Tratamientos médicos durante la menopausia

Una vez analizados los resultados se prescribe, si no hay contraindicación, el tratamiento con aceptación de la mujer. Es conveniente una revisión a los seis meses para evaluar los resultados y efectos secundarios.

Tratamiento hormonal sustitutivo

El objetivo del tratamiento hormonal sustitutivo (THS) tiene como fundamento sustituir el déficit hormonal ovárico. Se han utilizado estrógenos, progesterona y andrógenos. El THS se ha demostrado altamente eficaz en la prevención y el tratamiento de la osteoporosis y la cardiopatía isquémica, y es sumamente útil para mejorar los síntomas menopáusicos a corto y medio plazo.
El tratamiento deberá iniciarse cuando se presente la sintomatología y debe mantenerse mientras el beneficio obtenido por la mujer sea superior al riesgo potencial que pueda derivarse de su administración.

Estrógenos

Hay varios tipos de estrógenos:
Estradiol. Más potente que el estriol y que la estrona, es el estrógeno natural producido por el ovario; se aplica por diferentes vías:

  • Vía oral: es la vía más empleada.
  • Vía percutánea: en forma de gel o crema.
  • Parches trasdérmicos: los parches de estrógenos naturales han demostrado su eficacia clínica sobre los síntomas menopáusicos.
  • Implantes subcutáneos: son poco utilizados.
  • Cremas vaginales: sólo mejoran los síntomas ocasionados por la atrofia vaginal.

Estriol. Es un estrógeno débil. La vía de administración más utilizada es la vaginal.
Estrógenos sintéticos. Los estrógenos sintéticos son demasiado potentes para una terapia hormonal sustitutiva. El más utilizado durante la premenopausia es el etinilestradiol.

Gestágenos

Aunque hay muchos más tipos de gestágenos, son dos los más importantes: Progesterona natural. Debido a la escasa utilidad clínica de la progesterona natural, por su pobre absorción y su rápida metabolización, se emplea la progesterona micronizada. Se suele administrar por vía oral.
Gestágenos sintéticos. El acetato de medroxiprogesterona es el gestágeno más utilizado en el THS. Se absorbe muy rápidamente por vía oral. Otros son el acetato de cipopterona, la medrogesterona, etcétera.

Andrógenos

Se asocian a los estrógenos y tienen un efecto muy favorable sobre los problemas relacionados con la sexualidad, el estado de ánimo, las depresiones, la caída de cabello y las cefaleas o migrañas existentes.

Gonadomiméticos

Los gonadomiméticos son sustancias capaces de realizar, simultáneamente, las acciones de todas las hormonas sexuales. Por tanto tienen capacidad de actuar como estrógenos, gestágenos y andrógenos, aunque con distinto nivel de actividad.
Actualmente sólo se dispone de la tibolona. Su utilidad clínica radica en que es capaz de corregir síntomas climatéricos tales como sofocos, depresión, insomnio etc. Además también previene a largo plazo la enfermedad cardiovascular y la osteoporosis. Se administra por vía oral.

Otros tratamientos

Existen otras alternativas a los tratamientos hormonales sustitutivos, y los más importantes son los SERM, las calcitoninas, los difosfonatos y los fitoestrógenos.

Serm

Los SERM (Moduladores Selectivos de los Receptores Estrogénicos) son sustancias que ejercen su acción uniéndose específicamente en el mismo lugar que lo hacen los estrógenos, los llamados receptores, aunque en algunos órganos no tienen los efectos de los estrógenos. No son hormonas ni derivados hormonales, y los más utilizados son el tamoxifeno y el raloxifeno.

Calcitoninas

La calcitonina es una hormona de procedencia tiroidea. En la clínica se utilizan las obtenidas del salmón y de la anguila, ya que son veinte veces más potentes que la humana. Disminuye la actividad de los osteoclastos (células destructoras de hueso) y se aplican preferentemente por nebulización nasal, solas o asociadas al THS.

Difosfonatos

En los últimos años han sido muy utilizados en mujeres que por densitometría presentan una gran pérdida de masa ósea. Se administran por vía oral y los más empleados son el etidronato y el alendronato sódico.

Fitoestrógenos

Los fitoestrógenos son sustancias de origen vegetal que se encuentran principalmente en la soja. El más importante es la isoflavona, que tiene una acción similar a los estrógenos, pero al ser más débil y más corta que ellos, hace necesaria su administración fraccionada en sendas tomas de mañana y tarde.
Diferentes estudios han demostrado su efecto positivo en el descenso de los sofocos, en el perfil lipídico (disminución de los niveles de LDL colesterol) y en la prevención de la pérdida de masa ósea al inhibir la reabsorción del hueso. Por el contrario, carece de efectos negativos en el útero y en la mama.

Otras terapias naturales

Terapias naturales o alternativas como acupuntura, quiropraxia, naturopatía, reflexología, aromaterapia y homeopatía no han demostrado evidencia científica alguna de que sean altamente eficaces para la sintomatología de la menopausia y todo lo que ésta comporta, pero sí es cierto que este tipo de tratamientos ayuda a la mujer de forma psicológica, hace que los síntomas sean más llevaderos y que su calidad de vida mejore.
Pero es importante estar bien informada por medio de un especialista acerca de todas las consecuencias que comporta la menopausia. Después de analizar el estado de salud de las pacientes, el médico podrá aconsejar sobre cuál es el tipo de tratamiento que mejor se adecua al perfil de cada mujer, si necesita medicación, si se pueden emplear estos tratamientos naturales (que en ningún momento van a ser perjudiciales) y cuáles de ellos.

Otros contenidos del dosier: Menopausia

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test