Presbicia

La presbicia es un proceso natural, que afecta a todas las personas mayores de 40 años. Empieza de una forma imperceptible a los 45 años, aunque no afecta a todas las personas en el mismo momento ni de la misma forma. No existe modo alguno de evitar la aparición de la presbicia, pero se corrige perfectamente llevando gafas apropiadas.

¿por qué aparece la presbicia?

En el ojo, hay una parte llamada cristalino que se encarga de enfocar (acomodación): ello permite ver bien de cerca y de lejos. El cristalino es una lente transparente de 1 cm de diámetro, formada por fibras elásticas, que se encuentra detrás del iris. Al mirar un objeto cercano, el cristalino, para adaptar el ojo a la visión, se deforma y se vuelve más esférico. Pero, con el tiempo, esta lente pierde poco a poco las fibras elásticas de su estructura y el poder de deformarse. Se considera que un ser humano, a los 2 años, ve claramente un objeto a 5 cm; a los 6 años, a 7 cm; a los 30 años, a 10 cm; a los 40 años, a 30 cm; a los 50 años, a 50 cm, y a los 70 años, a 2 m.
Existen otros factores que también pueden influir sobre la edad de aparición de la presbicia: mal estado general, estado depresivo o estado de fatiga provocado por una intervención quirúrgica. La calidad de la visión antes de la aparición de la presbicia es también un elemento importante: así, un hipermétrope la sufrirá antes que un miope.

Signos de aviso

Una persona que padece presbicia ve mal los objetos de cerca y lee con dificultad un texto cercano.
Normalmente, busca más luz, separa el libro o el periódico que está leyendo, cada vez le cuesta más enhebrar una aguja, etcétera. En ocasiones, acaba por sufrir dolor de cabeza al final del día o siente quemazón en los ojos, sobre todo por la noche. Al cabo de un cierto tiempo, no puede leer sin gafas.

Gafas

La presbicia se trata con cristales correctores. Como aumenta regularmente con la edad, hasta alrededor de los 60 años, hay que llevar cristales cada vez más potentes y cambiarlos cada 4 o 5 años, hasta que la disminución del poder de acomodación se estabiliza completamente.
Existen tres tipos de cristales:
Cristales unifocales. Utilizados para la visión de cerca, su inconveniente principal es que molestan para la visión de lejos. Para evitar este problema, pueden utilizarse los cristales de media luna, por encima de
los cuales se puede mirar de lejos. No crean ningún problema de adaptación y son los más asequibles.
Cristales bifocales. Cuando una persona con presbicia llevaba ya cristales correctores para ver de lejos, se le pueden aconsejar los cristales bifocales o de doble foco: corrigen la visión de lejos en su parte superior y llevan una pequeña ventana en su parte inferior, a través de la cual se mira para ver de cerca.
Su principal inconveniente es que no corrigen la visión intermedia.
Cristales de foco progresivo. Permiten corregir la visión de cerca y la de lejos, al mismo tiempo. Son los más nuevos y los más perfeccionados. Están formados por una multitud de pequeños focos (invisibles sobre el cristal de las gafas) que corrigen también la visión de cerca y la de lejos, a todas las distancias posibles. Su principal inconveniente es que requieren alrededor de 15 días para que el paciente se adapte a ellos. Este período será menos penoso y menos largo si no se espera mucho tiempo antes de iniciar su uso. Son menos confortables para la lectura prolongada, especialmente en la cama, en posición tumbada.
Estos cristales pueden complementarse perfectamente con unas gafas de cristales correctores de cerca, de foco único.

Lentes de contacto

Existen lentes de contacto para la presbicia. Sin embargo, la calidad de la visión que aportan, tanto de cerca como de lejos, a pesar de los progresos tecnológicos realizados en los últimos años, no iguala todavía la calidad de la visión de las gafas.
No obstante, los pacientes que ya utilizan lentes de contacto para corregir una miopía o una hipermetropía pueden beneficiarse de ellas para la corrección de la presbicia.

Otros contenidos del dosier: Enfermedades sensoriales

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test