Menta

Nombre científico: Mentha
Nombre común: menta
Nombres ingleses:mentha, mint
Clasificación botánica: familia de las limáceas (Lamiaceae)
Formas y preparaciones: secado, comprimidos, pastillas, caramelos, aceites, pomadas, lociones, infusiones, tinturas, decocciones

Propiedades medicinales de la menta

Uso interno

Problemas digestivos: eficaz en caso de estreñimiento o diarreas. Problemas urinarios: efecto diurético. Tos y resfriado: calmante.

Uso externo

Analgésico: dolores articulares, musculares y dolores de cabeza. Problemas respiratorios: eficaz contra afecciones parecidas a la bronquitis. Contra las enfermedades cutáneas: alivia el escozor que provocan las picaduras de insectos y animales y previene la formación de ampollas.

Indicaciones terapéuticas más habituales

Problemas digestivos (digestión difícil, gases, flatulencias), inflamación del sistema respiratorio, dolores articulares, musculares o dolores de cabeza. Picores cutáneos o infección bucal.

Otras indicaciones terapéuticas demostradas

Prevención de inflamaciones cutáneas de cualquier tipo, incluso un eccema. Estimula la producción de jugos digestivos y de la vesícula biliar. Es eficaz cuando se sufren episodios de gastroenteritis y contra dolores neurálgicos. También tiene efectos tonificantes.

Historia del uso de la menta en fitoterapia

La menta es una de las plantas medicinales más conocidas. Varios arqueólogos encontraron hojas de menta en el interior de tumbas egipcias. Griegos y romanos ya utilizaban esta planta para aliviar el dolor o purgar enfermedades. La menta, que cayó en el olvido en Occidente, no entró a formar parte de la farmacopea tradicional hasta el siglo XVIII. Desde entonces, ha sido una de las plantas más utilizadas por la industria farmacéutica. El mentol también es un clásico de las estanterías de cualquier farmacia. También podemos encontrar menta en infinidad de caramelos, jarabes o como ingrediente para mejorar el sabor de varios medicamentos.

Descripción botánica de la menta

La menta es una planta muy aromática que puede alcanzar los 80 cm de altura. Pertenece a la familia de las lamiáceas. La variedad más utilizada en fitoterapia es la menta picante. Presenta una estructura estratificada y con tallos cuadrados. Es de un color verde intenso y se recoge de forma anual. Se siembra en primavera y se recolecta en verano. Crece en Europa, Asia y Norteamérica.

Composición de la menta

Partes utilizadas

La fitoterapia utiliza, sobre todo, la parte aérea de la planta. Para infecciones como la gastroenteritis, se puede aprovechar toda la planta.

Principios activos

El aceite esencial representa el 1,5% de la planta. Los compuestos más utilizados son el mentol (entre el 35 y el 55%) y la mentona (entre el 10 y el 40%).

La preparación de menta permite obtener flavonoides (luteolina, mentósido),  y también fenoles y triterpenos. La planta contiene encimas (oxidasas y peroxidasas), vitamina C y ácidos diversos (caféico, clorhídrico, ferúlico, fumárico).

Uso y posología de la menta

Dosificación

La menta suele encontrarse en forma de preparaciones industriales o artesanales. Hay pastillas, lociones, cremas a base de mentol, tintura o aceites esenciales. Para estos últimos, es preferible tomar entre 2 o 4 gotas al día. Para la tintura (con un 45%), la dosis es de entre 2 y 5 ml al día.

Para preparaciones caseras:

  • En infusión: una cucharada de hojas para 150 ml de agua caliente. Para un litro, añadir 15 gr de hojas. Se deja hervir durante 10 minutos. Se aconseja tomar entre 3 y 4 tazas al día.
  • En gargarismos: 50 gr de hojas secas por un litro de agua. Se deja hervir durante 10 minutos.

Precauciones de uso de la menta

En uso interno, no se recomienda administrar menta a niños menores de 5 años. En cuanto al aceite esencial, su uso siempre debe ir acompañado de una receta médica. Es importante saber que se desaconseja a niños menores de 12 años y a mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. Para uso externo, hay que comprobar que la piel no presente lesiones o inflamaciones. Hay que evitar aplicarlo en zonas muy cercanas a las vías respiratorias ya que puede provocar espasmos.

Contraindicaciones

Las personas que padezcan vesícula biliar no deben consumir menta, ni tampoco los pacientes que hayan sufrido problemas hepáticos graves. Y lo mismo para las personas con hipertensión.

Efectos secundarios

En uso interno y en dosis altas, la menta puede provocar problemas intestinales y cefaleas. También se corre el riesgo de sufrir hipertensión o incluso de morir por su acción en el bulbo raquídeo.

Interacciones con otras plantas medicinales o complementos

No se conoce ninguna interacción.

Interacciones con medicamentos

Uno de los peligros que presenta la menta es que limita los efectos de ciertos medicamentos para el corazón (bloqueantes cálcicos). También bloquea la eliminación de toda una gama de medicamentos.

Opinión médica

Propiedades reconocidas

La menta es una planta eficaz para luchar contra las flatulencias o intestino irritable. También es famosa porque, si se inhala, alivia episodios de tos o catarros. Si se utiliza por vía cutánea, permite reducir los dolores musculares y de cabeza, además de calmar escozores, picaduras de mosquito, eccemas, etc.

Advertencias

Aunque una infusión de menta no presenta, a priori, ningún peligro (salvo en un niño de menos de 4 años, el uso de aceites esenciales se debe hacer con precaución y siguiendo siempre las recomendaciones de un médico. Si se usa sobre la piel, el aceite esencial debe diluirse en otro aceite vegetal para evitar riesgo de “quemaduras”.

Investigación científica sobre la menta

La menta es una de las plantas medicinales más utilizadas y, por lo tanto, estudiadas. Sin embargo, las investigaciones que se llevan a cabo hoy en día pretenden demostrar su efectividad para calmar problemas intestinales y sus efectos diuréticos. Otros estudios, en cambio, pretenden entender la causa exacta de su interacción con la mayoría de medicamentos.

Fuentes:

Dr Jörg Grünwald, Christof Jänicke. Guide de la phytothérapie. Editions Marabout 2007.
European Scientific Cooperativeon Phytotherapy (ESCOP).
Agence nationale du médicament et des produits de santé (ANSM). Liste A des plantes médicinales utilisées traditionnellement. Pharmacopée 2012.
Agence nationale du médicament et des produits de santé (ANSM). Liste des médicaments de
médication officinale à base de plantes, 2012.
Plantes médicinales et médicaments à base de plantes. Le journal de l'Ordre national des
pharmaciens, No 4, juin 2011.
Encyclopédie des plantes médicinales, identification, médications, soins. Editions Larousse. 1997.

Otros contenidos del dosier: Guía de plantas medicinales

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test