Psoriasis, consejos para cuidar la piel en invierno

Va llegando el invierno y te abrigas contra el frío. Con la piel debes hacer lo mismo, protegerla de las bajas temperaturas.

Psoriasis y sequedad de la piel, una relación estrecha

Los picores, síntoma casi cotidiano de las personas con psoriasis, parecen agudizarse en invierno, porque el frío reseca la piel. Un encuesta inglesa1 realizada a cerca de 101 pacientes en el año 2000 mostró que un 80% de los entrevistados achacaba los picores a la sequedad cutánea; otros factores responsables del prurito que mencionaron fueron el estrés (55%) y la transpiración (65%). El calor intenso, que también causa sequedad en la piel, fue la causa esgrimida por el 81% de los encuestados.

La psoriasis es responsable de la deshidratación cutánea. La epidermis afectada se renueva mucha más rápidamente, lo que favorece la sequedad de la piel. Otro estudio2, realizado a cerca de 70 pacientes surcoreanos, ha demostrado que el grado de sequedad de las lesiones psoriásicas puede tener correlación con la gravedad global de la enfermedad.

Finalmente, algunos tratamientos específicos para combatir la psoriasis (tratamiento queratolítico, por ejemplo), resecan la piel. De manera que, ¡ojo!

La sequedad cutánea global (relacionada con el frío, con la contaminación, etc.) y la que guarda relación directa con la psoriasis o sus tratamiento son factores agravantes de la enfermedad que es necesario prevenir por medio de una hidratación eficaz y regular.

Cinco consejos simples para hidratar la piel

  1. Protégete del frío eficazmente. Abrígate bien, pero cuidado con la lana, en fricción con la piel puede irritarla. Utiliza camisetas de algodón o cualquier otra fibra para evitar que la lana entre en contacto directo con la piel.
  2. En casa, no pongas la calefacción al máximo. Si al levantarte tienes las mucosas secas posiblemente necesites humidificar el ambiente. Puedes comprarte un humidificador o, si prefieres, pon un barreño de agua debajo del radiador del dormitorio.
  3. Evita ducharte demasiado. Hay pocas cosas tan relajantes y reconfortantes como un baño caliente después del trabajo. Sin embargo, el baño de inmersión seca la piel más que una ducha. En realidad, el agua demasiado caliente o demasiado fría seca la piel más que el agua templada. De manera que te aconsejamos que pases el menor tiempo posible sumergida en el agua (lo cual también es válido para la piscina, sobre todo en invierno); de hecho, lo ideal es ducharse cada dos días, con un jabón neutro. Sécate sin frotar y asegúrate de no dejar ninguna zona húmeda (la parte posterior de las orejas, por ejemplo).
  4. Utiliza cremas hidratantes para la cara y el cuerpo. Después de ducharte y antes de salir a la calle, embadúrnate de crema. Elige productos simples, hipoalergénicos y sin perfume. El uso de cremas y leches hidratantes es especialmente importante para los niños y las mujeres embarazadas, que no pueden utilizar la mayoría de los productos indicados para la psoriasis.
  5. En la montaña, no olvides ponerte protector solar. El frío impone una buena hidratación y, aunque no haya sol, es igualmente importante protegerse contra los rayos UV, sobre todo si se padece psoriasis en la cara. El sol en la montaña, a menudo muy intenso por la reverberación que produce la nieve, aumenta la sequedad de la piel y los picores.

Un caso particular: el cuero cabelludo. En efecto, el frío es beneficioso para los picores relacionados con la psoriasis del cuero cabelludo, mientras que el calor empeora los síntomas. Sin embargo, dado que la sequedad cutánea es motivo de picores, resulta interesante hidratarlo regularmente con un champú emoliente, afín de que se reblandezcan las placas y disminuya el prurito.

La sequedad es un gran enemigo de la piel, más aún de la que padece psoriasis. De manera que, en invierno, hidrátala bien.

Dr. J. P. Rivière

Fuentes:

1 British Journal of Dermatology, volume 143 Issue 5 Page 969 - Novembre 20007

2 Clinical & Experimental Dermatology, Volume 27 Issue 2 Page 147 - March 2002

Otros contenidos del dosier: Psoriasis

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test