Los síntomas y tratamientos del sarampión

¿Qué es el sarampión?

El sarampión es la fiebre eruptiva que contagia a más niños y niñas en el mundo. Sus complicaciones, poco comunes en los países occidentales, son frecuentes en el tercer mundo y son responsables de una tasa de mortalidad muy elevada.

El sarampión se debe a un paramixovirus. Causa estragos en invierno y en primavera, en los países de climas templados, en forma de epidemias. En general, los menores de 6 meses están protegidos por los anticuerpos de su madre (si ha tenido el sarampión o si se ha vacunado).

El contagio se realiza mediante la propulsión de gotitas de saliva de los sujetos infectados. El enfermo es contagioso cuatro días antes de la erupción. El virus desaparece de la sangre 4 días después del principio de la erupción.

Los síntomas del sarampión

  • La enfermedad suele aparecer en edad preescolar.
  • La incubación es de unos 10 días después del contagio.
  • La invasión dura 4 días con fiebre elevada, conjuntivitis, edema de los párpados, ojos hinchados, goteo nasal, tos, diarrea, dolores abdominales, anorexia, vómitos, etc. El niño está muy gruñón, llora por nada.
  • El signo de Köplik permite diagnosticarlo en este estadio. Consiste en numerosas manchitas blancas, del tamaño de la cabeza de un alfiler, una mucosa roja en la cara interna de los mofletes, en la zona de los premolares. Tres o cuatro días más tarde, el signo de Köplik desaparece y da paso a la erupción.
  • La erupción del sarampión es típica: pequeñas placas rojas, con más o menos relieve (maculopápulas) de unos milímetros de diámetro que confluyen en zonas más grandes y siempre dejan entre ellas intervalos de piel sana. Algunos elementos cutáneos pueden ser del color de la sangre (púrpuras por la bajada de la tasa de plaquetas o trombocitopenia). La erupción empieza en el rostro detrás de las orejas y se extiende progresivamente. En el segundo día se extiende por toda la cara, el cuello y la parte superior del tórax. El tercer día, llega al tronco y a las extremidades superiores. Los miembros inferiores están afectados a partir del cuarto día.
  • A lo largo de esta fase eruptiva la fiebre sigue siendo elevada, la tos y el "catarro óculo-oto-naso-faringo-laringo-intestinal" persiste (ojos llorosos, otitis, rinitis, anginas, laringitis, diarrea). El niño está muy cansado.
  • Cuando la erupción desaparece, da paso a una fina descamación, visible durante unos pocos días. La fiebre desaparece excepto si hay complicaciones. La convalecencia dura unos diez días, durante los cuales el niño seguirá cansado.

Las complicaciones del sarampión

Hacen que la enfermedad sea grave:

  • Trastornos otorrinolaringológicos frecuentes: otitis y laringitis
  • Bronquitis, neumopatías
  • Sarampión pulmonar maligno, que puede provocar una insuficiencia respiratoria y a veces ser mortal
  • Neumopatía con secuelas
  • Estafilococos pulmonares
  • Bronco-neumopatía bacteriana
  • Encefalitis aguda relativa al sarampión (1 caso por cada 1.000 sarampiones)
  • Panencefalitis esclerosante subaguda de Von Bogaert

La meningoencefalitis del sarampión

Se cura sin dejar secuelas en el 60% de los casos. Los demás niños se mueren o viven con unas secuelas neurofísicas severas.

Es imprevisible y no tiene relación con la gravedad del sarampión. Lo más habitual es que empiece entre el tercer y el séptimo día de la erupción. El principio es brutal con fiebre y desórdenes neurológicos diversos: convulsiones, desórdenes de la conciencia (obnubilación o coma), desórdenes neurodegenerativos, desórdenes psíquicos (postración, indiferencia, agitación, hostilidad, delirio, etc.), desórdenes neurológicos focalizados (parálisis facial, oftalmoplejia, hemiplejia, afasia, etc.), desórdenes extrapiramidales (hipertonía, temblores etc.), desórdenes del equilibrio (ataxia, nistagmo etc.). Se asocia con una meningitis linfocitaria. La EEG se perturba y muestra ondas lentas de sufrimiento cerebral.

La evolución es muy variable. La mortalidad en los 10 primeros días es del 10 al 15%. Se pueden observar secuelas en un tercio de los casos: desórdenes de la personalidad, retraso mental, parálisis, epilepsia, desórdenes del equilibrio enuresis, pubertad precoz, etc.

La panencefalitis subaguda esclerosante de Dawson o de Van Bogaert (S.S.P.E.)

Es una complicación tardía del sarampión que aparece de media 7 años después de ésta y siempre es mortal en 1 o 2 años.

Esta enfermedad se caracteriza por un larguísimo período de incubación (que dura varios años) y la persistencia del virus en el niño durante la enfermedad clínica aparente. Afecta a los niños y niñas de entre 5 a 12 años y su frecuencia es de 1 por 1.000.000. Ocurren más a menudo en los niños que en las niñas y en el 85% de los casos, estos viven en zonas rurales. En el 50% de los casos, los niños tienen el sarampión antes de los 2 años. La causa exacta de la enfermedad se desconoce. ¿Se trata de un déficit inmunológico global o selectivo con respecto al virus del sarampión? ¿Se trata de una cepa particular del virus del sarampión?

El principio de la enfermedad es engañoso y está marcado por un deterioro intelectual, cambios de humor y de carácter. En unas pocas semanas o meses, seguirán los demás síntomas: brutales caídas al caminar, movimientos anormales, convulsiones, signos oculares diversos, desórdenes importantes del lenguaje y de la actividad gestual, rigidez, desórdenes de la vigilancia, etc.

El diagnóstico descansa en la dosis de los anticuerpos contra el sarampión en la sangre y en el líquido cefalorraquídeo. La biopsia cerebral permite confirmar de manera formal el diagnóstico.

La evolución es irremediablemente fatal en unos meses o años. Se han dado casos de supervivencia prolongada. No se conoce ningún tratamiento.

Las complicaciones según el territorio

Los niños y niñas que sufren mucoviscidosis, malnutrición severa, malformaciones cardíacas, insuficiencia respiratoria y aquellos que han sido tratados con corticoides o quimioterapia contra el cáncer presentan más complicaciones que aquellos que están sanos.

El recién nacido y el bebé de meses con madres no protegidas contra el sarampión también son niños con riesgo.

El 5% de los niños vacunados no están suficientemente bien protegidos por la vacuna y pueden contraer el sarampión. Puede ser un sarampión típico o un sarampión más ligero con un poco de fiebre, un pequeño catarro, una erupción más corta que puede aparecer de repente en el tronco o en los miembros.

En zonas tropicales y subtropicales, el sarampión suele afectar a recién nacidos de menos de 2 años. El catarro digestivo es importante con diarrea y deshidratación. La erupción aparece en una piel negra de tipo maculopapular. La descamación es muy visible: fina capa de polvo blanco. Las complicaciones son muy frecuentes: neumopatía bacteriana, bronconeumopatía, laringitis, estomatitis, conjuntivitis, etc. El sarampión acelera la evolución fatal de las malnutriciones graves (kwashiorkor).

Tratamiento del sarampión

El tratamiento curativo

A pesar de que el sarampión es una de las enfermedades de declaración obligatoria (EDO) tanto en España como en la mayoría de países, lo cierto es que, a menudo, el personal médico olvida rellenar los formularios y enviarlos al servicio de Vigilancia Epidemiológica de la comunidad autónoma correspondiente.

  • Se debe evitar la hospitalización, excepto en casos de complicaciones graves (bronco-neumonía mayor, laringitis asfixiante, encefalitis), de factores de riesgo (mucoviscidosis, insuficiencia respiratoria, etc.) o por razones sociales.
  • Los antibióticos suelen ser necesarios en caso de infecciones bacterianas (ampicilina, macrólidos...).
  • El tratamiento sintomático sigue las medidas habituales contra la fiebre, la hidratación (bebidas abundantes) y el descanso.
  • La fotofobia necesita que se atenúe la luz en el cuarto.
  • Durante la convalecencia, los niños siguen siendo débiles frente a las infecciones, ya que sus defensas inmunitarias están debilitadas.
  • El tratamiento de la encefalitis se basa en el equilibrio hidroelectrolítico y calórico, el empleo de anticonvulsivos y la vigilancia y atención continua.

Tratamiento preventivo

  • La seroprevención por inmunoglobulinas humanas que se utilizan en las 48 horas siguiente al contagio;
  • Y, sobre todo, la vacuna contra el sarampión (comprobación y actualización con 2 dosis de vacunas para los menores de 12 meses y nacidos después de 1980).

La SPR se recomienda para todos los niños: primera inyección a los 12 meses y recuerdo a los 18 meses (recomendaciones oficiales de 2015). La vacuna puede conllevar una reacción clínica benigna unos 8 días después de la vacuna: fiebre a 38ºC, erupción cutánea... Como cualquier otra fiebre, la fiebre que sigue a esta vacuna puede provocar una convulsión febril (1 caso por cada 2.000 vacunas).

Medidas de higiene en caso del sarampión

Unos sencillos gestos permiten limitar la propagación del virus del sarampión: 

  • Lavarse las manos regularmente y enseñarles a los niños a hacerlo correctamente.
  • Lavar la nariz de los niños con suero fisiológico.
  • Cubrir la boca de niños (y adolescentes) cuando tosen o estornudan. Utilizar pañuelos desechables.
  • Limpiar los objetos que ha utilizado la persona enferma.
  • Evitar besar a la persona enferma.
  • Guardar el cepillo de dientes del enfermo después de usarlo.
  • Ventilar su cuarto una vez al día durante unos 20 minutos.
  • Respetar la exclusión social durante 5 días después de que aparezca la erupción cutánea.

Las formas atípicas del sarampión pueden confundirse con:

  • Una rubeola
  • Una mononucleosis infecciosa
  • Un adenovirus
  • Una roséola (infección a HHV7)
  • Un enterovirus
  • Una alergia a medicamentos (ampicilina, etc.)

Dra. Jacqueline Rossant-Lumbroso y Dr. Lyonel Rossant

Fuentes:

Otros contenidos del dosier: Enfermedades infecciosas

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test