Alto a la tuberculosis: ¿es posible erradicarla para 2035?

Si bien la tasa de mortalidad de esta patología se ha reducido en un 45% en el último cuarto de siglo, la tuberculosis es la enfermedad infecciosa que más muertes causa después del sida.

La OMS advierte que cada año la contraen casi nueve millones de personas en todo el mundo, lo que supone 125 casos por cada 100.000 personas. Esta organización puso en marcha en 2014 la estrategia Alto a la Tuberculosis para erradicar esta enfermedad para 2035, lo que de acuerdo con los estándares de esta misma organización, la dolencia debe reducirse hasta los 10 casos por cada 100.000 habitantes.

Ningún país está libre de tuberculosis

El sudeste asiático y algunos focos del Pacífico occidental concentran más de la mitad de los nuevos casos, entre los que China e India suponen un importante porcentaje. No obstante, de acuerdo con las autoridades sanitarias, ningún país está a día de hoy totalmente libre de esta enfermedad.

En Europa, de acuerdo con datos del Centro Europeo de Control de Enfermedades (ECDC), la dolencia está retrocediendo a un ritmo medio de un 6% anual. De hecho el programa diseñado por la OMS incluye una primera fase en la que se apunta a eliminar la dolencia de 33 territorios en los que hay baja incidencia, 21 de los cuales son europeos.

España fuera del objetivo contra la enfermedad

En España la tuberculosis desciende a un ritmo menor que en el resto de Europa –un 4%– y se registran 6.000 casos cada año. Su alta incidencia supone que no aparezca entre los países incluidos en el objetivo de 2035.

Combatir la tuberculosis es más difícil dado que los expertos calculan que en torno a un 40% de los casos no están notificados. Casi la mitad de los nuevos casos en España se producen entre la población inmigrante, especialmente aquellos que viven en condiciones de hacinamiento, no porque lleguen infectados al territorio español sino porque contraen la dolencia en nuestro país.

Ceuta y Melilla se han convertido en las dos principales zonas de riesgo en el territorio español. Las instituciones reclaman programas de control a nivel nacional con el objetivo sea monitorizar y disminuir la incidencia cada año.

Tratamiento y detección de la tuberculosis

Existe un tratamiento antibiótico combinado para tratar la enfermedad con éxito. El problema es que es relativamente complejo de seguir y caro: la medicación diaria necesaria cuesta más de 120 euros, una cifra que se aleja de las posibilidades de gran parte de la población mundial.

Si bien es cierto que la enfermedad se está reduciendo a un ritmo de un 1,5% anual. Sin embargo, la realidad es que la población mundial crece a un ritmo muy superior, de ahí el aumento en número total de casos.

De los nueve millones de personas que, según estima la OMS, han contraído la enfermedad en 2013, alrededor de tres millones están fuera de los circuitos de asistencia, así que no tienen acceso al tratamiento y, en muchos casos, tampoco al diagnóstico.

Falta de compromiso ante la tuberculosis

Los expertos también reprochan la falta de recursos para hacer frente a la enfermedad. La OMS calcula que cada año serían necesarios 6.000 millones de euros para dar respuesta completa a la tuberculosis y, sin embargo, hay un déficit de cerca de 1.500 millones anuales. La escasez de recursos económicos ha provocado, por ejemplo, que de los 136.000 casos detectados en 2013 de tuberculosis extremadamente resistente (inmune a más fármacos que la multirresistente), sólo 97.000 iniciaron el tratamiento.

La organización asegura que hay cinco grandes deficiencias que entorpecen la lucha contra la enfermedad: la falta de acceso a las pruebas de resistencia a los medicamentos, el aumento del número de personas con la variante multirresistente que no recibe tratamiento, el uso continuado de modelos anticuados y costosos, el acceso limitado a los prometedores medicamentos nuevos y reutilizados y la escasez de fondos.

Tuberculosis multirresistente

Según el informe, se detectaron 480.000 casos de este tipo a nivel mundial, con epidemias especialmente graves en Europa del Este y Asia central. Sólo uno de cada tres pacientes son diagnosticados de la variante de resistente a los medicamentos y sólo uno de cada cinco recibe el tratamiento adecuado. Médicos Sin Fronteras (MSF) presentó un estudio en ocho países que pone de manifiesto que una estrategia desfasada está ocasionando “una crisis de salud pública mundial”.

Según esta organización, en algunos países más de un tercio de los nuevos infectados tienen esta variante resistente. Tradicionalmente, esta dolencia aparece en enfermos que habían sufrido tuberculosis y no se habían tratado adecuadamente, de forma que los fármacos tradicionales dejaban de hacer efecto y se requerían dosis más altas, más costosas, durante más tiempo, y con más efectos secundarios.

Fuentes:

Estrategia Fin a la TB, Organización Mundial de la Salud
Sociedad Respiratoria Europea
Out of Step 2015 Médicos sin Fronteras
Centro Europeo de Enfermedades

Comentarios

Artículos destacados

Las causas de la halitosis matutina
Las causas de la halitosis matutina

No falla, cada mañana te levantas con mal aliento. ¿Por qué nos despertamos con mal aliento? ¿De dónde proviene esa...

El por qué de la fiebre
Comida basura después de salir de copas
Síntomas y remedios para el "jet lag"
Sangrados en la menopausia: qué los causa
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test