¿Qué pasa si me ponen un tipo de sangre distinto al mío?

La sangre se clasifica en tipos; A, B, AB y O que en realidad no es una letra sino un cero, además de los factores RH. Cada persona posee uno de estos grupos sanguíneos cuya composición se conforma de glóbulos rojos y blancos, plaquetas y plasma, siendo este último un 92% de agua.

La sangre se encarga del transporte de nutrientes, hormonas, glucosa y oxígeno a todas las células del cuerpo, la glucosa es un renovador de órganos, principalmente del aparato digestivo.

Debido a todas las funciones orgánicas que desempeña y dado que nadie está exento de sufrir accidentes u operaciones, resulta importante saber qué tipo de sangre se posee, pues hasta ahora no existe una forma en que la información genética pueda ser modificada.

Para identificar el tipo sanguíneo, se realiza una prueba llamada aglutinación, procedimiento realizado mediante la extracción de una muestra de sangre a los pacientes para analizarla sobre un trozo de cristal con tres gotas de aglutinina, sustancia que tiene una reacción adherente  específica para cada tipo.

Los grupos A Y B se identifican por la presencia de eritrocitos, células contenedoras de antígenos característicos de dichos tipos, contrarios al O, que no presenta antígeno. En el caso del factor RH se determina si es negativo o positivo por la presencia de la proteína D, en caso de tenerla se le asigna el valor positivo y si no está presente se le determina como negativo.

Al tener la sangre una estructura muy específica, el cuerpo no puede recibir una transfusión de un tipo que no le pertenece. La cantidad de anticuerpos presentes en la sangre, son proporcionales a los antígenos de las células, de ahí que los anticuerpos del grupo A reaccionen contra  los antígenos del grupo B y destruyen las células introducidas en la transfusión.

El Médico General, Daniel Reyes Herrera  nos dice que el factor RH negativo también presenta oposición al RH positivo en un esquema exactamente igual al anterior, provoca una destrucción sanguínea conjunta a la elevación de una enzima llamada bilirrubina, lo que genera un deterioro del hígado y bazo entre otros órganos.

El doctor Reyes nos comenta que aun cuando es casi imposible combinar distintos tipos de sangre, existen dos figuras importantes en este ámbito; receptores  y donadores  universales. Los que pueden recibir cualquier tipo de sangre son los AB universales, y por su parte los O negativo son donadores universales pero no pueden recibir de nadie más que no sea de su mismo tipo.

Compatibilidad entre grupos sanguíneos

 

Puede donar a:

Puede recibir de:

O-

O-, O+, A+, A-, B+, B-, AB+ y AB-

O-

O+

O+, A+, B+ y AB+

O- y O+

A-

A-, A+, AB- y AB+

O- y A-

A+

A+ y AB+

O-, O+, A- y A+

B-

B-, B+, AB- y AB+

O- y B-

B+

B+ y AB+

O-, O+, B- y B+

AB-

AB- y AB+

O-, A-, B- y AB-

AB+

AB+

O-, O+, A+, A-, B+, B-, AB+ y AB-



Fuentes

Médico General Daniel Reyes Herrera.

Capítulo 35 de la Cátedra de Fisiología de la Facultad de Medicina U.A.E.M. para alumnos del tercer semestre.

Otros contenidos del dosier: Donación de sangre

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test