Los diferentes dolores musculares

Hay dolores que se producen durante el ejercicio y dolores que aparecen de 24 a 48 horas después del esfuerzo. Dependiendo de las  lesiones o de la acumulación de ciertas sustancias en los músculos, los síntomas son distintos. Estos, generalmente, reflejan el estado de la fatiga muscular. 

Dolor durante el ejercicio

Cuando se va a toda velocidad por las pistas de esquí, por ejemplo, hay que contraer los músculos de la pierna para estabilizarse y girar. Cuando se endurecen, los músculos necesitan energía. Al comienzo obtienen su energía a partir de sus propias reservas de azúcares. Pero al cabo de unos minutos sin interrupción, se agotan las existencias, las piernas se endurecen y se siente una sensación de ardor. Este es el fenómeno de la acidez. Las células han transformado el azúcar en ácido láctico y esta sustancia les impide funcionar. Esta sensación desaparece después de unos minutos de descanso o reanudando el esfuerzo más suavemente.

Si el ejercicio continúa, los músculos producen energía gracias al  oxígeno y el azúcar almacenado en el hígado. Esta energía, menos poderosa, permite continuar el esfuerzo por mucho tiempo sin dolor. El factor limitante es más bien la respiración o el ritmo cardíaco.

El dolor muscular también puede deberse a una elongación demasiado intensa. En una sesión de estiramiento o relajación, los músculos estirados pueden experimentar hormigueo o temblores. Estos síntomas anuncian un peligro, por lo que  se debe disminuir la intensidad del estiramiento. La elongación de un músculo crea microlesiones, al igual que su contracción, y puede conducir a las mismas consecuencias.

Después del esfuerzo viene el momento de la recuperación muscular. El ácido láctico se elimina, el calcio se recicla y el almacenamiento de energía se reconstruye. Pero si el ejercicio ha sido muy intenso y los músculos no están habituados podrían resultar dañados. Cada contracción muscular crea lesiones, cuyo grado de importancia estará relacionado con el peso de la carga.

El dolor después del ejercicio

A veces, el dolor no se produce inmediatamente sino en un periodo de de 24 a 48 horas.

  • Las agujetas son un fenómeno natural de inflamación del músculo. Se deben a la eliminación de los residuos acumulados durante el ejercicio y la reconstrucción de los componentes dañados en las células musculares. La limpieza dura de 24 a 72 horas. La reparación  toma de dos a cinco días, dependiendo de la extensión del daño. La reparación es lo que causa el dolor retrasado que aparece cuando el musculo ha sido sobreexigido. Las agujetas frecuentes formarán músculos más fuertes y sólidos por un mecanismo de compensación.
  • Los calambres son breves y repentinas contracciones de un músculo. Estos no siempre están relacionados con la actividad física;
  • La contractura se asemeja a una agujeta, pero que permanece en el músculo formando una pelota. El dolor dura de 10 a 20 días, requiere reposo y masaje regular.
  • El desgarro muscular ocurre cuando el músculo ha trabajado en exceso o no ha tenido tiempo para reconstruirse antes de hacer un  nuevo esfuerzo. Una pequeña porción del tejido muscular se rompe, provocando un hematoma. Es necesario el cese inmediato del ejercicio y reposo de tres a cinco semanas.
  • La rotura parcial es un gran desgarro. Es muy dolorosa y obliga a la persona a detener el ejercicio de inmediato. Al músculo ya debilitado se le ha exigido excesivamente y se ha roto en una gran parte. La recuperación toma varios meses.
  • La rotura completa es más grave y requiere seis meses de reposo. Con frecuencia se debe recurrir a la cirugía y sesiones de rehabilitación.

Todos los expertos están de acuerdo: un músculo dolorido no se debe trabajar y el ejercicio debe reanudarse gradualmente. El dolor muscular es un buen indicador del estado de fatiga de los músculos y nunca debe tomarse a la ligera. Un músculo dolorido molestará menos cuando está caliente pero su fragilidad lo hará propenso a la rotura.

L. Ewerck

Otros contenidos del dosier: Dolores musculoesqueléticos

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test