Diagnóstico de las migrañas

Interrogatorio

El interrogatorio que debe llevar a cabo el especialista es importante para llegar a un diagnóstico más seguro.
Antecedentes personales y familiares. Son importantes los antecedentes personales orientados hacia la búsqueda de enfermedades que puedan ser responsables de la cefalea del paciente (sinusitis, otomastoiditis, traumatismo craneoencefálico, artrosis cervical, patología dental o de la articulación temporomandibular, glaucoma, entre muchas otras).
Los antecedentes familiares son de especial importancia en los casos de migraña ya que, como se ha visto, cerca del 70 % de los casos tienen familiares de primer grado con migraña.
Interrogatorio dirigido a la cefalea. Hay once preguntas fundamentales que hay que responder ante la aparición de una cefalea, y que son:
1. Localización del dolor (en un solo lado de la cabeza, en toda la cabeza, a nivel frontal u orbitario, occipital...).
2. Características de la cefalea (pulsátil, opresiva, punzante, tirantez, un peso, explosiva...).
3. Intensidad (leve, moderada, intensa, incapacitante).
4. Modo de instauración (brusco, en minutos, insidioso...).
5. Tiempo de evolución.
6. Duración del episodio de cefalea.
7. Frecuencia aproximada. En casos crónicos resulta útil la elaboración de un calendario que recoja los episodios de cefalea.
8. Síntomas asociados (náuseas y vómitos, molestia a la luz y los sonidos, auras, fiebre, dolor a nivel de músculos y articulaciones, convulsiones...).
9. Factores que modifican el dolor (alimentos, esfuerzos, medicación, exceso o falta de sueño, lectura, menstruación...).
10. Medicación que ha tomado para combatir la cefalea.
11. Situación personal, laboral y familiar.

Exploración física

La persona que padece una cefalea no suele tener una exploración física, tanto general como neurológica, alterada. De todas formas, el médico deberá realizarla para descartar todas las posibilidades descritas anteriormente.

Pruebas complementarias

En principio, el diagnóstico de migraña se establece con el interrogatorio y una exploración física normales o que no sugieran causas orgánicas de la cefalea y que cumpla los criterios diagnósticos establecidos. Por ello, generalmente no es necesaria la realización de pruebas complementarias.
La petición de pruebas complementarias, como un análisis de sangre y radiología simple de cráneo y cervicales, se debe realizar en casos en los cuales se quiere descartar una causa orgánica de la cefalea (como puede ser una sinusitis, o por artrosis cervical).
En raras ocasiones el médico de cabecera o el neurólogo solicita técnicas más específicas, tipo TAC o escáner cerebral y resonancia magnética, para descartar otras enfermedades cerebrales. Cabe destacar que en todas estas enfermedades la exploración neurológica efectuada por su médico previamente, estaría alterada.

Otros contenidos del dosier: Migrañas

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test