Dolores inexplicables: ¿y si es una depresión?

Entre los males del cuerpo y del espíritu existe un vínculo que debe considerarse con precaución porque, cuando el cuerpo habla, el lenguaje que utiliza puede ser difícil de interpretar… Lee este artículo para evitar sacar conclusiones precipitadas.

Descubrir la depresión que se esconde tras el dolor

Si bien el término “depresión enmascarada” no aparece en la clasificación de enfermedades psicológicas actuales,  un trastorno que el médico es incapaz de explicar puede esconder un episodio depresivo atípico. “En ese caso, las quejas del paciente son de tipo monosintomáticas, reiteradas a largo plazo, sin causa y de difícil diagnóstico. Pero sobre todo, el paciente no parece triste a primera vista”, explica Cyril Mach, psiquiatra en el CHU de Caen.

Puesto que la ausencia de tristeza o de ideas afligidas no llaman la atención, existen otros síntomas secundarios que también deben tenerse en cuenta en el diagnóstico de una depresión. La pérdida de placer, la desvalorización de uno mismo, los trastornos del sueño o incluso una variación importante del peso pueden confirmar un episodio depresivo.

“A los 40 años, Sylvie sufría cefaleas crónicas. Fue su neurólogo quien le aconsejó consultar con un psiquiatra. Una entrevista en profundidad bastó para confirmar un episodio depresivo de presentación atípica. A primera vista, no parecía deprimida, pero le costaba una barbaridad levantarse por las mañanas y estaba agotada a pesar de dormir durante muchas horas. Tras ponerse en manos de un psiquiatra, Sylvie siguió una psicoterapia y empezó a tomar antidepresivos. Las cefaleas desaparecieron por completo”, explica Dyril Mach. Así pues, en caso de duda, es recomendable pedir consejo a un psiquiatra.

Dolores sin parecer deprimido

Dolor de tripa, molestias en la espalda, cefaleas, neuralgias… Los dolores físicos que los médicos somáticos no son capaces de explicar (generales y especialistas, como por ejemplo gastroenterólogos, neurólogos o reumatólogos) no siempre esconden una depresión. El cuerpo a menudo se encarga de expresar emociones tales como la cólera o la ansiedad, pero también puede manifestar un agotamiento. “Acudí al médico de cabecera porque me notaba muy cansada y tenía dolores en diferentes partes del cuerpo. Cuando el médico me dijo que era consecuencia de un estrés laboral, me costó creerle. Jamás había relacionada mi ritmo de trabajo a mi estado de salud y no solía escuchar a mi cuerpo. Hoy por hoy, ya no estoy enferma y asisto a clases de meditación para reducir el nivel de estrés. No estoy deprimida… al contrario, aquellos dolores me ayudaron a hacerme una pregunta”, afirma Verónica, de 55 años.

¿Y si fuera otra enfermedad?

Que el médico no encuentre de inmediato la causa de un dolor no siempre significa que se trate de una cuestión psicológica. Hay ciertas enfermedades, como la depresión, que cuesta identificarlas. “La consulta somática debe ser lo más completa posible. Es necesario realizar un diagnóstico por imagen cerebral en el caso de dolores de cabeza persistentes o por imagen dorsal si se trata de dolores crónicos. Así, se podrá establecer un diagnóstico y, sobre todo, se podrá evitar una enfermedad grave que pueda repercutir en la moral. Del mismo modo, en psiquiatría es muy habitual realizar una revisión tiroidea en el caso de pacientes que presentan una depresión, para evitar un eventual hipertiroidismo”, añade Cyril Mach.

Advertencias sobre los tratamientos

En el caso de un episodio depresivo atípico diagnosticado por un psiquiatra, el tratamiento varía en función de la gravedad de la enfermedad. Las psicoterapias no siempre están asociadas a la toma de un antidepresivo. Cuando el dolor no tiene una causa orgánica evidente y no esconde una depresión, el médico de cabecera puede derivar a los pacientes, dependiendo del caso, a otros especialistas (especialistas del dolor, psicólogo, sofrólogo…).

Sea cual sea el caso, todo dolor debe ser atendido y tratado con eficacia. El médico de cabecera tiene un papel fundamental, pues es él quien puede evitar que los pacientes caigan en manos de charlatanes que presumen curar todos los males utilizando métodos extravagantes, costosos y, a veces, peligrosos.

D. Bourdet

Fuente: Entrevista del 5 de febrero de 2013 con Cyril Mach, psiquiatra en el CHU de Caen.

Otros contenidos del dosier: Depresión

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test