Alzheimer: objetivos 2011

El mal de Alzheimer ya es la principal causa de demencia en personas mayores de 65 años y, a partir de esta edad, su prevalencia aumenta de forma exponencial.

El aumento de la esperanza de vida y el progresivo envejecimiento de la población hace presagiar un incremento de la población afectada, que puede alcanzar dimensiones epidémicas. Ante esta oleada de nuevos casos, es necesario fijar los principales objetivos empezando por una mejor diagnosis.

Existe un objetivo “diagnóstico” que consiste en detectar la enfermedad antes de lo que se hace actualmente, aclara la Dra. Catherine Thomas Antérion, neuróloga y responsable de la unidad de neuropsicología del Centro Hospitalario Universitario de Bellevue (Francia). Hoy en día, el Alzheimer se diagnostica cuando la enfermedad alcanza su estadio moderado o medio, es decir, unos tres años más tarde de la aparición de los primeros síntomas.

Es necesario establecer un diagnóstico precoz.

Una detección precoz implica que la enfermedad ya está declarada pero en su fase más leve. Establecer un diagnóstico temprano concede al paciente, en plena posesión de sus facultades mentales, la posibilidad de tomar ciertas decisiones al respecto evitando esta carga a sus familiares. Hay que tener en cuenta que el único afectado no es sólo el paciente sino también sus cuidadores, figuras indispensables en el acompañamiento del enfermo que a menudo sufren el deterioro de su propia salud.

En este punto es necesario destacar el importante trabajo de organizaciones como la Confederación Española de Familiares de Enfermos de Alzheimer y otras Demencias (CEAFA) y la Fundación Alzheimer España, que proporcionan información y apoyo a los enfermos y a las familias.

Los cuidadores descuidan su propia salud porque, una vez diagnosticada la enfermedad, todo gira en torno al enfermo.

Otro objetivo necesario, por lo tanto, consiste en, evidentemente, proteger también a los cuidadores, insiste la neuróloga. Ponerles toda la información a su alcance así como la ayuda necesaria (desde formaciones individuales o en grupo hasta ayuda psicológica) para dar respuesta a posibles crisis que, hasta el momento, pasaban completamente desatendidas.

Es necesario crear estructuras especializadas que ofrezcan asistencia al enfermo durante unas horas o de manera continua en caso de que el cuidado a domicilio no sea viable. Un proyecto difícil ya que se requieren muchos efectivos y plazas para dar cabida al elevado número de enfermos…    

En este punto, el objetivo principal consiste en construir más centros de día en los que los enfermos, atendidos por personal cualificado, puedan  realizar actividades de recreo y de estimulación cognitiva. Otra posibilidad serían las hospitalizaciones temporales cortas en centros de acogida. Aunque ya existen algunas, se necesitarías muchas más estructuras como esta para permitir al paciente aislarse unos días y a las familias, tomarse un respiro y descansar, ya que se trata de un acompañamiento largo y no siempre fácil.

Además, se necesitan más plazas en residencias y, sobre todo, residencias especiales donde puedan realizarse igualmente actividades adaptadas a las necesidades de estos pacientes.

Hoy en día, la enfermedad de Alzheimer ha “cambiado de cara”, ya no es la misma. Y, por lo tanto, tampoco su tratamiento.

Cierto, ya no nos enfrentamos al mismo mal, confirma el Dr. François Sellal, jefe del servicio de neurocirugía del Hospital Pasteur (Colmar, Francia). La evolución es más larga, podemos controlar mejor los trastornos inherentes a la enfermedad, los cuidados se han ido mejorando… Pero con todo y eso, aún queda mucho por hacer puesto que hablamos de un tratamiento y un seguimiento costosos debido al gran número de especialistas que intervienen en él. Sin embargo, hay que reconocer que hoy en día no contamos con los efectivos suficientes ni las estructuras necesarias para responder a las demandas existentes.

No hemos conseguido frenar por completo esta enfermedad, aunque se han hecho pequeños progresos para ralentizar su avance.

A pesar de los esfuerzos en materia de investigación realizados hasta el momento no existe una respuesta a la pregunta de por qué una persona sufre de Azheimer. Sin embargo, tenemos cada vez más pistas sobre los mecanismos que desencadenan las lesiones cerebrales y la pérdida de neuronas, algo que, sin duda, nos hace ser optimistas de cara a un nuevo avance de la investigación, afirma el Dr. Jorge Matías-Guiu, director del Instituto de Neurociencias del Hospital Clínico San Carlos, de Madrid.

Los tratamientos existentes en la actualidad combaten las consecuencias de la enfermedad paliando sus efectos. Lo ideal sería contar con fármacos para evitar el inicio de la enfermedad y no para una vez las neuronas ya lesionadas. Aunque se ha hablado de vacunas que podrían evitar el mal de Alzheimer, los resultados hasta el momento no son demasiado satisfactorios ya que esta sólo funcionaría en casos de formas genéticas de la enfermedad. A pesar de todo, el Dr. Sellal positiviza y afirma que existen enfoques terapéuticos muy innovadores que permitirán, en unos años, dar con tratamientos capaces de frenar la evolución de la enfermedad casi por completo. Frenarla, no evitar su aparición, insiste.

Dado que la ciencia avanza cada día y a pasos agigantados, el próximo día 21 de septiembre, con motivo del Día Mundial del Alzheimer, dará comienzo, en Madrid, el Congreso Internacional sobre la Investigación en Alzheimer "Global Alzheimer's Research Summit". Este interesante acontecimiento se enmarca en la iniciativa Alzheimer Internacional 2011 promovida por la Fundación Reina Sofía y la Fundación Pasqual Maragall para fomentar la investigación del Alzheimer y otras enfermedades neurogenerativas.

 

Video de la campaña publicitaria de Alzheimer Internacional 2011 cedida por AFALcontigo

Declaraciones tomadas por el Dr. J.P. Rivière

Fuentes:

1. Entrevista a la Dra. Catherine Thomas Antérion con motivo de la conferencia “Mal de Alzheimer, un objetivo médico, social y familiar en el que cada progreso cuenta…”, encuentros I+D, Lyon.

2. Entrevista al Dr. François Sellal, jefe del servicio de neurocirugía del Hospital Pasteur, Colmar (Francia)

3. Declaraciones del Dr. Jorge Matías-Guiu, director del Instituto de Neurociencias del Hospital Clínico San Carlos, de Madrid, para la Fundación Alzheimer España.

Más información:

Confederación Española de Familiares de Enfermos de Alzheimer y otras Demencias (CEAFA)

Fundación Alzheimer España

Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD) del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad

Otros contenidos del dosier: Alzheimer

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test