Piernas pesadas: ¿Cómo mejorar la circulación sanguínea en el trabajo?

¿Trabajar es salud? Depende de las condiciones. En ciertos trabajos los trastornos venosos son endémicos: los padecen hasta el 80 % de las personas.

El trabajo: un factor disparador

Permanecer muchas horas de pie no se adapta a la fisiología humana, ya que en esta posición se dificulta el retorno de la sangre de los capilares venosos hacia el corazón. Varios estudios1 lo han puesto de manifiesto.

"Hoy sabemos que los trastornos venosos no se deben únicamente al envejecimiento sino también y sobre todo al hecho de pasar mucho tiempo realizando trabajos antiergonómicos", explica el doctor Ange Mezzadri, doctor adscrito al departamento de Medicina interna del Hospital Saint-Louis, de París. Incluso se puede cifrar el porcentaje del rol que juega el medio ambiente en la aparición de la insuficiencia venosa: estar de pie por largos periodos o en un ambiente cálido es 75 % responsable de este problema, mientras que solo la cuarta parte restante está vinculada a la persona (que tenga sobrepeso, sea hereditariamente vulnerable, etcétera.)

El trabajo ya no se considera un factor agravante de la insuficiencia venosa sino un factor desencadenante, "incluso si la enfermedad es el resultado de la combinación del tipo de trabajo y las características de la persona ", señala el doctor Mezzadri. Y advierte: "No hay que minimizar el problema, ya que si algunas de estas insuficiencias no se abordan rápidamente pueden ser causa de aislamiento social".

Protección colectiva

Los resultados de un estudio francés2 realizado con más de mil mujeres no dan ninguna razón para ser optimistas. Cuando se les preguntó sobre la posibilidad de cambiar la ergonomía de sus condiciones de trabajo, 91,1 % respondió que esto solo sería viable cambiando de trabajo, y apenas 1 % de las encuestadas respondió que tenía la posibilidad de hacerlo. El 19,9 % de las mujeres con problemas venosos contestó que este trastorno era un gran obstáculo en su vida profesional.

Idealmente, cuando se diseña una máquina se debería pensar en su ergonomía. Muchas máquinas obligan a los trabajadores a operarlas de pie, cuando en ocasiones no es necesario. Permanecer de pie no significa que se trabaje más o mejor. Testigo de esto son los relojeros. En cuanto a los dependientes, nos enfrentamos con un prejuicio extendido: un vendedor sentado no parece que trabaje. ¿Y si cambiáramos la mentalidad?

Prevención individual

Para activar la circulación de la sangre se puede actuar en dos niveles. En primer lugar es posible reducir los factores agravantes como el exceso de peso, el desequilibrio hormonal o la ropa apretada, especialmente en el vientre y las piernas. En segundo lugar se pueden favorecer las actividades que promueven el retorno venoso, como caminar, montar en bicicleta o adoptar posturas correctas.

En el trabajo se puede practicar la gimnasia vascular que tonifica los músculos posturales que dan apoyo a las venas. Si se está sentado, se pueden trabajar los músculos aductores juntando las rodillas y tratando de separarlas con las manos mientras se ofrece resistencia. Otro ejercicio es presionar el muslo contra el plano inferior del escritorio, aguantar 30 segundos y cambiar de pierna.

Si se está de pie, subirse a un escalón o un libro grueso y hacer movimientos de flexión y extensión durante tres minutos. Y, por supuesto, se trabaje sentado o de pie, hay que caminar siempre que se pueda.

Más allá de estos ejercicios, no hay que dudar en hablar acerca de los trastornos circulatorios con el médico. Existen tratamientos flebotónicos que mejoran el tono de las paredes venosas. El doctor también podría aconsejar el uso de medias de compresión.

Dra. B. Blonde

1 - Sobaszek A., Frimat P., Tiberguent A., Domont A., Chevallier H., Catilina P. Insuffisance veineuse des membres inférieurs et conditions de travail. (La insuficiencia venosa de los miembros inferiores y las condiciones laborales)  Phlebology 1998 ; 13 : 133-41.
2-Allaert FA, Verrieres JL, Urbinelli R. Conséquences médico-sociales de l'insuffisance veineuse diurne et nocturne sur la vie quotidienne des femmes. (Las consecuencias médicas y sociales de la insuficiencia  venosa diurna y nocturna en la vida cotidiana de las mujeres). Angéiologie 1998 ; 50(4) : 55-61.

Otros contenidos del dosier: Tratar las varices

Comentarios

Artículos destacados

Cómo sobrellevar el dolor crónico
Cómo sobrellevar el dolor crónico

El 20% de la población mundial padece algún grado de dolor crónico. Aunque la eliminación de las molestias y sus causas...

10 antirronquidos naturales
Tipos y causas de la obesidad
Lesiones de rodilla más comunes
¿Qué son las moscas volantes oculares?
¿Sufres alergia?

Estornudas, te sientes cansado/a, te hablan de bronquitis, de traqueítis… ¿Y si tuvieras alergia?

Hacer otros Test