¿Qué es el suicidio altruista?

 La palabra altruismo significa pensar en el bien del otro. ¿De qué manera matar a las demás personas contigo puede resultar altruista? En realidad, las motivaciones altruistas que llevan a un homicidio-suicidio son patológicas, con mayor frecuencia se enmarcan en un contexto de depresión grave.

Suicidio altruista: un tipo de homicidio-suicidio

El acto de homicidio-suicidio describe a cualquier homicidio (o tentativa de homicidio) seguido del suicidio (o del intento de suicidio) del autor, en un periodo de tiempo breve, menos de 24 horas. Existen diversos tipos de homicidios-suicidios:

  • Los homicidios-suicidios entre cónyuges (muerte de un cónyuge mayor y que sufre, seguido del suicidio del autor, por ejemplo, o muerte del excónyuge y suicidio)
  • Los filicidios-suicidios (un padre o madre que mata a su(s) hijo(s) antes de suicidarse)
  • Los homicidios-suicidios familiares
  • El homicidio-suicidio del adversario (caso en el que una persona mata, antes de suicidarse, a las personas que considera responsables de sus dificultades)
  • Los que asesinan en masa (aquellos que matan a un grupo de personas sin discriminación en un lugar escogido antes de matarse).

Entre estos homicidios-suicidios, los psiquiatras definen el suicidio denominado altruista. “Desde un punto de vista psiquiátrico, un suicidio altruista se realiza, paradojalmente, por el bien del otro: la persona mata para proteger a sus allegados de un porvenir oscuro en el que se piensa que se verán envueltos y, a continuación, se suicida”, explica el Prof. Debout. Según este especialista, es imprescindible que exista un vínculo afectivo con las víctimas para cualificar a un homicidio-suicidio de suicidio altruista. Otros psiquiatras, menos numerosos, ofrecen una definición más amplia y consideran que puede hablarse de suicidio altruista en los casos donde la persona que se suicida se lleva con ella a personas externas a la familia, con las que sin embargo a menudo tiene algún tipo de relación (por ejemplo, son compañeros).

Suicidio altruista: motivaciones altruistas patológicas

De este modo, las motivaciones altruistas que dan lugar a un suicidio altruista son enfermizas. “El autor se encuentra en un momento de gran angustia patológica”, subraya el Prof. Debout. “La desgracia que se supone que debe afectar a los prójimos es imaginaria, es un delirio de las personas que padecen estados melancólicos, es decir, estados de depresión grave”, explica.

Las situaciones más frecuentes de suicidio altruista son aquellas donde una madre melancólica mata a sus hijos para evitarles algo que considera peor que la muerte.

El suicidio altruista también puede observarse más excepcionalmente en otras patologías: problema de adaptación con ansiedad y humor depresivo o esquizofrenia.

Sin psicosis no hay suicidio altruista. De este modo, una persona mayor que mata a su cónyuge o a su cónyuge mayor y enfermo/a y se suicida después no comete un homicidio-suicidio ya que no existe ningún elemento delirante. En ese caso, como en la situación en la que un padre mata a su hijo gravemente discapacitado antes de suicidarse, se trata de poner fin al sufrimiento del prójimo, por tanto, interviene la empatía, incluso aunque sea un poco demasiado grande.

Suicidio altruista: la prevención, el tratamiento adecuado

El suicidio altruista sigue siendo un acto poco frecuente que podría preverse con un tratamiento adaptado del problema psiquiátrico. “Tratando adecuadamente el momento de profunda depresión, podemos evitar el paso al acto”, calcula el Prof. Debout. “Esto supone realizar un buen diagnóstico e iniciar el tratamiento adecuado”, precisa. Una persona en un estado melancólico, con signos de depresión grave, puede representar un peligro para sí mismo o para los demás. Por otra parte, esta situación psiquiátrica grave puede requerir una hospitalización. “Aunque el riesgo de pasar al acto asesino seguido del suicidio es importante, más vale hospitalizar a la persona, incluso obligarla a ello si ésta última no acepta que la hospitalicen”, calcula el Prof. Debout.

Sin embargo, el potencial homicida de la depresión todavía sigue siendo subestimado con demasiada frecuencia, incluso por los especialistas. Además, determinados actos de suicidio altruista no pueden prevenirse. Algunas personas en un estado melancólico no reciben un seguimiento médico y la realidad depresiva o su intensidad no siempre es percibida adecuadamente por el entorno.

A. S. Glover-Bondeau

Fuentes:

- Entrevista del Prof. Michel Debout, 9 de abril de 2015
- Les meurtres-suicides, revue de la littérature, Chocard AS, Juan F, Forensice. Número 12, octub re, noviembre y diciembre de 2002
- L’acte homicide-suicide, Dr AS Chocard, DIU de psiquiatría criminal y médico legal, mayo de 2004

Otros contenidos del dosier: Depresión

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test