Depresión y sueño: relaciones peligrosas

¿Padecéis problemas de sueño? ¿Estáis cansados? ¿Y si se tratara de una depresión?

El sueño, primera víctima de la depresión

La salud mental y el sueño están estrechamente relacionados. Desde que aparece un problema psíquico, las noches se ven perturbadas. Y resulta especialmente verdadero en el caso de la depresión. El síndrome depresivo generalmente provoca insomnio precoz: la persona se despierta demasiado temprano, ¡a veces incluso a las tres de la mañana! Se gira en la cama, le da vueltas a ideas negras y, en general, acaba por dormirse… ¡cuando ya es hora de levantarse!
Por tanto, lo importante es identificar este problema como uno de los síntomas de la depresión. Puesto que son muchos los que se tratan específicamente estos problemas de sueño, especialmente con la ayuda de somníferos, sin centrarse en la causa real, que es la depresión.
En cambio, si se identifica la depresión y se trata, el tratamiento de las consecuencias como el insomnio puede considerarse de forma complementaria.

El cansancio, un síntoma de un episodio depresivo

El cansancio es otro síntoma claramente conocido de la depresión. El cansancio no es sólo físico (falta de energía, somnolencia…), sino también psicológico: falta de ganas, bajada de la motivación en el trabajo, pero también en las actividades de ocio…
Por otra parte, se observan conexiones importantes entre el síndrome depresivo y la fibromialgia, una enfermedad que se traduce en un cansancio intenso, problemas de sueño y dolores.
Asimismo, algunos especialistas subrayan que esta afección puede que en realidad no sea más que una forma específica de la depresión.

Depresión estacional y sueño

La depresión estacional también se conoce por su impacto en los problemas del sueño. Se traduce en un cansancio durante la mañana, ¡incluso después de haber dormido 12 horas! Por tanto, la solución se basa en curas con fototerapia, especialmente por la mañana, para conseguir llenarse de energía luminosa.
Observación: cada vez hablamos más de los famosos despertares “a la luz del alba”, que precisamente permitirían un despertar natural y una exposición luminosa intensa desde que uno se despierta. Pero ningún estudio serio ha conseguido confirmar su interés en la depresión hibernal.

Antidepresivos y sueño

También se debe prestar atención cuando se interrumpe un tratamiento con antidepresivos después de pasar una depresión: en ciertos casos puede que aparezcan problemas de sueño. La interrupción siempre debe hacerse de forma progresiva.
Pedid consejo a vuestro médico. Os podrá orientar para gestionar específicamente estos problemas. ¡Para recuperar al mismo tiempo la sonrisa y el sueño!

A. Sousa

Otros contenidos del dosier: Depresión

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test