El debate: ¿Es necesario tener la regla?

En realidad, cuando se lanzó dicha píldora, ya existían otro tipo de anticonceptivos como la inyección de progesterona que reducían el número de reglas a 4 anuales y desde la invención de la píldora combinada millones de mujeres la habían utilizado para cambiar su ciclo o suprimirlo totalmente.

Parte de la comunidad médica defiende que el ciclo menstrual es un proceso natural necesario para salud femenina y confirma a la mujer que está sana y puede concebir. Lo cierto es que los expertos no tienen claras las consecuencias a largo plazo de suprimir la menstruación.

Los defensores de la idea de que la regla no es necesaria apuntan a que la mayoría de las mujeres tiene problemas ginecológicos; dolores menstruales, quistes, endometriosis… que podrían ser evitados controlando este ciclo menstrual o suprimiéndolo por completo ya que en esos casos la menstruación tiene más consecuencias negativas que positivas. Además se defiende que el uso continuado de anticonceptivos hormonales permitirá evitar por completo los embarazos no deseados, que son un problema grave para muchos países.

La “falsa regla” de la píldora

Los anticonceptivos hormonales como la píldora, el anillo y el parche engañan al cuerpo proporcionándole las hormonas que produce durante la ovulación para así inhibir el proceso natural. En la semana de descanso baja el nivel de estas hormonas y el cuerpo entiende que la ovulación ha terminado y debe sangrar para deshacerse del ovulo no fecundado. Así se produce un sangrado que no se puede llamar menstruación ya que no hay ovulo del que deshacerse.

Entonces, ¿para qué sirve este sangrado? Lo cierto es que cuando se inventó la píldora se dejó esa semana de descanso para que las mujeres siguieran teniendo un sangrado mensual y el choque psicológico no fuese tan grande. Los médicos defensores de la supresión de la regla aseguran que la función de esta “regla falsa” es sólo psicológica y que se puede prescindir de ella sin problemas para la salud.

Por otro lado, expertos puntualizan que aunque no hay ovulación, sí que hay cierto engrosamiento del endometrio y renovación de los tejidos del mismo durante ese sangrado y que esa irrigación y cambio en la zona lo mantiene sano.

¿Cuántas reglas son necesarias?

En la prehistoria las mujeres tenían 50 menstruaciones o menos a lo largo de su vida y hace unos años, cuando el índice de natalidad era mucho mayor y las mujeres encadenaban embarazo, lactancia y otro embarazo, se tenían unos 150 periodos. Actualmente, el número llega a 480 en toda la vida.

Los que defienden la supresión de la regla opinan que si durante tanto tiempo las mujeres tenían muchas menos menstruaciones durante su vida y eso no afectaba a su salud o su fertilidad, no hay razón para que actualmente se tengan que soportar las incomodidades de la un periodo cada mes.

Lo cierto es que la desaparición de la regla durante el embarazo y la lactancia no es igual que la supresión con los anticonceptivos y la diferencia está en el cambio hormonal que recibe el aparato reproductor. Embarazada y lactando hay un movimiento de hormonas que mantiene el útero y el endometrio en funcionamiento, cuando se toman anticonceptivos hormonales los ovarios no funcionan pero hay ciertos cambios hormonales en la semana de descanso. Los expertos que están en contra de esta medida aseguran que no se sabe exactamente el efecto a largo plazo de esa supresión hormonal y podría tener consecuencias negativas.

El fin de las reglas dolorosas

En general se tiene una relación amor-odio con la menstruación. Muchas mujeres la ven como un recuerdo natural de que están sanas y pueden reproducirse pero muchas otras sufren menstruaciones dolorosas, migrañas, depresión, quistes ováricos, abundantes hemorragias… y preferirían no tener la regla tan a menudo.

El dolor y las incomodidades durante la regla pueden ser tan intensos que la mujer no puede moverse de la cama, impidiendo que acuda al trabajo o a clase. No son pocos los casos de mujeres que han perdido su trabajo porque cada mes tenían que perder una semana. En esos casos la supresión de la regla puede ser el alivio que esperaban.

Además, eliminando el ciclo menstrual también se detiene la actividad de los ovarios y el endometrio, evitando problemas como los quistes o la endometriosis.

De momento, está en cada persona decidir si le compensa suprimir la regla o tener menos menstruaciones al año. Pero siempre consultando con su ginecólogo ya que el uso de anticonceptivos hormonales es necesario para el control de los ciclos.

Otros contenidos del dosier: Menstruación

Comentarios

Artículos destacados

¿Quién puede acceder al historial clínico?
¿Quién puede acceder al historial clínico?

La gestión de los datos médicos supone, al mismo tiempo, un desafío y una poderosa herramienta en la sanidad actual. La...

Consultas médicas online: ¿es posible?
¿Miedo a ir al médico?
Cómo aceptar el dolor crónico
¿Qué es la TRH?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test