Aloe vera

Nombre científico:Aloe vera, Aloe barbadensis
Nombre común: aloe vera, sábila o zábila.
Nombre inglés:Aloe vera
Clasificación botánica: familia de las liliáceas (Liliaceae)
Formas y preparaciones: gel, leche, zumo, cápsulas, loción, crema, bebida

Propiedades medicinales del aloe vera

Uso interno

  • Efecto hipoglucémico (descenso del índice glucémico en sangre) e hipocolesterolemiante (niveles bajos de lípidos): control de la diabetes 2 y de la hipercolesterolemia.
  • Problemas gastrointestinales:estreñimiento puntual y flatulencias.
  • Efecto antioxidante: actúa contra el envejecimiento celular.
  • Otros: eficaz contra la fatiga crónica, la candidiasis y la periodontitis. Su gel minimiza los riesgos de infección y contiene propiedades nutricionales superiores.

Uso externo

Alivio de las afecciones de la piel: acné, eccema, psoriasis, quemaduras, forúnculos y picores. Efectos analgésicos leves: dolores articulares, musculares y neurálgicos.

Indicaciones terapéuticas frecuentes

Para calmar los problemas gastrointestinales y la piel deshidratada, irritada o seca.

Indicaciones terapéuticas demostradas

Para el tratamiento de la diabetes, por su efecto hipoglucémico, y para el tratamiento del síndrome de colon irritable y del estreñimiento crónico.

Historia del uso del Aloe vera en fitoterapia

El Aloe vera sería originario de África y de algunas islas del océano Índico. Su gel ya se utilizaba en Grecia y Egipto para curar problemas cutáneos y de estreñimiento. Para algunos historiadores, fueron los españoles los que importaron las primeras plantas de aloe de América, en torno al siglo XVI. En 1820 se mencionó el aloe vera en la farmacopea oficial de los Estados Unidos y, en 1935, un grupo de médicos norteamericanos recurrieron a él para tratar quemaduras producidas por la exposición a los rayos X. A partir de ese momento el interés por esta planta de múltiples virtudes no dejó de crecer en todo el mundo.

Descripción botánica del Aloe vera

Planta de la familia de las liliáceas, como el espárrago, el tulipán, el lirio, la cebolla, el ajo y la cebolleta, el aloe forma parte de las monocotiledóneas. La planta mide unos 70 centímetros de alto, sus raíces son poco profundas y está constituida de un número variable de hojas carnosas de forma triangular y puntiaguda en las extremidades. Pequeñas espinas de color amarillo pálido suelen aparecer alrededor de las hojas. Su flor, amarilla clara, se presenta en las astas en forma de trompeta; en cuanto al fruto, es capsular. El gel es viscoso y de color verde pálido y se extrae de la pulpa de las hojas, el látex, en cambio, se obtiene justo debajo de la piel de la planta y es de color amarillo. El aloe crece en tierras calcáreas y arenosas, en una atmósfera cálida y más bien seca. Se cultiva industrialmente en Estados Unidos, el Caribe, Filipinas y México.

Composición del Aloe vera

Partes utilizadas del Aloe vera

El gel y el látex se utilizan en fitoterapia y en naturoterapia; en dermatología y en cosmetología solo se usa el gel.

Principios activos del Aloe vera

Derivados antracénicos de la savia: aloína, aloe emodina, aloinosidos e hidroxyaloínos.

Mono y polisacáridos: celulosa, manosa, glucosa, aldopentosa y L-ramnosa.

Aminoácidos: ácidos aspártico, isoleucina, hidroxiprolina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, valina, leucina (aminoácidos esenciales) y prolina, serina, tirosina, ácido glutámico, alanina, arginina, cistina, glicina, histidina (aminoácidos secundarios). Vitaminas: A, B1, B2, B3, B6, B9, B12 y PP.

Elementos minerales: calcio, cobre, cromo, litio, hierro, manganeso, magnesio, fósforo, sodio, potasio, zinc. Enzimas: catalasa, amilasa, lipasa, celulasa, oxidasa, fosfatasa

Otros elementos: aloenina, aloesina, ácido cinámico, resistanol, lignina, ácido crisofánico, saponinas, ácidos volátiles y colina.

Uso y posología del Aloe vera

Dosificación

En gel, el aloe vera debe aplicarse en capas finas y directamente en la piel.

En zumo, la dosis máxima es 50 ml diarios.

En cápsulas, la posología recomendada es de 200 a 300 mg por día.

Precauciones de uso del Aloe vera

Es mejor elegir marcas que no contengan aloína. También conviene evitar las exposiciones solares tras la aplicación del gel en la piel, dado que puede producir fotosensibilidad.

Contraindicaciones

El consumo del látex no se recomienda a las mujeres embarazadas, a los niños pequeños ni a las personas con síndrome de colon irritable, úlceras o problemas cardiacos o renales. Es ineficaz cuando se aplica en lesiones infectadas.

Efectos indeseables

Consumido en dosis altas y durante un tiempo prolongado, el látex del aloe puede provocar dolores abdominales y diarrea.

Interacciones con plantas medicinales o complementos

El gel y el látex no deben emplearse al mismo tiempo que otras plantas laxantes, con efecto hipoglucémico o hipocolesterolemiante.

Interacciones con medicamentos

Hay que evitar consumir el látex o el gel en bebida al mismo tiempo que se toman medicamentos con efectos laxantes o que hacen bajar los niveles de azúcar y de colesterol.

Opinión médica

Virtudes reconocidas

El aloe vera es un aliado de la nutrición: 24 de los 200 elementos que lo componen están considerados como nutrientes importantes para la salud (aminoácidos, vitaminas, minerales, mono y polisacáridos y enzimas). La presencia de colina contribuye al control del colesterol, permite un buen funcionamiento del hígado y participa en el proceso de memorización. Al aloe es particularmente útil para prevenir o luchar contra el estreñimiento.

El gel del aloe mejora el estado de las pieles poco maduras, ya que contiene propiedades de estimulación biogénica. Multiplica por siete u ocho la producción de fibroplastos, que crean el colágeno humano. Hidratante y emoliente, suaviza la piel irritada, seca o con quemaduras superficiales.

Advertencia

Es importante respetar la posología cuando se ingiera aloe. En caso de duda es mejor consultar con el médico o con el farmacéutico.

Investigación científica sobre el Aloe vera

Las últimas investigaciones científicas sobre el gel y las cremas a base de aloe vera se han llevado a cabo en el campo de la dermatología. Su eficacia en el tratamiento de la gingivitis no ha podido confirmarse. Existen ensayos clínicos que estudian los posibles beneficios de la planta en la diabetes, el estreñimiento crónico y el herpes genital. Según algunos resultados, un producto tópico con un 0,5 % de extracto de aloe vera sería más eficaz que el placebo en el tratamiento de las lesiones causadas por herpes genital.

Otros contenidos del dosier: Guía de plantas medicinales

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test