Tortícolis

Numerosas causas pueden provocar tortícolis: una mala postura prolongada durante el sueño, un movimiento brusco, un traumatismo, una enfermedad de los huesos o de las articulaciones o incluso una crisis de angustia. El tortícolis también puede ser la consecuencia de una malformación presente desde el nacimiento (congénita). Estas causas variadas permiten reconocer diferentes tipos de tortícolis.

Tipos de tortícolis

Tortícolis banal. Aparece a menudo por la mañana al despertarse y, en este caso, es consecuencia de una mala postura del cuello durante el sueño. En ocasiones, está provocado por un movimiento brusco y forzado del cuello. Los síntomas desaparecen en menos de 3 días.
Tortícolis espasmódico. Aparece después de episodios de contracturas involuntarias y dolorosas del cuello. La cabeza adopta entonces una posición inclinada. Diversas causas pueden provocar un tortícolis espasmódico: latigazo cervical en un accidente de coche, por ejemplo; esguince de una articulación de las vértebras cervicales que causa irritación de determinados nervios de la columna vertebral, a nivel del cuello, etc.
Una causa relativamente rara (pero que puede ser grave) de tortícolis espasmódico es la meningitis. En este caso, la rigidez del cuello se acompaña habitualmente de dolor de cabeza, vómitos, fiebre, sensibilidad exagerada a la luz (fotofobia) y dolor intenso
al flexionar el cuello.
Tortícolis sintomático. Es un signo frecuente de afectación de la columna vertebral a nivel de la nuca. El dolor del tortícolis sintomático puede bajar por los brazos (neuralgia cervicobraquial). En caso de tortícolis agudo, de origen reumático la mayoría de las veces, se aprecia inflamación de las articulaciones.
El dolor aparece con los movimientos, incluso de muy poca amplitud. Indica la existencia de una irritación de los nervios, que provoca a su vez una contractura de los músculos del cuello.
En el adulto, un tortícolis de repetición está asociado habitualmente a la existencia de artrosis cervical. En el niño, el desplazamiento de la primera vértebra sobre la segunda provoca un tortícolis sintomático, con flexión de la cabeza hacia el lado. Es el síndrome de Grisel.
Tortícolis congénito. Aparece desde el nacimiento y es debido al desarrollo insuficiente de los músculos situados a un lado del cuello. Aunque es indoloro, este tortícolis permanente y molesto se opera en el niño de corta edad para alargar los tendones demasiado cortos.

Pruebas complementarias

Además de la exploración clínica, la radiografía permite por lo general confirmar el diagnóstico. Pone de manifiesto el defecto de curvatura, sin anomalía de la estructura ósea. En caso de duda, la tomografía (TAC) y la resonancia magnética (RM) pueden ser útiles.

Tratamiento

El reposo, los analgésicos y los decontracturantes musculares constituyen el tratamiento de base del tortícolis. En el tortícolis banal, estos medios son suficientes para hacer desaparecer los síntomas en menos de 3 días.
El uso de una minerva (collarín), la fisioterapia (tratamiento con ultrasonidos o con calor), la cinesiterapia, cuyo objetivo es movilizar de manera metódica y específica los músculos afectados (estiramientos, movilización pasiva), se usan a menudo para recuperar la elasticidad, la fuerza y la movilidad de los músculos, y para disminuir la rigidez. La inyección de toxina botulínica a dosis muy pequeñas se emplea con éxito en los tortícolis espasmódicos, para combatir las contracciones involuntarias de los músculos del cuello, paralizándolos. La eficacia de la toxina botulínica dura de 2 a 6 meses. Debido a los efectos prolongados de la sustancia, se ha de respetar absolutamente un intervalo mínimo de 2 o 3 meses entre las inyecciones.
En el recién nacido con tortícolis congénito, los estiramientos suaves de los músculos del cuello, efectuados varias veces al día, garantizan generalmente la curación.

Fisioterapia

La cinesiterapia, los masajes, la utilización del calor (termoterapia), el tratamiento con ultrasonidos, el uso del agua (hidroterapia) o de los rayos ultravioleta o infrarrojos, el empleo de corrientes eléctricas son algunas de las técnicas de fisioterapia. Su objetivo es reducir o evitar el dolor, la rigidez y la contractura. La fisioterapia se puede indicar después de un accidente, de la lesión de un nervio, de una fractura o de un dolor muscular o articular tenaz. Con frecuencia, es un complemento de la terapia a base de medicamentos.

Minerva

La minerva o collarín es un aparato destinado a mantener la cabeza recta y en extensión. Permite aliviar el dolor y reducir la inestabilidad del cuello, al disminuir la amplitud de los movimientos. Hay collares blandos, de espuma, y collares rígidos, de plástico con los bordes de espuma. Las minervas de escayola ya casi no se utilizan.

Toxina botulínica

La toxina botulínica la produce una bacteria denominada Clostridium botulinum, responsable del botulismo, una intoxicación alimentaria grave que se caracteriza por parálisis. Se usa con fines terapéuticos en algunas indicaciones muy concretas, como el tortícolis espasmódico. Este tratamiento se reserva para adultos y niños mayores de 12 años. Un especialista inyecta la toxina en los músculos afectados, a dosis muy pequeñas.
Pueden observarse efectos secundarios: dificultad de deglución (disfagia), dificultad para producir sonidos (disfonía) o disminución de la fuerza de los músculos del cuello.
En caso de inyección de una dosis demasiado fuerte, se puede inyectar una antitoxina, que contrarresta los efectos paralizantes de la toxina botulínica. La única contraindicación de este tratamiento es la miastenia (enfermedad que cursa con disminución progresiva de la fuerza muscular).
Sesión de cinesiterapia. Un masaje del cuello puede aliviar el dolor ocasionado por el tortícolis.

Otros contenidos del dosier: Enfermedades musculares y esqueléticas

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test