La hepatitis C en 10 preguntas

¿Cómo se transmite el virus de la hepatitis C?

El virus de la hepatitis C se transmite principalmente por la sangre. Antes, las personas podían contagiarse a consecuencia de una transfusión, un trasplante, una intervención quirúrgica, un parto complicado... Hoy en día, el riesgo es teóricamente nulo. El consumo de drogas por vía intravenosa es la principal vía de contagio. Por último, puede haber contacto con el virus en casos muy raros, a saber:

  • Técnicas invasivas como la endoscopia;
  • Acupuntura con agujas que no sean desechables o de uso personal;
  • Mesoterapia si el material no es desechable;
  • Tatuajes;
  • Piercings;
  • Compartir la maquinilla de afeitar u otros instrumentos cortantes.

También existe un riesgo de transmisión madre-hijo durante el parto. Cerca de un 5 %.
En último lugar, el riesgo de transmisión por vía sexual es bajo.

¿Cómo detectar el contagio?

No hay síntomas específicos cuando nos contagiamos por el virus de la hepatitis C (VHC). El principal síntoma es un cansancio excesivo, pero tampoco es algo particular de la hepatitis C. A veces, puede aparecer un prurito (picor) en la zona del hígado.
El único medio para detectar la infección es hacer un análisis. La cantidad de anticuerpospresentes en la sangre revela si se ha estado en contacto con el mismo. La detección del genoma del VHC confirma la presencia del virus. La elevación de las transaminasas (enzimas liberadas por el hígado en caso de inflamación) también indica la presencia de una hepatitis. ¡Ojo! El análisis de anticuerpos puede arrojar un resultado positivo y el estudio del genoma un resultado negativo. Ello significa que el cuerpo ha conseguido deshacerse del virus.

¿Existe vacuna?

A diferencia de lo que sucede con la hepatitis A y B, no existe vacuna frente a la hepatitis C.

¿Cómo evoluciona la enfermedad?

Alrededor del 80 % de las personas contagiadas por el virus no consigue curarse de forma espontánea. En tales casos, la hepatitis C se convierte en una hepatitis crónica. En el 20 % de los casos, puede provocar una cirrosis, incluso varios años después del contagio. Entre el 3 y el 10 % de los casos, los pacientes con cirrosis desarrollan cáncer de hígado.

¿Cuál es el tratamiento?

Hasta hace poco en España los tratamientos aprobados para tratar la hepatitis C* eran:

- Biterapia con interferón más ribavirina para los genotipos 1, 2, 3 y 4.

- Triple terapia (interferón pegilado, ribavirina y un inhibidor de la proteasa del VHC (boceprevir (Victrelis®) o telaprevir (Incivo®) ) solo para el genotipo 1 del VHC.

Este tratamiento llamado de Triple Terapia para los pacientes con genotipo 1 combinando interferón, ribavirina y uno de los dos  primeros  fármacos antivirales de acción directa -boceprevir o telaprevir- inhibidores de proteasa de primera generación- supuso un punto de inflexión muy importante en el tratamiento de la infección crónica por VHC, con un incremento considerable de la efectividad de la terapia que permite la curación de muchos pacientes, pero a costa de bastantes efectos secundarios.

Desde el día 1 de agosto de 2014 para genotipo 1 y para genotipo 4 se aprobó una nueva opción de triple terapia con simeprevir (Olysio®) más interferón pegilado y ribavirina.

¿Son eficaces?

Actualmente, el 50 % de los enfermos consigue curarse con la biterapia. La tasa de curación de la triple terapia es del 66 %. Además, otra ventaja sustancial de esta última es la reducción del plazo de tratamiento de los pacientes.

¿Cuáles son los efectos secundarios del tratamiento?

El tratamiento tradicional posee numerosos efectos secundarios. Al principio, el interferón puede causar un estado pseudogripal: fiebre, cefalea, agujetas, otros dolores locales, pérdida de peso y trastornos del sueño. Pero los efectos más graves son los trastornos del humor: irritabilidad, depresión... Muy raras veces, el interferón provoca también una alteración de la glándula tiroidea. La ribavirina, por su parte, provoca anemia (disminución del número de glóbulos rojos), causante de la fatiga y los sofocos. Además, está contraindicada en caso de embarazo.
La triple terapia puede asociarse, por ejemplo, a la presencia de erupciones cutáneas y anemia. Por otro lado, la ausencia de respuesta a la triple terapia se asocia de manera casi universal al desarrollo de mutaciones que confieren resistencia al antiviral.

¿Qué precauciones debe tomar la persona contagiada?

En principio, es conveniente saber que no existe riesgo de transmisión por la saliva, la tos, el sudor, el contacto físico, la vajilla, el lavabo... Solo hay que evitar compartir artículos del aseo personal (maquinilla de afeitar, cepillo de dientes, cortaúñas...). Los objetos que entran en contacto con la sangre (tiritas, vendas, tampones) deben colocarse en recipientes protectores. Hay que desinfectar bien las heridas.
A la hora de practicar relaciones sexuales, se recomienda utilizar preservativo durante la menstruación, así como en caso de infección (herpes) o lesiones genitales.
Por último, los toxicómanos deben evitar el uso compartido de los materiales, en particular las jeringas o, en los casos de drogas consumidas por vía intranasal, del canutillo de inhalación.     

¿Debo informar a mi jefe?

No, no estás obligado a informar a tu jefe o tus compañeros de trabajo.

¿Es posible quedarse embarazada?

Es absolutamente posible seguir con el embarazo en caso de hepatitis C. Solo está contraindicado durante el período de tratamiento. Conviene saber que existe un riesgo de un 5 % de transmitir el virus al bebé durante el parto. El riesgo es más elevado en caso de infección común por VIH. La lactancia materna no está contraindicada a priori, puesto que aún no se ha demostrado el riesgo de transmisión del virus a través de la leche materna.
A. Sousa

Fuentes:

* Nuevos fármacos y nuevas estrategias para el tratamiento de la Hepatitis C, Associaciò Catalana de Malalts d'Hepatitis.

Otros contenidos del dosier: Hepatitis

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test