Hepatitis A: benigna, en la mayoría de los casos

La hepatitis A es la más frecuente de las hepatitis víricas. Se debe al virus de la hepatitis A (VHA), que provoca lesiones inflamatorias en el hígado. Se estima que cada año hay 1,5 millones de casos clínicos en el mundo.

No olvides respetar las normas de higiene

La vía de contagio se denomina feco-oral: contagio a través de las manos o alimentos que han estado en contacto con las heces de un sujeto afectado. En la práctica, se produce por la ingesta de agua o alimentos contaminados (moluscos, crustáceos, frutas, verduras...).
Los viajes a un país en vías de desarrollo comportan un riesgo, teniendo en cuenta el escaso nivel de higiene: África, Asia, Europa del Este, América Central o América del Sur. A diferencia de lo que sucede con otros tipos de hepatitis, la hepatitis A solo se transmite en contadas ocasiones por vía sexual o sanguínea.

Los síntomas no suelen ser perceptibles

Algunas hepatitis A pasan desapercibidas, en especial en el caso de los niños: el sujeto no se siente enfermo, pero los análisis de sangre detectan anticuerpos, lo que indica que ha habido exposición al virus.
Los síntomas son muy poco específicos, y, cuando se presentan, son muy variados: fatiga, cefalea, dolores abdominales, náuseas, anorexia, dolores articulares y urticaria. Entre los 15 y los 45 días posteriores al contacto con el virus, sobreviene la ictericia (coloración amarillenta de la piel): el paciente presenta un color amarillento en los ojos y la piel, y la orina es poco abundante y oscura. La confirmación del diagnóstico se realiza a través de análisis biológicos: una elevación significativa de las enzimas hepáticas y la presencia de anticuerpos anti-VHA dan lugar a que se diagnostique hepatitis A.
La coloración amarillenta de la piel (ictericia) dura, normalmente, de 2 a 6 semanas, durante las que persisten la fatiga y las náuseas. El paciente suele perder peso. Tras ese período, el paciente recupera la coloración habitual de la piel y el apetito. En ciertos casos, la enfermedad se prolonga varios meses, pero nunca evoluciona hacia una forma crónica (a diferencia de otros tipos de hepatitis), y la curación es completa. La mayoría de pacientes no necesita hospitalización, y la media de las bajas laborales suele ser de un mes. En general, cuanto mayor sea el paciente, más grave y duradera será la enfermedad.
En casos muy raros, la hepatitis A se presenta con complicaciones muy graves (forma fulminante), y da lugar a pérdida de conciencia e inicio del coma. En tales casos, debe hospitalizarse al paciente de urgencia.

Una vacuna 100 % eficaz

No existe tratamiento clásico. Se aconseja guardar reposo moderado. Durante la fase aguda se puede mantener una alimentación normal. En cambio, debe evitarse por completo el consumo de alcohol. Asimismo, también hay que evitar cualquier medicamento tóxico para el hígado.
La mejor prevención de la hepatitis A reside en la higiene: hay que lavarse bien las manos y evitar consumir agua no tratada, bebidas que contengan hielo, crustáceos o mariscos crudos y frutas y verduras no cocidas cuando se viaja a un país en vías de desarrollo.
Es recomendable que los viajeros internacionales se vacunen. La vacuna suele ser bien tolerada, pero en ciertas ocasiones puede causar fiebre y dolor de cabeza. Suele administrarse al menos quince días antes del viaje, y se recomienda una dosis de recuerdo al año. Las personas que viajen muy a menudo deben repetir la vacunación cada diez años. Los pacientes que hayan sufrido un episodio de hepatitis A serán inmunes toda la vida y no necesitan vacunarse.
Dra. C. Bouchet

Otros contenidos del dosier: Hepatitis

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test