Tratamiento de las migrañas

Tratamiento farmacológico

El tratamiento farmacológico se deberá administrar de acuerdo con el tipo de migraña que sufra la paciente.

Tratamiento no farmacológico

Junto al uso de la medicación pertinente, se pueden ayudar con las siguientes alternativas:
Eliminar factores desencadenantes. Las bases fundamentales del tratamiento no farmacológico de las migrañas serán eliminar o evitar factores desencadenantes como los que se han descrito anteriormente. Estos factores desencadenantes son individuales para cada persona y es tarea del médico (con ayuda del paciente) intentar determinarlos y así evitarlos. Para llegar a descubrirlos será de gran utilidad que el paciente lleve un diario donde anote las actividades que realiza cotidianamente.
Biorretroalimentación. La biorretroalimentación puede ayudar a los pacientes a relajar los músculos tensos. Se agrupan bajo el concepto de biorretroalimentación una serie de técnicas mediante las cuales se controlan actividades fisiológicas de funciones corporales inconscientes. La retroalimentación es aportada instantáneamente por instrumentos audibles o visuales en un intento de permitir al paciente el control de esas funciones. Se supone que la actividad fisiológica que se está controlando se encuentra relacionada casualmente con un problema clínico y que su alteración puede dar lugar a la resolución de éste.
Se instruye al paciente para que emplee pensamientos, sentimientos u otras estrategias a fin de reducir la tensión muscular. Se estimula la práctica diaria domiciliaria de estas habilidades.
Se ha observado que esta fórmula es útil como tratamiento acompañante en algunos pacientes con dolor de cabeza tensional y migrañas para ayudar a la relajación aunque no se ha visto que sea más eficaz que otras técnicas de relajación.
Fisioterapia. Con la fisioterapia se entrena a los pacientes a que fortalezcan la musculatura cervical, mejoren la movilidad y corrijan las malas posturas. Puede incluir el calor y los masajes para el alivio del dolor a corto plazo, así como ejercicios de fortalecimiento para la prevención del dolor a largo plazo.
Alimentación. Un factor desencadenante de la migraña puede ser la bajada de glucosa en la sangre. Para evitarlo, comer siempre entre horas, con lo que se aconseja llevar siempre una manzana, una pera o frutos secos para tomarlos entre las comidas.
Acupuntura. Se ha demostrado que la acupuntura es eficaz en el tratamiento de la migraña y la cefalea tensional en varios estudios clínicos controlados. No se han comunicado con ella efectos secundarios importantes.
Medicinas alternativas. Hay una amplia variedad de medicinas alternativas para el tratamiento de la cefalea que han demostrado ser eficaces en ensayos clínicos aleatorios, así como la utilización de matricaria (una planta medicinal) y dosis elevadas de riboflavina (vitamina B2) en la profilaxis de la migraña, y de magnesio tanto en el tratamiento agudo como en la prevención de la migraña.

Otros contenidos del dosier: Migrañas

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test