Conocer mejor el inconsciente

Los poetas suelen encontrar su inspiración en el inconsciente, los psicólogos insisten en que todos deberíamos tratar de descubrirlo… El inconsciente, ese misterio que nos persigue, puede ser una traba que impide nuestro desarrollo y, al mismo tiempo, nuestro aliado más poderoso. Y es que “en el inconsciente se encuentra todo lo que nos molesta, todo lo que rechazamos y escondemos pero también el divino tesoro de nuestro potencial”, recuerda el psicoanalista Saverio Tomasella. Por definición, el inconsciente despierta todo lo que no es consciente y que, por lo tanto, nos queda por descubrir.

¿Cómo se manifiesta el inconsciente?

¡En los sueños! Ahí es donde en realidad reside el inconsciente. En su tratado de los sueños, Hipócrates, el padre de la medicina moderna (460 a 460 a.C) insiste en la importancia del contenido onírico para determinar un síntoma. Más tarde, ya en 1899, el famoso psicoanalista Freud impone su teoría sobre el inconsciente con la publicación de Die Traumdeutung. En la obra, Freud milita a favor de una actividad creadora inconsciente. Según él, el hombre forma deseos e impulsos que, puesto que la consciencia no los acepta, quedan rechazados. Esa energía queda almacenada y el individuo debe evacuarla para así aliviar una tensión psíquica. Ante la hipótesis de que los sueños se alimentan de los conflictos de la infancia, Carl Jung considera que el sueño es una vía de acceso al inconsciente individual que, a su vez, permite acceder al seno de un inconsciente colectivo.

El inconsciente, el lugar donde guardamos todas nuestras inhibiciones

El inconsciente, que a menudo suele relacionarse con algo sombrío, esconde nuestros impulsos, nuestros deseos más inconfesables, nuestras angustias más profundas y nuestros traumas. De ahí que, en general, nos mostremos reticentes a ahondar en él. Sin embargo, ignorarlo tampoco es lo ideal; el inconsciente tratará de manifestarse, casi siempre sin que te des cuenta, tal y como señala nuestro experto: “Los lapsus, los olvidos, los actos fallidos, las repeticiones desaventuradas… No son más que mensajes que envía el inconsciente para recordarnos ciertas cosas”.

Por ejemplo, puedes estar molesto, o enfadado, sin saber realmente el por qué: en ese caso, sin lugar a dudas, es el inconsciente el que está moviendo los hilos. “Puede tratarse de un recuerdo que se ha despertado por algún acontecimiento que has vivido”, explica Saverio Tomasella. Los lapsus también son muy típicos. Esa palabra que, en un momento determinado, no nos sale indica un pensamiento o un deseo que ignoramos por completo y que pretende salir a la luz. Los actos fallidos también entrarían en esta categoría. Los supervivientes de catástrofes aéreas o ferroviarias así lo demuestran. Algo ocurrió, algo sintieron, para, al final, decidir no subirse a ese avión o a ese tren. ¡Lo sabían, pero no eran conscientes de ello!

¿Cómo funciona el inconsciente?

Por condensación: La condensación es la amalgama o fusión de realidades bien distintas (épocas, lugares, personas, situaciones, ideas) que se han asociado por una convergencia o un parecido inconsciente.

Ejemplo: En un sueño, Freud señala que la palabra botánica condensa varias realidades: un profesor, cuyo nombre significa “jardinero”, una “mujer floreciente”, una paciente llamada Flora, una joven “a quien su marido había olvidado llevarle flores”, la flor favorita de su esposa, un recuerdo de Italia, etc.1

Por desplazamiento. El desplazamiento consiste en substituir un elemento importante (época, lugar, persona, situación) por otro (de menos valor) porque el inconsciente ha establecido una relación entre ambos.

Ejemplo: Annie ve pasar un coche rojo y, de pronto, le invade la tristeza… Su padre, que murió hace un año, también conducía un vehículo rojo. Así pues, la tristeza de la pérdida de su padre se desplaza al color del coche.

Por conversión. Lo que no se puede expresar mediante la palabra, se manifiesta mediante el cuerpo.

Ejemplo: A Sonia le duele la tripa antes de ir al colegio. No es capaz de expresar claramente el motivo por el que no quiere ir, así que su deseo de quedarse en casa se manifiesta en su cuerpo.

El inconsciente, nuestro aliado más preciado

Puesto que el inconsciente es la base del psicoanálisis y de otras terapias, es imprescindible ahondar en él para conocerse mejor, vivir mejor y sentirse libre. “También contiene todos nuestros recursos, nuestros tesoros y también nuestros secretos”, recuerda nuestro experto. Al construir una barrera, por miedo a descubrir todo lo que nos perturba, corremos el riesgo de dejar que nos influencie. ¿Cómo? Pues repitiendo varios actos cuyo sentido se nos escapa y, por lo tanto, los vivimos como una fatalidad. En cambio, si le prestamos atención nos permitirá liberarnos de esos esquemas inconscientes que nos dictan cómo comportarnos sin que nos demos cuenta y descubrir así nuestro yo más profundo y auténtico, ese yo que no conocemos, además de otras conminaciones propias de la educación y de la sociedad.

Cedemos a la tentación y nos conformamos para no disgustarnos. Así pues, desde muy jóvenes, nos esforzamos por reducir los fragmentos de información que poseemos. No debemos olvidar que somos mucho más de lo que creemos. “Nuestro inconsciente nos recuerda que tenemos una vida interior increíblemente rica y que solo la luz de la consciencia nos podrá mostrar nuestros posibles horizontes”, concluye Saverio Tomasella.

¡Abrirse a los posibles horizontes!

El campo de las nuevas terapias, entre las que la hipnosis eriksoniana es la más conocida, y las prácticas de meditación para alcanzar la consciencia plena contribuyen a descubrir nuestro increíble potencial, que todavía yace enterrado en nuestro inconsciente. Sin duda, es el territorio más hermoso que nos queda por explorar en nuestro interior.

Catherine Maillard

Fuentes

  1. La interpretación de los sueños, Capítulo VI, "El trabajo del sueño", S. Freud.

Otros contenidos del dosier: Salud mental

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test