¿Qué es el rechazo de órganos?

Hoy en día se sabe que  la células con núcleo poseen unos marcadores en su superficie que son reconocidos como extraños al inocularse o trasplantarse a otro sujeto. Estos marcadores reciben el nombre de antígenos (Ag) de histocompatibilidad o antígenos de trasplante y proporcionan a los tejidos de cada individuo unas características únicas que lo diferencian de los demás

Para evitar el rechazo, antes del trasplante, se estudia  el tejido para identificar si los  antígenos que contiene son compatibles o no con el receptor. Aunque el estudio del tejido asegura que el órgano o tejido sea lo más similar posible a los tejidos del receptor, la compatibilidad nunca es perfecta. Ninguna persona tiene antígenos idénticos a otra, exceptuando los gemelos idénticos. Es por ello que los medicamentos inmunosupresores, (los que anulan nuestro sistema inmune) son necesarios para prevenir el rechazo, porque si no nuestro cuerpo casi siempre ocasionaría una respuesta inmune, y provocaría la destrucción del tejido extraño. Después de un trasplante la incidencia de rechazo varía, según el órgano, entre el 30 y el 60% pero los episodios de rechazo no significan necesariamente la pérdida del órgano. Más del 90% de los rechazos agudos pueden tratarse con éxito con las modernas pautas de inmunosupresión.

Tipos de rechazo

Rechazo hiperagudo: Se produce en el plazo de minutos a horas después del restablecimiento de la circulación sanguínea en el injerto y está causado por anticuerpos preexistentes.

Rechazo agudo: Se produce habitualmente durante los primeros meses después del trasplante y es bastante habitual. Después de un año del trasplante, el rechazo agudo es menos frecuente.

Rechazo crónico: Es la fase en que la función de un órgano trasplantado está crónicamente deteriorada y finalmente puede producirse la pérdida del injerto. Evoluciona gradualmente durante meses o años. Entre las muchas causas posibles, están los episodios previos "reversibles" de rechazo agudo, la hipertensión no controlada, la elevación del colesterol, diabetes, tabaquismo, obesidad, ciertas infecciones o el tipo de donante.

¿Como se detecta el rechazo?

Los síntomas, varían dependiendo del órgano o tejido trasplantado, pero en reglas generales se puede observa alteración de la función del órgano, dolor en la zona del órgano, fiebre o incluso sensación de enfermedad. Pero lo  que nos dirá si hay rechazo o no será la biopsia del órgano.

Cuanto tiempo hay que tomar los inmunosupresores

Este tratamiento se inicia en el momento de la cirugía. Se compone de varios medicamentos que se ir modifican a lo largo del tiempo. Al principio del transplante, la dosis y el número de fármacos es más elevado. Con el tiempo, la dosis irá ajustándose e incluso se puede suspender alguno. No obstante, el tratamiento es indefinido. El abandono de la medicación, aunque sea años después del trasplante, puede ocasionar un rechazo agudo tardío.

Dr. José Manuel Marín

Otros contenidos del dosier: Todo sobre los trasplantes

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test