadas. Pero lo que debes saber es que si practicas cualquier actividad acuática pueden aparecerte las verrugas. La razón es que la piel está más delicada. La ventaja de la piscina es que la presencia del cloro disminuye los riesgos infecciosos.

7) El baloncesto acelera el crecimiento.

FALSO. Ningún estudio ha demostrado que el baloncesto contribuya al crecimiento del niño. El hecho de que los jugadores de baloncesto suelan ser altos se debe a una selección natural más que a horas de entrenamiento. Jugar a baloncesto fortalece los músculos en los que se apoya la columna vertebral y, por lo tanto, nos ayuda a mantener una postura correcta. Y, por cierto, aunque no te hace más alto, al estar bien erguido simplemente ganarás unos centímetros.

8) No se puede practicar deporte durante los 3 primeros meses de embarazo.

FALSO. Seguro que has oído que practicar un deporte durante el embarazo puede provocar un aborto. Pues bien, ¡es falso! En cambio, lo que sí es verdad es que hay que evitar el deporte de alto nivel, pero nada nos impide caminar, nadar... La actividad física durante el embarazo es incluso beneficiosa para estimular la actividad cardiaca de la madre, para mejorar la circulación sanguínea, así como para limitar los riesgos de presentar complicaciones venosas.

9) Una sesión de deporte es mejor que nada

VERDADERO y FALSO. El ejercicio físico siempre es muy bueno. Caminar, ir a la piscina, etc., le vendrá bien a tu organismo. Pero el deporte no debe practicarse si se dan ciertas condiciones y, por supuesto, no vayas a creer que no habrá ninguna consecuencia para tu salud si participas en un partido de fútbol después de muchos años sin jugar. Puedes tener problemas musculares, e incluso cardiacos. Así pues, para que tus ejercicios sean realmente beneficiosos debes respetar tu propio ritmo.

10) El deporte te ayuda a acabar con el estrés.

VERDADERO. El estrés es el mal de nuestras sociedades occidentales hiperactivas e hiperestresadas. El deporte puede constituir un buen medio para eliminarlo y controlarlo. El estrés se debe a un aumento del índice de adrenalina en sangre, y la actividad física te ayudará a desprenderte de esas sensaciones desagradables. Y, sobre todo, mientras estás concentrada en correr o en tu clase de aerobic, no piensas en los motivos del estrés. Además, no olvidemos que las endorfinas liberadas producen un bien estar instantáneo.

J. Xavier

Otros contenidos del dosier: Salud y deporte

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test