El herpes labial o “calentura”: qué es y cómo se transmite

El herpes puede aparecer de manera aislada, sin razón aparente, una o dos veces en la vida.

Un compañero del que no nos podemos librar

Como las aftas, el herpes puede reaparecer:

  • Durante una gripe o una rinitis.
  • Durante una infección de orina, una bronquitis o una pulmonía.
  • Durante la menstruación.
  • Durante las primeras exposiciones al sol, en primavera y verano.
  • En períodos de estrés.

Cómo se transmite

El herpes es muy contagioso; puede diseminarse a partir de un único hogar.
Intenta no rascarte, ya que puedes desplazar el virus hacia los ojos o la zona genital. El diagnóstico empeora si se trata de un herpes ocular o genital: es mucho más difícil librarse de ellos que de un simple herpes labial.
Si te rascas, las lesiones pueden sobreinfectarse y conducir al impétigo. Entonces, los signos se multiplican: ampollas y costras, exudaciones más o menos purulentas... El impétigo también es contagioso.
Has de tener cuidado con el contacto con bebés y ancianos, personas con VIH o enfermos de sida, pacientes en tratamiento quimioterápico o tratamiento inmunosupresor: sus defensas están debilitadas y el herpes puede provocar en ellos consecuencias dramáticas. Tampoco realices visitas al hospital.

Las precauciones terapéuticas

En cuanto al herpes simple, no hay mucho que hacer: los antisépticos secan y protegen de una posible sobreinfección.
Las cremas antivirales como el Zovirax o el Activir harán que la erupción dure unos días menos. Si se aplican a partir de los primeros síntomas (prurito), las ampollas pueden disminuir y la desaparición de las lesiones acelerarse. Sin embargo, no impiden la repetición.
Las cremas y pomadas antibióticas sólo sirven en caso de sobreinfección No se aconseja el uso de cremas de cortisona. La higiene de la piel, las manos y las uñas es muy importante. Para el baño hay que utilizar jabones suaves.
Algunos tipos de herpes son muy serios.
El herpes en las personas immunodeprimidas corre el riesgo de extenderse. Puede tratarse con antivirales (como el Zovirax) por vía oral o incluso intravenosa en los casos más graves. En caso de duda, consulta a tu médico.
El herpes ocular puede provocar graves lesiones en el ojo. Debes acudir a un especialista.
Dr. A. Dubos

Otros contenidos del dosier: Herpes

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test