Las 10 causas principales de defunción en el mundo

Los últimos datos publicados con los que cuenta la OMS corresponden al año 2012, que son comparados con los obtenidos en 2000 para comprobar cómo han evolucionado las causas de mortalidad en este periodo de tiempo.

Según sus cálculos, en 2012 murieron en el mundo 56 millones de personas. El 68% de estas muertes se debieron a enfermedades no transmisibles, entre las que las principales fueron las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, la diabetes y las neumopatías crónicas. Respecto a las enfermedades transmisibles el porcentaje fue menor, un 23%, entre las maternas, perinatales y relacionadas con la nutrición. En cuanto a los traumatismos, causaron un 9% de las muertes.

Pero más concretamente la lista con las 10 mayores causas de mortalidad en el mundo es la siguiente:

  1. Cardiopatía isquémica: 7,4 millones
  2. Accidentes cerebrovasculares: 6,7 millones
  3. Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC): 3,1 millones
  4. Infecciones vías respiratorias inferiores: 3,1 millones
  5. Cáncer de tráquea, bronquios y pulmón: 1,6 millones
  6. VIH/Sida: 1,5 millones
  7. Enfermedades diarreicas: 1,5 millones
  8. Diabetes mellitus: 1,5 millones
  9. Accidentes de tráfico: 1,3 millones
  10. Cardiopatía hipertensiva: 1,1 millones
WHO data

Fuente: la OMS

Las enfermedades crónicas aumentan en todo el mundo

De la comparación entre los datos obtenidos en 2012 y los del año 2000, se extrae que el número de defunciones debidas al VIH se redujo levemente, de 1,7 millones en 2000 a 1,5 millones en 2012. Por otro lado, las enfermedades diarreicas ya no figuran entre las cinco principales causas de defunción, aunque sí se mantiene entre las primeras 10, cobrándose la vida de 1,5 millones de personas.

Otra de las conclusiones de la OMS es que la cantidad de muertes causadas por enfermedades crónicas sigue aumentando a nivel global. El cáncer de pulmón (contabilizado junto al de tráquea y al de los bronquios) causó 1,6 millones de muertes en 2012 mientras en 2000 fueron 1,2 millones. En la misma línea evoluciona la diabetes, cuya mortalidad fue de 1,5 millones de personas en 2012 en comparación con el 1,0 millones de personas que se cobró en 2000.

De los datos de la OMS también se concluye que la causa principal de muertes en todo el mundo siguen siendo las enfermedades cardiovasculares, con 17,5 millones de defunciones en 2012 si sumamos las muertes por cardiopatía isquémica y los accidentes cerebrovasculares.

El tabaquismo: una de las causas principales de muerte

Sin embargo, la OMS sigue insistiendo en que, aunque no aparezca en la lista anterior, el consumo de tabaco sigue siendo causa importante de muchas de estas muertes, ya que de manera indirecta, provoca muchas de las enfermedades más mortíferas que sí aparecen en el listado.

De manera particular, el tabaco es causa principal de enfermedades cardiovasculares, de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y del cáncer pulmonar. Por tanto, la OMS afirma que a escala mundial, el tabaco causa la muerte de 1 de cada 10 adultos.

Las diferentes causas de mortalidad entre países ricos y países pobres

Una de las principales diferencias que existe entre las defunciones en los países con mayores ingresos y en los países con menores ingresos es el origen de la mortalidad. Mientras las enfermedades no transmisibles predominan en los países con mayores ingresos, las enfermedades infecciosas lo hacen en los países más pobres.

En números relativos, la proporción más alta de enfermedades no transmisibles correspondió a los países de ingresos altos (el 87% de las muertes fue causado por enfermedades no transmisibles), seguidos por los de ingresos medianos (81%), y por último, por los países de ingresos bajos (36%).

La desigualdad socio económica entre países también afecta a las diferentes edades en las que se concentra el mayor porcentaje de fallecimientos en cada país. Mientras en los países de ingresos altos, tan solo 1 de cada 100 muertes corresponde a niños menores de 15 años, mientras en los países con ingresos bajos, aproximadamente 4 de cada 10 muertes ocurren en niños menores de 15 años.

En los países ricos destacan, por el contrario, las muertes en personas de 70 años o más, que constituyen 7 de cada 10 muertes. Las principales causas se deben a enfermedades crónicas como las enfermedades cardiovasculares, cáncer, demencia, enfermedad pulmonar obstructiva crónica o diabetes.

En cuanto a los países pobres, tan solo 2 de cada 10 muertes corresponden a personas de 70 años o más. La causa predominante de defunción son las enfermedades infecciosas: en conjunto, las infecciones de las vías respiratorias bajas, la infección por el VIH/sida, las enfermedades diarreicas, el paludismo y la tuberculosis causan casi una tercera parte de las muertes en esos países. En cuanto alto índice de fallecimientos en menores de 15 años, se explica por la gran cantidad de complicaciones del parto vinculadas con la prematuridad, la asfixia y los traumatismos, que forman parte de las causas principales de muerte y se cobran la vida de muchos recién nacidos y menores de 1 año.

La importancia de contar la mortalidad y conocer sus principales causas

Disponer de las cifras por las que muere la población de un país es esencial para que las autoridades sanitarias puedan evaluar la eficacia de su sistema de salud, averiguar si sus medidas preventivas están correctamente centradas y tratar de ajustarlas.

Según relata la OMS, los países más industrializados cuentan con sistemas de evaluación de las causas de defunción de la población. Pero la mayor parte de la población carece de esos sistemas y su número de defunciones han de ser estimados a partir de datos incompletos, algo que reconocen que es necesario mejorar con el fin de mejorar los sistemas de prevención de las enfermedades más extendidas a nivel mundial.

 

Fuente: Organización Mundial de la Salud, Las 10 causas principales de defunción en el mundo. Nota descriptiva nº 310. Mayo de 2014.

Otros contenidos del dosier: Enfermedades cardiovasculares

Comentarios

Artículos destacados

Convivir con un familiar cercano con síndrome de Down
Convivir con un familiar cercano con síndrome de Down

Consejos efectivos para convivir con un familiar cercano con síndrome de Down. Siguiendo estas recomendaciones lograrás...

Vivimos más, pero no mejor
La endometriosis en 6 preguntas
El sexo durante el tratamiento de cáncer
Cómo saber si tu hijo tiene síndrome de Asperger
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test