Dismenorrea

Es importante diferenciar entre dismenorrea primaria o secundaria, ya que el tratamiento será distinto. La dismenorrea primaria se define como dolor durante la menstruación, con ausencia de alteraciones orgánicas que lo justifiquen; en la dismenorrea secundaria, por el contrario, el dolor menstrual está relacionado con alteraciones orgánicas, casi siempre del aparato genital.

Dismenorrea primaria

Suele aparecer en la adolescencia, generalmente entre uno y tres años después de la primera regla (menarquia), coincidiendo con el inicio de los ciclos ovulatorios (menstruaciones precedidas por la ovulación). Con el paso del tiempo y tras los partos suele disminuir e, incluso, desaparecer.
Se caracteriza por un dolor en la parte alta del pubis que comienza entre una a cuatro horas antes de iniciarse el sangrado menstrual y que dura entre 24 y 48 horas. Con frecuencia, el dolor irradia hacia los riñones y las piernas y, en más de la mitad de los casos, se acompaña de otros síntomas como náuseas y vómitos, cansancio, diarrea y dolor de cabeza.
Parece ser que el dolor se produce por el incremento de unas sustancias hormonales, llamadas prostaglandinas, que provocan contracciones muy intensas de la musculatura del útero.
El diagnóstico se realiza en función de la historia clínica y de la mejoría con el tratamiento; si no se cumple este último requisito, es preciso sospechar que se trata de una dismenorrea secundaria.
Dependiendo de las preferencias de la mujer, el tratamiento se puede realizar con anticonceptivos orales, que frenan la ovulación, y/o con antiinflamatorios, que inhiben la función de las prostaglandinas. Los antiinflamatorios se administran cuando se inician los síntomas y se mantienen mientras éstos duran. El tratamiento preventivo no se ha demostrado eficaz.

Dismenorrea secundaria

A diferencia de la dismenorrea primaria, suele aparecer después de los 20 años.
Las causas que la producen con mayor frecuencia son la endometriosis (enfermedad caracterizada por la presencia de tejido endometrial, propio del útero, en otras localizaciones como ovario, trompas, etc.) y la enfermedad inflamatoria pélvica (alteraciones inflamatorias e infecciosas que afectan a los órganos genitales). Existen otras causas menos frecuentes que son: síndrome de Rokitansky (enfermedad caracterizada por la total o parcial ausencia de vagina y un útero rudimentario), himen sin perforar, adherencias en la pelvis secundarias a intervenciones quirúrgicas abdominales y, muy raramente, a la existencia de pólipos en la matriz.
Habitualmente el dolor aparece días antes del inicio de la menstruación y se prolonga durante gran parte del ciclo.
Se sospechará de dismenorrea secundaria ante las siguientes circunstancias:

  • Cuando el dolor menstrual aparezca en la primera menstruación (como ya se ha comentado, en los primeros ciclos no se ovula y una condición para que la dismenorrea sea primaria es que los ciclos sean ovulatorios).
  • Cuando la mujer use como método anticonceptivo un DIU (dispositivo intrauterino).
  • Si los ciclos son irregulares.
  • Cuando el dolor menstrual se presente después de los 25 años.
  • Cuando una mujer diagnosticada de dismenorrea primaria no responda al tratamiento.

La historia clínica y la exploración permitirán el diagnóstico. El tratamiento más adecuado será el específico del factor causante del dolor. Así pues, la endometriosis se tratará extirpando los quistes endometriósicos; en el caso de que sea una enfermedad inflamatoria pélvica, se administrarán antibióticos y antiinflamatorios; en las portadoras de DIU, el tratamiento con antiinflamatorios puede ser eficaz y evitar su retirada, etc.

Otros contenidos del dosier: Menstruación

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test