Glaucoma: síntomas, causas, prevención y tratamiento

Las características del mundo exterior las percibimos a través de nuestros sentidos y todos son igual de importantes para captar todo lo que nos rodea. Sin embargo, la visión nos permite mucho más que observar al mundo: nos da información valiosísima para sobrevivir, por lo que no debemos escatimar en cuidados para nuestros ojos.

Según la OMS 2% de los casos de ceguera a nivel mundial son atribuidos al glaucoma, siendo esta la tercera causa de pérdida de la visión. Si quieres conocer cuáles son los síntomas de esta enfermedad, así como la causa, prevención y tratamientos que existen en la actualidad continua leyendo, esta información te puede ser de mucha utilidad.

Causas

El glaucoma se asocia a la hipertensión intraocular, que no es más que un aumento de la presión interna del ojo, ocasionado por el bloqueo de las salidas del humor acuoso. Es decir, se sella la salida o se bloquea parcialmente, mientras se sigue produciendo líquido, lo que origina una acumulación del líquido.

La acumulación de líquido dentro del ojo, por encima de la presión normal, hace que se comprometa el nervio óptico, lo que a la larga y sin tratamiento, puede ocasionar ceguera. Es por eso que la detección temprana del glaucoma es un punto importante para preservar la visión en buen estado.

Síntomas

Sin embargo, los síntomas del glaucoma sólo se manifiestan en muy pocos casos, y las diferencias en la visión durante las primeras etapas suelen ser muy poco perceptibles. Además esta ausencia de síntomas se ve agravada por la compensación natural que hace nuestra vista cuando uno de los dos ojos disminuye su visión, algo que suele suceder con los pacientes de glaucoma.

El glaucoma es una enfermedad lenta, por lo que no percibirás los cambios graduales que se puedan estar llevando durante su transcurso. Si eres uno de los pocos casos en dónde la enfermedad presenta síntomas, te dejamos aquí los más comunes: náuseas, vómito, dolor de ojos y de cabeza, visión borrosa o pérdida repentina de la visión, o aparición de halos de color y luces brillantes.

Prevención

Los factores de riesgo asociados al glaucoma son la edad, presencia de la enfermedad en la familia, miopes, algunos grupos étnicos, la diabetes y el uso de esteroides.

Para prevenir el glaucoma los médicos recomiendan la revisión rutinaria de la enfermedad en niños, jóvenes y adultos, y exámenes de despistaje (preventivos) periódicos después de los 40 años.

La detección temprana de la enfermedad es primordial, dado que la pérdida de visión que causa el glaucoma no se puede revertir. Por esta razón, el tratamiento sólo es capaz de conservar la visión en el punto en dónde se comienza el mismo, bien sea a través de medicamentos o con intervención quirúrgica.

Tratamiento

El tratamiento puede ser con medicamentos o una cirtugía. La mayoría de los medicamentos usados para tratar el glaucoma tienen la función de disminuir la producción del humor acuoso.

Es importante que recuerdes que el diagnóstico de glaucoma debe realizarse por un médico especialista que medirá el progreso de la enfermedad y buscará la mejor manera de detener su avance.



Fuentes:

  • GLAUCOMA”, Dr. Maul, E., Escuela de Medicina de la Pontificia Universidad de Chile.
  • ¿Qué es el Glaucoma”, Glaucoma Research Foundation. 
  • “American Academy of ophthalmology: Glaucoma”, Elsevier S.A., 2008, ISBN 978-84-8086-361-2. Pág 9-10.
  • ¿Qué es el Glaucoma”, American Academy of ophthalmology.

Otros contenidos del dosier: Ver bien

Comentarios

Artículos destacados

Descansa de la tecnología con estos 6 consejos
Descansa de la tecnología con estos 6 consejos

El uso de la tecnología es cada vez mayor a tal grado que nos perdemos de la convivencia de los que tenemos cerca. Estos...

Conoce todo sobre el glaucoma
Deporte para superar la depresión
¿Tienes matriz infantil? Cómo identificarla
El asma en 10 preguntas
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test