Consejos indumentarios para una mejor higiene íntima

El equilibrio vaginal es frágil, pero algunas recomendaciones sobre el uso de la ropa interior pueden prevenir los desequilibrios en la zona y, en consecuencia, evitar las infecciones y las irritaciones.

Cuidado con la fricción y la maceración

La fricción, la humedad y la maceración son los tres peores enemigos de la zona vaginal, ya que crean un ambiente favorable para el desarrollo de las bacterias y los hongos responsables de las infecciones. Por ello, es conveniente evitar las prendas muy ajustadas y usar ropa interior de seda o algodón. La ropa interior sintética como el nylon y la lycra favorece la maceración y por lo tanto la proliferación de gérmenes. Si haces natación, no te dejes el bañador húmedo puesto mucho tiempo, esto potencia la aparición de las micosis. Después de hacer deporte es aconsejable cambiarse la ropa interior; y si existe la posibilidad de ducharse inmediatamente después del ejercicio físico, aún mejor. Cuando termines, no olvides secarte bien para evitar la humedad en la zona.

Ropa interior limpia

Para que la ropa interior no se convierta en un nido de microbios, evita dejarla por el suelo. Lo óptimo es lavarla por separado y a una temperatura alta, cercana a los 60 °C. Esto permite erradicar los hongos y las bacterias más resistentes. Asimismo, elige detergentes suaves y no alérgenos. Y nunca utilices la ropa de alguien cuyos hábitos higiénicos no sean rigurosos.

Sarah Laîné

Otros contenidos del dosier: Higiene íntima

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test