¿El sexo previene el cáncer o todo lo contrario?

¿Hacer el amor previene ciertos tipos de cáncer o, al contrario, puede favorecerlos? La respuesta no siempre es fácil dado lo contradictorio de los estudios existentes.   

Cáncer de próstata: resultados opuestos

En 1990, un estudio japonés (1) realizado en 100 hombres demostró una bajada del riesgo del cáncer de próstata asociado a un aumento de la frecuencia e intensidad de los orgasmos. Por el contrario, este estudio denota igualmente un aumento del riesgo en caso de actividad sexual constante en hombres de edades comprendidas entre los 30 y los 50 años.

En junio de 2001, un grupo de investigadores (2) hizo un sondeo a todos los pacientes aquejados de un cáncer de próstata entre 1993 y 1996, de edades comprendidas entre 40 y 64 años, del condado del estado de Washington sobre su vida sexual. Comparando sus respuestas con las de hombres sanos, los autores constataron que el riesgo de cáncer era directamente proporcional al número de compañeras sexuales que habían tenido a lo largo de su vida. En el último extremo, el hecho de haber tenido más de 30 compañeras sexuales estaba asociado a la presencia de formas más agresivas de la enfermedad. Además, el riesgo de cáncer era ligeramente mayor en los hombres con infecciones gonocócicas en el pasado. Sin embargo, la frecuencia de las relaciones sexuales no pareció tener influencia alguna.

Por último, en 2002, un nuevo análisis (3), que retomaba datos de estudios muy completos, permitió obtener resultados más creíbles. De este modo, se observó una relación entre el cáncer de próstata y las enfermedades de transmisión sexual. Sin embargo, en lo relativo a la frecuencia de las relaciones sexuales, los autores no fueron capaces de decretar una sentencia firme. El misterio continúa…

Cáncer de mama: la abstinencia no sirve de freno

Un extenso estudio (4) realizado con varios miles de monjas de edades comprendidas entre los 50 y los 84 años permitió constatar un aumento del índice de mortalidad motivado por los cánceres de mama y del aparato genital. ¿Se puede considerar la abstinencia como única responsable? No realmente. Para los científicos, la explicación estaría, en realidad, relacionada con la ausencia de embarazo y no a la ausencia de relaciones sexuales. Los hábitos de vida de una monja difieren de los de cualquier otro ciudadano. Los autores destacan así la explosión del tabaquismo femenino, una práctica que no afectaría a las hermanas. Finalmente, la abstinencia no explicaría estas observaciones.

Otra hipótesis un tanto rara (5) a favor de los juegos bajo las sábanas: la estimulación de los pezones y el orgasmo facilitarían la liberación de una hormona llamada oxitocina. Dicha liberación conllevaría a la eliminación de radicales libres con propiedades cancerígenas.

¡Póntelo, pónselo!

Todos estos estudios confieren virtudes terapéuticas insospechables a los intercambios amorosos. Pero, ¡cuidado!, no olvides protegerte ya que a mayor número de parejas mayor riesgo de enfermedad de transmisión sexual.

Ciertas infecciones causadas por enfermedades de transmisión sexual tienen una relación directa con el desarrollo del cáncer del cuello del útero, como es el caso del virus del papiloma humano (VPH).

Las hepatitits, cuyo riesgo de transmisión varía, pueden ocasionar un cáncer de hígado. Por último, una infección por VIH puede debilitar el sistema inmunitario y predisponer al organismo a diferentes tipos de cáncer.

Para evitar posibles riesgos y quedarte únicamente con los efectos beneficiosos de las relaciones sexuales, utiliza un preservativo para protegerte tanto a ti mismo como a tu pareja.

D. Bême

1 - Prostate 1990 ; 17 (4) : 269-79
2 - American Journal of Epidemiology 2001;152:1152-1158.
3 – Epidemiology 2002 Jan;13(1):72-9
4 - J Gerontol B Psychol Sci Soc Sci 1996 Jul ; 51(4) : S201-8
5 – Breast Cancer Res Treat 1995 Aug ;35(2) :225-9

Otros contenidos del dosier: Salud y sexualidad

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test