Hipérico

Nombre científico:Hypericum perforatum

Nombre común: hipérico, hipericón, hipérico oficinal, hierba de San Juan o corazoncillo.
Nombre inglés:balm of warrior, St John's wort, touch and deal, tipton's weed, rosin rose, goatweed, chase-devil, klamath weed
Clasificación botánica: clusiáceas o hipericáceas (Clusiaceae ou Hypericaceae)
Formas y preparados: infusiones, tinturas madre, extractos fluidos, polvos, nebulizantes, píldoras, aceites esenciales, extractos estandarizados, cataplasmas y cremas.

Propiedades medicinales del hipérico

Uso interno

Propiedades astringentes, antisépticas, analgésicas, antiinflamatorias, antiespasmódicas, sedantes, ansiolíticas, antidepresivas, antioxidantes y antivirales.

Uso externo

Cicatrizante, antiséptico, analgésico y antiinflamatorio

Indicaciones terapéuticas frecuentes

Tratamiento de las depresiones leves o estacionales, los problemas psicosomáticos, la ansiedad y la agitación nerviosa. Mejora la calidad del sueño y ayuda a combatir el insomnio y el estrés. Puede utilizarse para calmar problemas obsesivo-compulsivos y  atenúa los dolores musculares tales como las agujetas y las neuralgias. Es útil en el tratamiento de las contusiones, en la cicatrización de heridas y de quemaduras de primer grado.

Otras indicaciones terapéuticas demostradas

Reducción de los sofocos, las palpitaciones y de otros síntomas vinculados a la menopausia y el síndrome premenstrual. Calma el dolor de muelas.

Historia del uso del hipérico en fitoterapia

Antiguamente se creía que el hipérico ahuyentaba los malos espíritus, motivo por el cual se empleaba en rituales de magia blanca. Comenzó a utilizarse como antídoto contra la melancolía hace casi 2500 años, así como para curar heridas, infecciones y quemaduras.

Descripción botánica del hipérico

Se trata de una planta herbácea que puede alcanzar los 90 centímetros de altura y que busca la luz y los lugares secos. El tallo es de color rojizo y cuenta con un par de hojas ovaladas que, a su vez, poseen cientos de pequeñísimos agujeros. Estos, que tan solo se perciben cuando las hojas se ponen a contraluz, son órganos glandulares que contienen aceites esenciales. Las flores son amarillas, poseen cinco pétalos y desprenden un ligero perfume a incienso. Las flores y el tallo, al ser triturados,  liberan una sustancia roja. El fruto, por su parte, es una cápsula que se abre en tres partes.

Composición del hipérico

Partes utilizadas del hipérico

En fitoterapia se utilizan los cogollos y las hojas jóvenes.

Principios activos del hipérico

Hipericina (sustancia contenida en las flores y las yemas que normaliza los neurotransmisores que intervienen en el cambio de humor), hiperforina, taninos, aceite esencial, resina blanda, ácidos fenólicos, flavonoides, xantona (que actúa como sedante antidepresivo).

En las hojas y el tallo: flavonoides, antioxidantes y antiespasmódicos.

Uso y posología del hipérico

Dosificación

Para evitar problemas gástricos se recomienda tomar los preparados de hipérico con las comidas. Los efectos antidepresivos aparecen transcurridas entre dos y cuatro semanas. Antes de iniciar un tratamiento de este tipo es necesario hablar con el médico.

  • En extracto líquido: entre 1 y 2 ml tres veces al día para tratar los dolores neurálgicos, las heridas de las manos y las quemaduras de primer y segundo grado.
  • En extracto estandarizado sólido: 300 mg tres veces al día
  • En extracto estandarizado líquido: entre 0,5 y 0,9 ml tres veces al día
  • Tintura madre: entre 3 y 6 ml tres veces al día para los problemas de sueño o el síndrome premenstrual. Para la depresión leve es posible tomar hasta 50 gotas de tintura madre tres veces al día.

Preparaciones que pueden hacerse en casa:

  • Infusión: poner entre dos y cuatro hojas secas en 150 ml de agua hirviendo durante 5 a 10 minutos. Beber tres veces al día para luchar contra el insomnio.
  • Aceite de hipérico: para hacer masajes y cataplasmas que cicatricen las heridas y calmen las quemaduras, utilizar una parte de planta seca por diez de aceite de oliva. Aplicar la preparación en las lesiones entre una y tres veces al día. Utilizar como aceite de masaje para calmar agujetas y neuralgias.

En los niños de entre 6 y 12 años las dosis deben dividirse a la mitad.

Precauciones de uso del hipérico

Los tratamientos a base de hipérico no deben interrumpirse súbitamente, sino que conviene reducir las dosis progresivamente.

Contraindicaciones

Las personas que sufren trastorno bipolar no deben utilizar hipérico. Tampoco las mujeres embarazadas, las que dan el pecho o los menores de seis años. Las exposiciones solares durante un tratamiento con hipérico están contraindicadas, dado que la planta puede producir fotosensibilidad. También está contraindicada en personas con problemas de fertilidad, déficit de atención con hiperactividad o depresión grave, así como en los pacientes con esquizofrenia o alzhéimer.

Efectos indeseables

El hipérico tiene pocos efectos indeseables cuando se consume respetando las dosis recomendadas. Aun así, puede producir fotosensibilidad más o menos aguda, problemas digestivos leves, sensación de fatiga, problemas de sueño y, aunque raros, casos de alergia cutánea y sequedad bucal.

Interacciones con otras plantas medicinales o complementos

Se desaconseja consumir hipérico con ginkgo, valeriana, espino blanco o pasiflora. Tampoco debe consumirse sin consentimiento médico al mismo tiempo que complementos alimentarios tales como el 5-HT o la SAM-e.

Interacciones con medicamentos

El hipérico no debe utilizarse si se toman anticonceptivos orales ni medicamentos como la antivitamina K, la ciclosporina, la digoxina, la teofilina, la carbamazepina, la fenitoína, los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina y los antimigrañosos de la familia de los triptanos; tampoco durante un tratamiento contra el VIH.

Opinión médica

Virtudes reconocidas

El hipérico es beneficioso en el tratamiento de la depresión y la ansiedad leves y el insomnio. No produce acostumbramiento pero tiene numerosas interacciones farmacológicas. Si sigue algún tratamiento no consuma hipérico sin el consentimiento de su médico.

Advertencia

El hipérico presenta un riesgo elevado de interacción con otras plantas, complementos o medicamentos, por lo que se recomienda fuertemente consultar con el médico antes de iniciar un tratamiento a base de esta planta.

Investigación científica sobre el hipérico

Actualmente se desarrollan numerosas investigaciones sobre el uso del hipérico, tanto en Europa como en Estados Unidos. El objetivo que persiguen es encontrar una molécula original y activa a partir del estudio de todos sus compuestos.

Otros contenidos del dosier: Guía de plantas medicinales

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test