Otitis

Las otitis son muy frecuentes durante la primera infancia. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), son un auténtico problema de salud pública. Si la otitis se trata a tiempo con antibióticos, no deja ninguna secuela en el niño.

Otitis aguda

Es producida por diferentes microorganismos: neumococo, Haemophilus influenzae, estreptococo o estafilococo. Afecta a niños entre 6 meses y 2 años, sobre todo a los que conviven en colectividad.
La infección empieza por una rinofaringitis, antes de alcanzar el oído a través de la trompa de Eustaquio. La otitis aguda es muy dolorosa y produce fiebre, a veces acompañada de vómitos. El lactante llora por el dolor, vomita, rechaza el alimento y no gana peso. En el examen médico, el tímpano aparece simplemente rojo (otitis congestiva), opaco (otitis catarral) o abombado (otitis supurada).
También puede emitir un pus amarillento (otitis perforada).
El niño que padece una otitis congestiva se trata con un medicamento que disminuye la fiebre y con instilación de gotas en los oídos. Las otras otitis suelen tratarse con antibióticos. En algunos casos, se realiza una paracentesis para aliviar el dolor. El niño debe estar sometido a un control hasta su curación completa.
Las complicaciones de una otitis aguda no tratada son infrecuentes y afectan al hueso situado detrás del oído (temporal), al oído interno o a las meninges. Desde hace varios años, está disponible una vacuna contra uno de los principales microorganismos causantes de la otitis (Haemophilus influenzae), que se administra en los primeros meses de vida.

Otitis serosa

Se debe a otitis agudas de repetición y al mal funcionamiento de la trompa de Eustaquio. El niño oye cada vez peor.
La inflamación se trata con antibióticos, si existe una sobreinfección, y en ocasiones con antiinflamatorios, pero sobre todo con la colocación de un tubo de ventilación a través del tímpano, lo que permite la salida al exterior de la secreción del oído.
En algunos casos, es preciso extirpar las vegetaciones (adenoidectomía), para limitar las recaídas.

Otitis crónica

Es una otitis persistente, aunque no siempre dolorosa. Existen dos tipos: uno provoca un quiste que destruye lentamente el oído (colesteatoma) y el otro perfora el tímpano (perforación timpánica).
Un niño afectado de otitis crónica oye peor y, a veces, no percibe ningún sonido. Su oído enfermo supura. La afectación de la audición, parcial o completa, altera la escolarización del niño, que puede presentar un retraso en el aprendizaje de la lectura. El tratamiento es quirúrgico: consiste en reparar el tímpano y eliminar el quiste.

Otitis externa

Al niño le duele el conducto auditivo, desde el pabellón auricular hasta el tímpano. Suele deberse a un pequeño tapón de cerumen. A veces, este conducto está infectado por hongos o gérmenes que producen dolor, picor y supuración. La curación es rápida si se instilan gotas antisépticas en el oído, para tratar la infección.

Para entenderlo mejor

Algunos términos que hay que conocer:
Tubo de ventilación transtimpánico. Pieza colocada temporalmente (entre 6 y 12 meses) en el tímpano, para airear el oído interno. Se coloca con un microscopio y anestesia general.
Audiograma. Gráfica que indica, para cada oído, el grado de pérdida auditiva.
Trompa de Eustaquio. Conducto que une el oído medio (funciona como una caja de resonancia que sirve para amplificar los sonidos exteriores) y la parte posterior de la garganta.

Paracentesis

Está indicada en el tratamiento de las otitis supuradas. Con anestesia local o general, el médico punciona el tímpano para evacuar el pus y calmar el dolor. En caso de otitis serosa recidivante o crónica, también puede poner un tubo de ventilación transtimpánico (pieza en forma de diábolo, con un orificio central) en el tímpano, para airear el oído interno. Normalmente, su presencia prohíbe el baño.
Consulta al otorrinolaringólogo. El médico examina al niño con ayuda de un otoscopio y puede diagnosticar una otitis.
Otitis aguda. El tímpano está inflamado y ligeramente abombado.

Otros contenidos del dosier: Enfermedades sensoriales

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test