Las fracturas severas aumentan el riesgo de mortalidad en un 20%

La tan temida fractura de cuello del fémur es, al igual que el aplastamiento vertebral, origen de un exceso de mortalidad de aproximadamente un 20%. Teniendo en cuenta esta consecuencia, todas las mujeres que son víctimas de estas fracturas deberían realizar un seguimiento contra la osteoporosis; sin embargo, tan sólo un 20% de ellas está en tratamiento. Descubre aquí las explicaciones de la Dra. Karine Briot, reumatóloga del hospital Cochin (París).

Fracturas severas relacionadas con la osteoporosis

En España, una de cada tres mujeres mayor de 50 años sufre de fragilidad ósea. Cada año, la osteoporosis causa más de 1,3 millones de fracturas en el mundo entre las que se encuentran las fracturas llamadas severas: estas fracturas aparecen sin traumatismo, o debido un traumatismo mínimo, y tienen un impacto sobre la mortalidad, explica la Dra. Briot. Se trata de fracturas de la extremidad superior del fémur, de la extremidad superior del húmero, de las vértebras, de la cadera, del fémur distal, de tres costillas a la vez y de la tibia proximal.

Hoy sabemos que, al menos las fracturas de la cadera y las vértebras (lo que se denomina aplastamiento vertebral), provocan un exceso de la mortalidad de un 20% en las personas que las han sufrido, independientemente de su edad y sexo. Este exceso de la mortalidad se tiene en cuenta desde los tres meses a los 10 años siguientes después de la fractura.

Entre los factores de riesgo, una densidad mineral ósea débil sólo explica el 30% de las fracturas. Cuando la DMO es normal, la causa sería la calidad del hueso. Por el momento, existe un análisis que permite determinar la DMO aunque la herramienta necesaria para evaluar la arquitectura del hueso se está estudiando todavía, señala la Dra. Briot.

Fracturas severas: recomendaciones del GRIO

Estos preocupantes elementos han llevado al grupo de estudio GRIO, así como a la Sociedad Francesa de Reumatología y otras asociaciones, a proponer una actualización de las recomendaciones de seguimiento y tratamiento terapéutico de la osteoporosis post-menopáusica, insistiendo sobre todo en la necesidad de poner en marcha un tratamiento contra la osteoporosis en caso de fractura severa. "Para poder reducir el riesgo de recaída, el seguimiento resulta imprescindible después de una fractura severa. El 100% de los pacientes que han tenido una fractura severa deberían hacerse la prueba de la osteoporosis, sin embargo sólo un 20% se la hacen hoy en día”, indica la Dra. Briot.

Varios motivos pueden explicar esta ausencia de tratamiento, continúa la especialista. Sobre todo de parte de los pacientes. “Las pacientes no le dan importancia ya que creen que, al ser personas mayores, las fracturas tras una caída son normales”. Sin embargo, los médicos también son responsables. "Los ortopédicos consideran que son los médicos de familia los que deben poner en marcha el tratamiento. Sin embargo, los médicos de familia consideran que su carga de trabajo es muy grande, que no siempre pueden saberlo, que las consultan duran tan sólo 5 minutos y en ellas hay que abordar temas como el colesterol, la tensión, etc.” explica la reumatóloga.

Según ella, "el único medio de que la osteoporosis se detecte y se trate depende de la creación de sistemas de detección después de una caída, como en el caso del hospital Cochin (Paris)". Estos sistemas existen ya en Inglaterra donde su relación coste-eficacia ha sido demostrada.

Fracturas severas: es necesario un tratamiento contra la osteoporosis

En marzo de  2012, el GRIO publicó las nuevas recomendaciones de seguimiento para las mujeres que hayan sufrido una fractura severa. El grupo de expertos recomienda así que debe iniciarse un tratamiento contra la osteoporosis, sin medida previa de la densidad mineral ósea, cuando la fractura no se debe a un traumatismo. Por el contrario, en caso de duda, se recomienda realizar esta medida.

En las pacientes que sufren dolores de espalda, atribuidos, de manera errónea, a la artrosis los expertos recomiendan  buscar una fractura vertebral mediante una radiografía o una VFA (morfometría vertebral), una técnica que todavía no se realiza muy a menudo. La búsqueda de una fractura vertebral también ha de ser sistemática en mujeres con enfermedades crónicas que predisponen al riesgo de fracturas vertebrales (como cánceres con metástasis en el hueso), en aquellas con antecedentes de este tipo de fracturas y en las que presenten una pérdida de altura significativa.

A día de hoy, los tratamientos se basan en dos mecanismos de acción:

-  El bloqueo de la reabsorción ósea. Tres tipos de moléculas producen esta acción: 

  • Los SERMS (moduladores selectivos de los receptores de estrógenos) entre ellos el Raloxifeno (contraindicado en las fracturas no vertebrales) ;
  • Los bisfosfonatos, que se presentan en varias formas: oral (Alendronato y Risedronato), intravenosa (ácido zoledrónico, que se administra una vez al año, e Ibandronato);
  • El denosumab obtuvo la autorización de la Agencia Europea del Medicamento (EMEA) en 2011. La administración de este anticuerpo monoclonal se realiza mediante una inyección subcutánea cada seis meses. Los estudios han demostrado una buena eficacia y una buena tolerancia en las pacientes.

- La estimulación de la formación ósea. Se trata esencialmente de fragmentos de parathormona. Se trata de la teriparatida (Forsteo).

El ranelato de estroncio (Protelos®) presenta un mecanismo de acción dual: aumenta la formación ósea y limita la reabsorción. Protagonista de una gran polémica en 2011, este medicamento de los laboratorios Servier ha sido analizado de nuevo y los resultados son tranquilizadores, según indica la Dra. Briot.

"Si tenemos en cuenta las contraindicaciones de cada uno de los tratamientos, llegamos a la conclusión de que hay pacientes para los que no existe tratamiento" lamenta la reumatóloga que espera el desarrollo de una nueva clase terapéutica.

El 15% de los hombres afectados por la osteoporosis

Aunque el GRIO no tenga en cuenta la osteoporosis masculina en su publicación, este organismo recomienda "para los hombres con fractura severa, una actitud semejante a la recomendada en la osteoporosis post-menopáusica". Contrariamente a lo que la mayoría piensa, las mujeres no son las únicas víctimas de la osteoporosis: un 15% de los hombres mayores de 50 años, estarían afectados. Y, al igual que las mujeres, la aparición de fracturas severas está asociada a un exceso de la mortalidad.

La prevención de la osteoporosis se basa en las medidas no medicamentosas: aportes de calcio (1200 mg al día), una cantidad suficiente de vitamina D, la práctica de una actividad física, una vida sana…

A. Pelletier

Fuentes:

- Entrevista con la Dra. Karine Broit, reumatóloga del hospital Cochin (París) durante un almuerzo de prensa organizado el 4 de octubre de 2012 por el GRIO.
- Actualización 2012 de las recomendaciones francesas del tratamiento medicamentoso de la osteoporosis postmenopáusica. Revista de reumatismo.

Otros contenidos del dosier: Osteoporosis

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test