La braquicardia. Cuando el corazón se ralentiza

La braquicardia no causa síntomas, salvo si el ritmo cardíaco desciende mucho o de manera brusca. Cansancio, falta de aire o malestar pueden perturbar la vida cotidiana. El profesor Jean-Yves Le Heuzey cardiólogo especialista en arritmias cardiacas y jefe del servicio de Ritmología del Hospital Europeo Georges Pompidou de París, analiza las causas de la braquicardia y su tratamiento.

No siempre se trata de un defecto cardíaco

La braquicardia se define como un ritmo cardiaco más lento que el normal, con menos de 55 latidos por minuto.

Cuando no se asocia con un defecto cardíaco, el corazón late de manera regular y se denomina braquicardia sinusal. Este es un fenómeno normal en los grandes deportistas y las personas mayores, ya que la frecuencia cardíaca disminuye con la edad. "Mientras que puede llegar hasta 150 pulsaciones por minuto en el recién nacido, a menudo es de alrededor de 60 en las personas de más de 80 años", señala el doctor Jean-Yves Le Heuzey. El problema es cuando se ralentiza demasiado y la persona se siente mal.
Las causas no cardiacas (hipotiroidismo, hipertensión intracraneal, deficiencia o exceso de potasio), así como los medicamentos recetados para enfermedades cardiacas, hipertensión, hipertiroidismo o temblores (bloqueadores beta, antagonistas del calcio, otros) también pueden disminuir excesivamente la frecuencia cardiaca.

Cuando la braquicardia revela una anomalía en el corazón

Normalmente, la frecuencia cardiaca esta impuesta por el nódulo sinusal o sinoauricular. Esta estructura situada en el extremo superior del corazón envía impulsos eléctricos regulares que se propagan a las aurículas y los ventrículos para que se contraigan de manera sincrónica.
La braquicardia puede indicar un fallo en el nodo sinusal o la conducción eléctrica entre las aurículas y los ventrículos. Sin embargo, las causas de estos trastornos son muy variadas: deficiencia del músculo cardíaco o de sus arterias (secuelas de un infarto), enfermedades infecciosas (Lyme, Chagas), infiltrativas (sarcoidosis, hemocromatosis), autoinmunes (lupus, esclerodermia, artritis reumatoide), genéticas...

A menudo la braquicardia pasa desapercibida y se detecta durante la auscultación. A veces causa fatiga, debilidad, falta de aliento y hasta pérdida de conocimiento (síncope).

¿Cómo encontrar la causa?

"Cuando el médico clínico detecta braquicardia, primero busca eliminar una causa medicamentosa", explica el profesor Le Heuzey. "Entonces investiga la historia médica personal y familiar y otros signos asociados. Después de la consulta se puede recetar un examen de sangre o derivar a la persona al especialista más adecuado, especialmente un cardiólogo".

El primer examen en cardiología es a menudo un electrocardiograma para registrar la actividad eléctrica del corazón. Su apariencia (la regularidad, la sincronización entre las aurículas y los ventrículos, las pausas) a veces permite al especialista encontrar la causa de la braquicardia.
Pero a veces el resultado del electrocardiograma es normal, por ejemplo, cuando la braquicardia se produce de forma transitoria. El cardiólogo puede entonces proponer registrar el ritmo cardiaco durante 24 horas (holter) o utilizar un pequeño dispositivo que se coloca cerca del corazón cuando el malestar ocurre (registro de eventos). Otras pruebas, como las de esfuerzo o una ecocardiograma pueden completar la exploración.

El marcapasos en caso de bradicardia severa

Cuando la causa de la braquicardia no es cardiaca, simplemente tratándola se consigue que el corazón vuelva a su ritmo normal. Cuando está causada por un defecto benigno en el corazón o por medicación se suele controlar más a menudo, a menos que cause síntomas importantes. En algunos casos, el cansancio, la falta de aliento o el malestar interfieren con la vida diaria, lo que requiere la intervención médica. "Cuando el corazón o un medicamento que no se puede suprimir son la causa, el único tratamiento para la braquicardia severa es el marcapasos", señala el profesor Le Heuzey. "La intervención se realiza bajo anestesia local y es posible incluso en pacientes de edad muy avanzada. Después la persona puede llevar una vida perfectamente normal".

El síndrome de braquicardia-taquicardia

También llamada enfermedad de las aurículas o síndrome del senoenfermo, el síndrome de braquicardia-taquicardia se caracteriza por fases durante las cuales el corazón late muy lentamente (bradicardia) o muy rápidamente (taquicardia). Estos episodios provocan fatiga, malestar y palpitaciones. La enfermedad puede ser la causa de fibrilación auricular o de complicaciones cardiovasculares que requieren la colocación de un marcapasos.

A. Plessis

Fuentes:
- Dispositifs médicaux implantables actifs (DMIA) utilisés en cardiologie (productos médicos implantables activos utilizados en cardiología). Archivo de la Agencia Nacional francesa de Medicamentos y Productos Sanitarios.
- Arritmias. Folleto de la Federación Francesa de Cardiología (FFC).

Otros contenidos del dosier: Enfermedades cardiovasculares

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test