Verrugas: ¿qué tratamientos resultan eficaces?

Aplicación de productos químicos, tratamientos físicos basados en el frío (crioterapia) o en la luz (tratamiento fotodinámico, láseres)... los tratamientos contra las verrugas son numerosos y variados. Sin embargo, su eficacia no siempre es convincente y lo demuestra el hecho de que se producen numerosas recaídas.
Los autores británicos han intentado aclararlo un poco. A continuación, sus resultados comentados por el Pr. Chosidow del Hospital de la Pitié-Salpétrière de París.

¡Cincuenta estudios revisados!

Sigue siendo difícil determinar la eficacia de los tratamientos, en primer lugar porque las verrugas pueden desaparecer por sí solas gracias a la acción del sistema inmunitario y, en segundo lugar, por la falta de trabajos de evaluación realmente serios. Además, determinados tratamientos presentan el inconveniente de que provocan fenómenos de irritación, cuya magnitud se desconoce.

Con el objetivo de evaluar el perfil de eficacia y tolerancia de los diferentes tratamientos locales propuestos para curar las verrugas, algunos especialistas británicos han analizado los datos de todos los estudios científicos publicados sobre este tema. En total, se han analizado 50 estudios.

Estudios de calidad dudosa…

Los resultados confirman sin ambigüedad la necesidad de mejorar la investigación clínica en este ámbito:

  • Se ha comprobado que cuarenta y uno de los cincuenta estudios incluidos presentaban una calidad mediocre.
  • Del total, siete presentaban una calidad intermedia.
  • Mientras que sólo dos estudios clínicos pudieron considerarse como satisfactorios.

Estos tristes resultados no sorprenden demasiado al Pr. Olivier Chosidow, profesor de terapéutica y dermatología en el Hospital de la Pitié-Salpetrière de París. “En efecto, a pesar de la gran frecuencia de las enfermedades cutáneas y sus grandes repercusiones en la calidad de vida, la dermatología sigue sin considerarse una prioridad en la sanidad pública”, explica este especialista, y “por ello, faltan recursos económicos para realizar estudios clínicos serios. Sin embargo, con esta falta de estudios, resulta difícil llegar a conclusiones científicas y es que, no obstante, la medicina moderna se basa en las pruebas”.

¡Golpe de frío a la crioterapia!

A pesar de su falta de referencias, los autores consideran que los tratamientos locales más convincentes son aquellos que contienen ácido salicílico. La administración de estos tratamientos consigue que las verrugas desaparezcan en el 75% de los casos (en comparación con el 48% de los que reciben placebo). Otra ventaja es que, en general, estos productos se toleran bien. Se comportan como un queratolítico, es decir, liberan la piel de las capas superficiales.

En cambio, el interés de la crioterapia, es decir, el frío, no parece tan evidente. Por una parte, no está previsto que los estudios comparativos con placebo demuestren la actividad, y por otra parte, los resultados de dos estudios comparativos sugieren que esta técnica sólo resulta eficaz para los preparados locales basados en ácido salicílico, que son más fáciles de utilizar.

Para el Pr. Olivier Chosidow, los preparados de ácido salicílico constituyen desde hace tiempo un tratamiento de referencia cuya eficacia ya no debe demostrarse. Este tratamiento puede que también sea un poco menos doloroso que la crioterapia.

Sin embargo, este especialista también indica que la crioterapia es "si tenemos en cuenta la experiencia de los médicos, un tratamiento muy eficaz que parece intervenir más rápidamente que los preparados queratolíticos.” Pero esta opinión no puede ser considerada como un fundamento en los estudios científicos de calidad.

Recomendaciones de los científicos ingleses

Por otra parte, los científicos ingleses recomiendan en menor medida el dinitroclorobenceno, una sustancia que podría reforzar la inmunidad local y que podría presentar una eficacia interesante en casos de verrugas (tasa de curación del 80% en comparación con el 38% del placebo).

Sin embargo, el Pr. Chosidow subraya que este producto, que resulta muy irritante para la piel, hoy en día ya prácticamente no se utiliza en Francia, puesto que los dermatólogos consideran que produce más efectos secundarios que ventajas. Y es verdad que los autores británicos mismos aconsejan, por motivos de seguridad, restringir su uso a los especialistas experimentados.

Resulta difícil aclarar la cuestión de la fotodinámica

Cabe destacar que las inyecciones de bleomicina o interferón en el interior de las lesiones, practicadas por determinados dermatólogos, ya no cuentan con el respaldo de los especialistas británicos.

La multitud de métodos utilizados ya no permite aportar una respuesta en relación a la eficacia del tratamiento de fotodinámica. Esta técnica, actualmente en pleno desarrollo, consiste en aplicar en la piel un producto que fotosensibiliza antes de exponerla a la luz.

Por último, los autores critican la ausencia de estudios científicamente válidos relativos a la podofilina, la escisión por raspado o el empleo de láseres pulsados…

Por consiguiente, si tenéis verrugas, recordad que los tratamientos locales que contienen ácido salicílico son los únicos cuya eficacia ha sido probada.

Dra. C. Tutin

Otros contenidos del dosier: Verrugas

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test